Es noticia
Menú
No habrá ningún equipo sevillano en la final del Pizjuán: Betis y Sevilla, eliminados
  1. Deportes
  2. Fútbol
No logran el pase a cuartos

No habrá ningún equipo sevillano en la final del Pizjuán: Betis y Sevilla, eliminados

Los verdiblancos, que iban con la desventaja de la ida, perdieron en el último minuto de la prórroga. Sus vecinos también llegaron al tiempo extra y cayeron ante el West Ham

Foto: Los jugadores del Sevilla, tras ser eliminado en Inglaterra. (EFE/Andy Rain)
Los jugadores del Sevilla, tras ser eliminado en Inglaterra. (EFE/Andy Rain)

Un torbellino de fútbol ofensivo, arrollador y rebosante de confianza pese a sus limitaciones puso fin a la aventura europea esta temporada del Sevilla, que hincó la rodilla en la prórroga ante el West Ham (2-0) en Londres. La vuelta de los octavos de final de la Europa League fue un vibrante choque de estilos entre la verticalidad y la energía de los ingleses frente a la técnica y el ritmo pausado que quiso imprimir el equipo sevillista, más preocupado por defender que por atacar.

Tuvo que ser el ucraniano Andriy Yarmolenko, jaleado por la grada nada más poner el pie en el campo, quien regaló a su país un momento de gloria en sus horas más sombrías. Fue el héroe de una noche histórica para los londinenses el que doblegó con su gol en la prórroga a un Sevilla que presentó digna batalla, aunque nunca pudo igualar la intensidad inglesa.

Desde antes del partido, la excitación era palpable en el este de la capital británica. Para todo un hexacampeón de la competición como el Sevilla el duelo era uno más de los muchos que han jalonado su paso por Europa en los últimos años. Para los locales, en cambio, se trataba del partido de fútbol más importante en la historia del Estadio de Londres, el mismo que acogió los Juegos Olímpicos de 2012 y que aloja a los 'Hammers' desde hace seis años. Hacía más de 40 años que el West Ham no pisaba unos cuartos de final en competición europea.

placeholder Los jugadores del Betis se lamentan tras la derrota. (EFE/Friedeman Vogel)
Los jugadores del Betis se lamentan tras la derrota. (EFE/Friedeman Vogel)

El Betis se ahogó en la orilla

El Betis empató a uno en el campo del Eintracht de Frankfurt y cayó eliminado en los octavos de la Liga Europa por un global de 3-2, tras perder en la ida por 1-2, un partido en el que murió en la orilla. Los verdiblancos forzaron la prórroga en el minuto 90, pero sucumbió en el último suspiro con un gol en propia meta del argentino Guido Rodríguez.

Tras una mala primera mitad, el Betis reaccionó en la segunda y Borja Iglesias llevó la eliminatoria a la prórroga. Sin embargo, en el último instante de este tiempo extra, en el que el gallego pudo sentenciar con un cabezazo al larguero en el 109, los alemanes igualaron en una falta sacada por el serbio Kostic. El balón terminó en un autogol de Guido para acabar con las ilusiones de los béticos.

En este tiempo extra, la igualdad fue máxima, aunque el Betis, que se vio cerca de completar la gesta, pareció crecerse, mejoró mucho con los cambios y llevó más la iniciativa ante un Eintracht que acusó el golpe sufrido cuando ya acariciaba la clasificación. Los alemanes, sin embargo, lograron finalmente el pase a cuartos.

Un torbellino de fútbol ofensivo, arrollador y rebosante de confianza pese a sus limitaciones puso fin a la aventura europea esta temporada del Sevilla, que hincó la rodilla en la prórroga ante el West Ham (2-0) en Londres. La vuelta de los octavos de final de la Europa League fue un vibrante choque de estilos entre la verticalidad y la energía de los ingleses frente a la técnica y el ritmo pausado que quiso imprimir el equipo sevillista, más preocupado por defender que por atacar.

Tuvo que ser el ucraniano Andriy Yarmolenko, jaleado por la grada nada más poner el pie en el campo, quien regaló a su país un momento de gloria en sus horas más sombrías. Fue el héroe de una noche histórica para los londinenses el que doblegó con su gol en la prórroga a un Sevilla que presentó digna batalla, aunque nunca pudo igualar la intensidad inglesa.

Desde antes del partido, la excitación era palpable en el este de la capital británica. Para todo un hexacampeón de la competición como el Sevilla el duelo era uno más de los muchos que han jalonado su paso por Europa en los últimos años. Para los locales, en cambio, se trataba del partido de fútbol más importante en la historia del Estadio de Londres, el mismo que acogió los Juegos Olímpicos de 2012 y que aloja a los 'Hammers' desde hace seis años. Hacía más de 40 años que el West Ham no pisaba unos cuartos de final en competición europea.

Europa League
El redactor recomienda