Es noticia
El fracaso de Mbappé con Francia que le convierte, por números, en el peor delantero de la Eurocopa
  1. Deportes
  2. Fútbol
SOLO UN GOL... Y DE PENALTI

El fracaso de Mbappé con Francia que le convierte, por números, en el peor delantero de la Eurocopa

El francés ha estado muy lejos de su nivel en la Eurocopa, donde solo ha anotado un gol y solo ha dado una asistencia. Una de las estrellas del fútbol mundial ha estado muy apagado

Foto: Kylian Mbappé, tras la eliminación de Francia ante España. (EFE/Alberto Estévez)
Kylian Mbappé, tras la eliminación de Francia ante España. (EFE/Alberto Estévez)

Francia ya está en casa. El conjunto galo, sin duda el gran favorito sobre el papel para ser campeón de la Eurocopa por el potencial de su plantilla, fue eliminado en semifinales por una España que firmó un partido brillante. El equipo nacional maniató a los de Didier Deschamps en todo momento y, pese a ponerse por delante en el marcador, fueron incapaces de lograr el triunfo. En buena parte, por el apagón que ha vivido su gran estrella: Kylian Mbappé.

El delantero del Real Madrid es, sin ningún lugar a dudas, una de las grandes estrellas del fútbol mundial, de esos jugadores que es capaz de cambiar un partido con dos toques. En ocasiones, hay futbolistas que no necesitan tener mucho contacto con el balón para marcar las diferencias, pero Mbappé no es así: al atacante galo le gusta tener la posesión, arrancar desde lejos, dividir al rival y marcar las diferencias. Pero, en esta Eurocopa, ha firmado un torneo para el olvido.

Foto: Yamal celebra a las espaldas de Mbappé. (Reuters/Annegret Hilse)

La Eurocopa de Mbappé no ha sido el mejor torneo que se le recuerda. Empezó mal, con la fractura del tabique nasal tras chocar con el hombro del austriaco Kevin Danso, y no ha mejorado con el paso de los partidos. La máscara le ha dificultado a lo largo del torneo, molestándole con la transpiración, haciéndole perder algo de visión en el disparo e incomodándole por culpa del dolor. Por ello, ante España, decidió retirársela y, aun así, sus prestaciones no mejoraron.

En el partido de semifinales, Mbappé dio una asistencia y solo disparó una vez a portería, en un lanzamiento que no encontró meta con todo a favor. Solo logró un regate, solo ganó un duelo de los seis disputados y perdió el balón hasta en ocho ocasiones. Pero su gran debe son esos intangibles que le hacen marcar las diferencias: poco participativo, apagado, sin chispa y sin dar la sensación de ser un peligro constante, se vio al Mbappé más triste de los últimos años.

Recordemos que, en España, Dani Carvajal era ausencia por su expulsión ante Alemania. Así, a Jesús Navas, muy cerca de cumplir 39 años y con amarilla desde el minuto 14, solo lo desbordó en una ocasión, si bien encontró a Kolo Muani para adelantar a Francia. Después, con el sevillista lesionado, Nacho tuvo que funcionar como parche en el lateral, donde Mbappé no fue capaz de superarlo ni una vez. O, dicho de otra manera, el madridista no encontró la vía de agua en la defensa española.

La tónica de la semifinal fue la misma que la del resto del torneo y los datos hablan claro: es el jugador que más veces ha tirado a portería de la Eurocopa, con 23 disparos, donde solo ha sido capaz de hacer un gol. También el que más veces ha tocado el balón en área contraria, con 34 toques. Y, al mismo tiempo, hasta diez jugadores más que él de su propia selección han tenido más precisión en el pase que él, con un 87,6%. Nula participación para el peso que se le supone.

Apagón de cara a portería

Pero el dato que realmente le desnuda es el siguiente: de los futbolistas que han marcado al menos un gol en el torneo, Mbappé es el delantero con peor efectividad de toda la Eurocopa, con solo un 12,5% de ocasiones que han acabado en gol... teniendo en cuenta que no ha marcado en jugada y que su única diana fue desde los once metros. Los números no mienten: Mbappé ha vivido uno de los peores torneos de su carrera nada más fichar por el Real Madrid.

Solo hay que echar un vistazo a su aportación en el Mundial de Qatar, hace dos años, para ver la diferencia. Allí, Francia fue subcampeona, gracias en buena parte a un Mbappé que anotó 8 goles en 7 partidos. Una fase de grupos después, solo ha marcado uno. En su carrera, solo ha firmado un torneo de selecciones con peores datos, cuando, en la anterior Eurocopa, en 2020 -jugada en 2021 por el covid-, Francia caía en octavos de final sin que el galo viera portería ni una sola vez.

placeholder Mbappé saluda a la grada tras caer eliminado. (EFE/Alberto Estévez)
Mbappé saluda a la grada tras caer eliminado. (EFE/Alberto Estévez)

Mbappé reconocía su fracaso al término del partido: "Al final, en el fútbol, si no marcas cuando tienes situaciones y no metes goles, te vas a casa. No sé si nos faltó mucho, pero sí lo suficiente para no llegar a la final. España jugó mejor que nosotros, así que mereció llegar a la final. Mi ambición era ser campeón de Europa y jugar una buena Eurocopa, pero no hice ni lo uno ni lo otro. Mi torneo ha sido un fracaso", expresaba el delantero blanco tras un doble tropiezo difícil de asumir.

Mbappé, que llegaba a la Eurocopa tras convertirse en nuevo jugador del Real Madrid con ganas de mostrar su calidad, no ha tenido un torneo fácil desde el comienzo, ofreciendo un rendimiento muy pobre para lo que se esperaba de él. Ahora, sabe que el próximo martes será presentado como nuevo jugador blanco y que es el momento de dar pistoletazo de salida a una nueva vida deportiva. Y, sin duda, una nueva oportunidad de reivindicarse con goles, algo que no ha hecho en Alemania.

Francia ya está en casa. El conjunto galo, sin duda el gran favorito sobre el papel para ser campeón de la Eurocopa por el potencial de su plantilla, fue eliminado en semifinales por una España que firmó un partido brillante. El equipo nacional maniató a los de Didier Deschamps en todo momento y, pese a ponerse por delante en el marcador, fueron incapaces de lograr el triunfo. En buena parte, por el apagón que ha vivido su gran estrella: Kylian Mbappé.

Eurocopa Kylian Mbappé
El redactor recomienda