Es noticia
Menú
La extorsión se suma a la esclavitud en el país donde se jugará el Mundial 2022
  1. Deportes
  2. Fútbol
QATAR SIGUE EN EL PUNTO DE MIRA

La extorsión se suma a la esclavitud en el país donde se jugará el Mundial 2022

En este caso, el perjudicado ha sido el francés Zahir Belounis. Tras denunciar a su equipo por impagos, se ha quedado retenido sin poder salir de Qatar

Foto:

El Mundial de Qatar sigue generando muchas dudas. Según pasan las semanas, los escándalos relacionados con el país que debe albergar el próximo campeonato de 2022 continúan creciendo. La FIFA está convencida, en su afán expansionista por llevar el balompié a todos los rincones del mundo, que la elección es más que adecuada. Pero las noticias que llegan desde el país de Oriente Medio generan muchas dudas. La última, el caso de un futbolista que está retenido contra su voluntad por reclamar 18 meses de impago en su salario a un club qatarí.

Por desgracia, no es la únicanoticia que ha llegado últimamente del país asiáticoque tieneque ver con el trato denigrante recibido por un extranjero. En este caso, el perjudicado ha sido el francés Zahir Belounis. El jugador ha denunciado a su equipo, El Jaish, después de dos años de impagos, lo que le ha complicado la existencia en Qatar. Dicha denuncia no sólo no ha prosperado, sino que le ha convertido en cautivo: hasta que no retire la denuncia, no podrán abandonar el país ni él ni su familia. ABelounis ya casi no le quedan ahorros, y sabe que su situación está empezando a ser límite.

“Lo he perdido todo. Estoy luchando solo contra el sistema, y muchas veces me invaden pensamientos pesimistas. Todo el dinero que me deben es para el futuro de mis hijos, pero no me lo van a dar”, aseguraba el jugador al diario británico The Independent. Belounis no podrá marcharse de Qatar, salvo que decida retirar su denuncia. Incluso el presidente francés,François Hollande, ha intentado mediar para conseguir que regrese al país galo, pero las autoridades qataríes se niegan a negociar. Así es el país donde se jugará el próximo Mundial de 2022, donde los mínimos democráticos brillan por su ausencia. Aunque lo que sí sobra es dinero.

placeholder

El 2 de diciembre de 2010, Qatar era elegido como la sede del Mundial que se celebrará en 2022. En un principio, su elección parecía entrar dentro de la normalidad, en especial después de la elección de Rusia como sede de 2018 y la aparición en escena de ese acuerdo tácito de la rotación continental. Después de la elección del país europeo, que el campeonato posterior se jugara en otro continente parecía lógico, más teniendo en cuenta el exotismo de Qatar, un país emergente que se ha convertido en uno de los más ricos del mundo.

En pleno período de liberalización y modernización, la visión que hay desde el exterior de Qatar es la de un país árabe en crecimiento, donde el lujo y el poder adquisitivo de sus habitantes nada tiene que envidiar a cualquier estado europeo. Sus importantes reservas de petróleo y de gas natural -es la tercera del mundo- son el gran motor de su economía, que permiten que Qatar tenga el PIB per cápita más alto del mundo. Sin embargo, las riquezas no sirven para ocultar las dudas que está empezando a generar como sede mundialista.

Los primeros contratiempos comenzaron tras valorar los problemas que generarían las altas temperaturas que tiene el verano qatarí. Con más de 42 grados de media en verano, las soluciones que se han tratado de buscar han sido diversas. La primera que se valoró fue la posibilidad de enfriar los estadios. El arquitecto español Marc Fenwick se encargó de diseñar un sistema para refrigerar los campos, tanto en la grada como en el terreno de juego. Incluso se estudió generar frío en las zonas habilitadas para los aficionados en las calles, aunque la iniciativa no tuvo mucho éxito.

Después de mucho tiempo valorándolo, todo hace indicar que finalmente el Mundial de 2022 se jugará en invierno. De momento no se ha determinado la elección definitiva, que la llevará a cabo en los próximos días la FIFA, pero UEFA, ya ha confirmado que "es imposible jugar en verano". Esto provocaría que la Copa del Mundo tuviera que cambiar las fechas, siendoinvierno el momento preferido, lo que supondría que el Mundial de Qatar se disputaría en un mes nada tradicional para celebrar la gran fiesta del balón.

placeholder

Sospechas de amaños para su elección

Pero la primera gran polémica con respecto al campeonato sería destapada de la mano de la prestigiosa revista France Football. Tal y como informó la publicación gala, Qatar habría sido elegido como sede del Mundial de 2022 por las presiones de Michel Platini. En un dossier de más de 200 páginas queda reflejado cómo varios hombres poderosos de Francia habrían llegado a un acuerdo con miembros qataríes a cambio de rescatar de la ruina al Paris Saint-Germain y conseguir debilitar la potencia mediática deCanal +.

Todo habría comenzado el 23 de noviembre de 2010 después de que hubiera tenido lugar una reunión secreta en el Palacio del Elíseo donde Nicolas Sarkozy -por entonces presidente de Francia- y el máximo mandatario de la UEFA se habrían reunido con el Príncipe Al-Thani y varios miembros más de la realeza qatarí. En este encuentro, ambas partes habrían sentado las bases de un hipotético acuerdo: se encargarían de comprar al PSG, un equipo a la deriva y con grandes problemas económicos, además de la llegada de un canal televisivo potente para tratar de que Canal +, uno de los medios más críticos con la gestión de Sarkozy, perdiera peso mediático.

placeholder

Los derechos de los trabajadores, en entredicho

Pero no es elúnico problema con el que se ha encontrado Qatar. Las obras de construcción para que todo esté listo de cara al Mundial ya han comenzado, y lo han hecho entre polémica. Entre el 4 de junio y el 8 de agosto de este año, la Embajada de Nepal en Qatar -los nepalíes son la principal mano de obra del país- ha registrado un total de 44 fallecimientos entre los trabajadores, por culpa de las paupérrimas condiciones en las que trabajan. Se calcula que si se continúa al mismo ritmo, habrá más de 4.000 fallecidos antes de que dé comienzo la cita mundialista de 2022.

En un reportaje realizado por el periodista Pete Pattisson en The Guardian llamado ‘Los esclavos del Mundial de Qatar’, queda de manifiesto el trato denigrante que sufren los trabajadores: sin límite de horas en el trabajo, sin percibir salario, sin recibir comida y hacinados en barracones. Estos trabajadores están ‘obligados’ a construir todas las instalaciones que albergarán el Mundial, entre las que se encuentran los nueve estadios, un aeropuerto, una línea de tren, 200 kilómetros de carretera y un puente que une Qatar con Bahréin. Todo lujos que relucirán dentro de nueve años cuando el Planeta Fútbol mire a este pequeño país. A ver si para entonces no sólo han mejorado las infraestructuras.

El Mundial de Qatar sigue generando muchas dudas. Según pasan las semanas, los escándalos relacionados con el país que debe albergar el próximo campeonato de 2022 continúan creciendo. La FIFA está convencida, en su afán expansionista por llevar el balompié a todos los rincones del mundo, que la elección es más que adecuada. Pero las noticias que llegan desde el país de Oriente Medio generan muchas dudas. La última, el caso de un futbolista que está retenido contra su voluntad por reclamar 18 meses de impago en su salario a un club qatarí.

El redactor recomienda