Es noticia
La cura de humildad de Lamine Yamal a Rabiot para acabar con el desprecio de la UEFA a España
  1. Deportes
  2. Fútbol
MVP del partido

La cura de humildad de Lamine Yamal a Rabiot para acabar con el desprecio de la UEFA a España

El joven extremo español de 16 años se vengó de Rabiot de la forma más elegante y cruel posible. El golazo extraordinario de Lamine Yamal cambió la semifinal contra Francia y catapultó la mejor versión de España en la Eurocopa

Foto: El extremo español se escapa de Rabiot antes de marcar un golazo. (EFE/Alberto Estévez)
El extremo español se escapa de Rabiot antes de marcar un golazo. (EFE/Alberto Estévez)

Martes por la tarde, previa de la semifinal entre España y Francia. El centrocampista galo, Adrien Rabiot, atiende a los medios de comunicación y decide intentar amedrentar a un jugador juvenil que está haciendo historia a base de triturar récords de precocidad. "Si Lamine Yamal quiere jugar la final de la Eurocopa, va a tener que demostrar más cosas de las que ha hecho hasta ahora. Puede ser un poco difícil jugar una semifinal así en un gran torneo".

Un día después, las palabras serán una losa para la subcampeona del mundo, que vivirá un auténtico infierno cuando el joven español de 16 años dinamite la semifinal con un gol que ya es historia del deporte español. La Selección Española solo había ido por detrás del marcador 21 minutos en toda la Eurocopa. Eso sí, contra una selección del tercer escalón como Georgia... y se remontó con facilidad tras unos minutos de incertidumbre.

En Múnich el reto iba a ser mucho mayor contra un equipo que solo había encajado un gol en todo el torneo. Las cosas se torcieron en seguida contra Francia con el gol de Kolo Muani, la tarjeta amarilla de Jesús Navas y la descomposición del sistema defensivo, que no lograba llegar a ajustar bien las marcas sobre Kylian Mbappé.

Fue entonces cuando Lamine Yamal frotó la lámpara para inventarse un gol extraordinario. El adolescente del FC Barcelona trenzó una diagonal para dentro, sacó a relucir su cañón en la pierna izquierda y batió a Maignan con un misil imparable. La explosión de júbilo hizo que todo el banquillo español y los jugadores de campo corrieran a abrazarse al futbolista de 16 años, conscientes de la obra de arte que había pintado en el Allianz Arena.

Una humillación legendaria

Rabiot comprendió, ahora sí, el grave error que había cometido. Lamine Yamal se lo había advertido en Instagram con una fotografía acompañada del siguiente texto: "Muévete en silencio y habla solo cuando sea momento de decir jaque mate". En la mismísima cara del gigante francés, Lamine Yamal metió a España de nuevo en el partido cuando peor lo estaba pasando... a base de talento individual en un gol que no existía antes de que él recibiera la pelota. Una venganza perfecta.

El gol abrió su lata particular y lo catapultó definitivamente en la Eurocopa. Después de dar tres asistencias, la última a Dani Olmo contra Alemania, Lamine Yamal anotó y se convirtió en el jugador más precoz en marcar en un torneo continental, con 16 años y 362 días. Un futbolista que no puede votar, conducir ni gestionar su propio dinero, pero que ya decide y gana partidos de máximo nivel. Una bala como Theo Hernández no pudo con él.

placeholder El extremo volvió a sorprender a todos. (EFE/Ronald Wittek)
El extremo volvió a sorprender a todos. (EFE/Ronald Wittek)

La diana de Lamine Yamal cambiaría el destino por completo de la Selección Española y apagaría a Francia, que no tendría respuestas ante el juego de España. Y es que, solamente cuatro minutos después, Dani Olmo conectaría otro derechazo al rostro de la magullada defensa francesa para noquearla. A partir de ahí, el equipo de Luis de la Fuente mandó con tranquilidad e impuso el ritmo que más le convenía ante una Francia inerte y desconectada, donde Griezmann y Mbappé languidecieron.

​La venganza más dulce y fría

Lamine Yamal pudo cerrar el partido con el 3-1 que tuvo en sus botas. Lamentablemente, su disparo salió susurrando el larguero a diez minutos de finalizar el encuentro. Poco después y antes de salir sustituido y llevarse una atronadora ovación, el extremo español realizaría una acción vital para demostrar el fútbol de calle que alberga su bisoño cuerpo: una falta táctica donde había que parar el ataque galo por lo civil o por lo criminal (y por la que vio amarilla).

La intervención defensiva radiografió que la mente futbolística de Lamine Yamal es mayor de lo que dice su DNI. Por último y no menos importante, Lamine Yamal miró a la cámara tras conseguir el gran pase a la final de la Eurocopa de Alemania y mandó un mensaje claro y conciso a Adrien Rabiot. "Habla, habla ahora". Suficiente para que el protagonista que intentó intimidar a un juvenil pagase las consecuencias de buscar sacar del partido al que sería el MVP de la semifinal.

El futbolista español expresaría delante de las cámaras de RTVE el mismo atrevimiento que en el campo: "Muchas gracias, muy feliz por el pase a la final, ahora falta lo más importante que es ganarla. Estábamos en momentos difíciles, no esperabas un gol tan pronto, quería meterla por donde ha entrado y muy feliz. Intento no pensar mucho, disfrutar y ayudar al equipo y si me sale así, feliz y contento por la victoria. Me pido ganar, ganar y ganar, celebraré mi cumpleaños aquí en Alemania con mi equipo".

Al inicio de la Eurocopa, la UEFA publicó un tuit con un cartel donde no había ni rastro de los españoles el día que la competición dio el tiro de salida. Sin embargo, sí que aparecían hasta ocho selecciones distintas y las grandes favoritas: Bélgica, Inglaterra, Alemania, Portugal, Países Bajos, Croacia o Francia, entre otras. También sus futbolistas más famosos. Un desprecio que ahora se le vuelve en contra a la competición, porque España es la selección más divertida y el verdugo de Italia, Croacia, Alemania y Francia y ya está en la gran final. Que pase el siguiente.

Martes por la tarde, previa de la semifinal entre España y Francia. El centrocampista galo, Adrien Rabiot, atiende a los medios de comunicación y decide intentar amedrentar a un jugador juvenil que está haciendo historia a base de triturar récords de precocidad. "Si Lamine Yamal quiere jugar la final de la Eurocopa, va a tener que demostrar más cosas de las que ha hecho hasta ahora. Puede ser un poco difícil jugar una semifinal así en un gran torneo".

Selección Española de Fútbol Eurocopa
El redactor recomienda