Es noticia
Menú
El Sevilla, condenado a su torneo fetiche: "El cartel de favorito hay que ganárselo"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Eliminados de la Liga de Campeones

El Sevilla, condenado a su torneo fetiche: "El cartel de favorito hay que ganárselo"

Los sevillistas regresan a la Europa League tras finalizar terceros en el grupo de la Champions. En los últimos 15 años han ganado seis y la final es en el Sánchez Pizjuán

Foto: El Sevilla, durante el partido frente al Salzburgo. (EFE/Christian Bruna)
El Sevilla, durante el partido frente al Salzburgo. (EFE/Christian Bruna)

El Sevilla perdió frente al Salzburgo (1-0) y finalizó su participación en la Champions esta temporada. Aunque es un varapalo abandonar la competición, eso supone el regreso del equipo a su torneo fetiche, la Europa League. En los últimos 15 años, han ganado seis, pero no se han consagrado en la máxima competición continental: sólo han pasado de octavos una vez en su historia, en 1958.

Diego Rodríguez, exjugador del Sevilla (1988-96), analiza la situación del equipo andaluz tras el regreso a la Europa League: "Tampoco se puede hablar de fracaso. El fútbol es así. Si tienes ocasiones y no las materializas… Hay que tener en cuenta que el Sevilla ha tenido muchas bajas, pero hay que jugar con las lesiones. ¿Qué equipo no tiene lesionados? Ahora competirá en la Europa League y el equipo es segundo en Liga. Está siendo una buena temporada".

Los sevillistas son ahora los máximos favoritos para ganar la Europa League. No sólo por su idilio con la competición, también porque son los anfitriones: la final se disputará el 18 de mayo en el Sánchez Pizjuán. "Es una gran oportunidad para el Sevilla porque ha ganado seis. El cartel de favorito, sin embargo, hay que ganárselo en el campo. Para ser campeón, dependes de muchas circunstancias. Por ejemplo, que no se lesionen los jugadores. El equipo va a pelear por el título porque tiene equipo para ello".

placeholder Koundé, tras la eliminación del Sevilla. (EFE/Christian Bruna)
Koundé, tras la eliminación del Sevilla. (EFE/Christian Bruna)

¿Presión o motivación?

Ser los anfitriones es algo que puede suponer una presión o una motivación. El Bayern perdió en su estadio la final de la Champions en 2012, mientras que el Madrid no pasó de octavos en 2010. "No creo ni que el equipo se plantee que la final es en el Pizjuán. Hay que ir paso a paso y recuperarse del palo de la Champions. Pensar ya en la final es imposible. En el fútbol no se puede ir más allá del partido siguiente".

El equipo de Lopetegui ha finalizado tercero en su grupo con seis puntos, por detrás de Lille y Salzburgo. Se antojaba factible la clasificación a octavos con estos rivales, pero no la han conseguido. "A priori, era un grupo bastante asequible, aunque luego han demostrado que eran equipos hábiles. El Sevilla tendría que haber marcado las ocasiones que ha tenido. Si Munir hubiera anotado antes del gol del Salzburgo, el partido hubiera cambiado".

Los terceros de la Champions se enfrentarán a los segundos de grupo de la Europa League. Al haber este año menos equipos por la Conference League, los primeros de la antigua UEFA se clasifican directamente a octavos. Los clubes que proceden de la Liga de Campeones jugarán la ida en casa y la vuelta como visitantes. "Con independencia de ser local o visitante en un partido u otro, el Sevilla está capacitado para pasar. No es un condicionante importante".

placeholder Lopetegui, en la banda. (EFE/Christian Bruna)
Lopetegui, en la banda. (EFE/Christian Bruna)

El bajo nivel de los españoles

Dos de los cinco equipos españoles que han disputado la Champions han acabado en la Europa League. Este dato es significativo y evidencia la pérdida de nivel de LaLiga con respecto al resto de Europa. "En Inglaterra, Alemania… hay un nivel espectacular. La rapidez en el juego de esas ligas es tremenda. En España, en cambio, el fútbol es muy lento y no está a la altura de los mejores de Europa. Deberían tomar alguna decisión en nuestro país porque cada vez se juega menos".

El tiempo de juego en España es el menor de las cinco grandes ligas europeas. En estas temporadas, cualquier contacto se está pitando como infracción, mientras que en otros países los colegiados son más permisivos. Diego coincide: "Tendrían que unificarse los criterios porque se pita diferente respecto a Inglaterra o Alemania. Además, no se facilita la labor del árbitro en España por parte del jugador porque hay mucha simulación. En defensa se va con el hierro y en ataque con la pluma. Eso sí, no se puede evitar el contacto en el fútbol ni que el balón rebote en la mano".

El Sevilla perdió frente al Salzburgo (1-0) y finalizó su participación en la Champions esta temporada. Aunque es un varapalo abandonar la competición, eso supone el regreso del equipo a su torneo fetiche, la Europa League. En los últimos 15 años, han ganado seis, pero no se han consagrado en la máxima competición continental: sólo han pasado de octavos una vez en su historia, en 1958.

Europa League
El redactor recomienda