El 'daño' de Guardiola a Inglaterra y la verdad del "inmenso cariño" que dice tenerle a España
  1. Deportes
  2. Fútbol
SU INFLUENCIA EN SOUTHGATE Y LUIS ENRIQUE

El 'daño' de Guardiola a Inglaterra y la verdad del "inmenso cariño" que dice tenerle a España

El seleccionador inglés es un admirador de técnico del City y ha intentado trasladar sus ideas a los Three Lions, pero en la final ante Italia se traicionó, algo impensable ya en La Roja

placeholder Foto: Pep Guardiola da instrucciones al central inglés Stones. (REUTERS)
Pep Guardiola da instrucciones al central inglés Stones. (REUTERS)

"Creo que Pep Guardiola ha tenido un gran impacto en el fútbol inglés", confesó Gareth Southgate (Watford, 1970), el técnico que ha llevado a los 'Three Lions' al subcampeonato de la reciente Eurocopa, donde su equipo cayó en una fatídica tanda de penaltis. Paradójicamente, si en la Eurocopa de 1996 fue él quien falló el decisivo lanzamiento en la semifinal contra Alemania, en la final ante Italia disputada también en Wembley se le responsabilizó de elegir mal a los lanzadores, una decisión que le salió cruz lo mismo que podía haberle salida cara y le dejó a las puertas de un título, tras haber caído anteriormente en las semifinales del Mundial 2018 y de la UEFA Nations League 2019. Sin duda, un buen bagaje, aunque el hecho de que Inglaterra siga sin ganar un título 55 años después es una carga demasiado grande.

"El impacto de ver al Barcelona hace unos años fue enorme, también para los jugadores jóvenes. Guardiola ha sido un innovador", añadió Southgate en aquellas declaraciones sobre el actual técnico del Manchester City. Aunque ahí no quedó la interesante reflexión del seleccionador inglés. "Ahora, cuando veo a niños jugando al fútbol, les veo saliendo con el balón jugado desde atrás. No veo a técnicos con las manos en la cabeza diciendo: 'sácala hacia adelante'. Creo que eso es efecto del Barcelona de Guardiola, de Xavi Hernández y de Iniesta", comentó Southgate para dejar clara, no solo su admiración hacia Pep, sino también su influencia.

Foto: Los jugadores de los 'Three Lions' se lamentan tras perder la tanda de penaltis ante Italia. (Reuters)

Como futbolista, Southgate fue un espigado y elegante central, de 1,83, que no jugó en uno de los grandes clubes de la Premier. Lo hizo en el Aston Villa (220 partidos), Middlesbrough (199) y Crystal Palace (89), aunque sí que participó en 57 encuentros con la selección que ahora dirige. Llegó a su banquillo en septiembre de 2016 como una solución temporal, a raíz de la destitución de Sam Allardyce, involucrado en una trama de corrupción en fichajes. Hasta entonces solo había entrenado al Middlesbrough, ya que después fue coordinador de la cantera de la FA (la federación inglesa de fútbol) y técnico de la selección sub 21. Hasta la fecha, suma 57 partidos, curiosamente los mismos que disputó como jugador, con 39 victorias, 7 empates y 11 derrotas, contando como tal la final contra Italia.

Lo cierto es que su labor fue poco a poco convenciendo a público y crítica, con una idea del fútbol que rompía con el estilo clásico del fútbol inglés, al estar basada en dos conceptos claves para Guardiola como son la presión tras pérdida, es decir, intentar recuperar el balón lo antes posible para no desordenarse, y la posesión, aunque en el fútbol el único que realmente posee el balón es el portero cuando lo tiene en las manos. De ahí que el concepto sea realmente el de disponer del balón, para lo cual es indispensable salir con él desde atrás, de manera que el juego sea un circuito cerrado. En el fútbol, a diferencia de otros deportes, no hay fases defensivas y ofensivas, sino que ambas forman parte de un todo.

Pero, claro, ¿para qué sirve realmente tener la posesión? Tal y como explica el profesor Paco Seirul.lo, se trata de que los jugadores aprendan a identificar las necesidades que se crean en cada espacio y propongan los comportamientos adecuados en cada momento para generar superioridades numéricas (“somos más”), posicionales (“estamos mejor colocados”), socio-afectivas (“nos relacionamos mejor”) o cualitativas (“somos mejores”) en función de las condiciones de cada jugador implicado en el espacio de intervención.

placeholder Gareth Southgate, tras recibir la medalla de subcampeón de la Eurocopa. (REUTERS)
Gareth Southgate, tras recibir la medalla de subcampeón de la Eurocopa. (REUTERS)

Southgate no perdió en los penaltis

Y las preguntas que surgen son dos: ¿Entiende Southgate estos conceptos y tiene capacidad para hacérselos entender a sus jugadores? En el once que alineó contra Italia estuvieron tres jugadores del Manchester City, Walker, Stones y Sterling, con el joven Phil Foden en el banquillo por culpa de una lesión. Esto, al igual que ha sucedido en los últimos años en la Selección española con los jugadores del Barça, es una ventaja, pero no suficiente si el resto de la estructura colectiva no acompaña.

"Es cierto que Guardiola ha tenido un efecto en los jugadores del City y eso ha llegado a los de la selección", confirma Stones. "Nos ha aportado ideas frescas, no en todo el juego, pero sí en algunos aspectos", añadió el central, quien aseguró haber "mejorado mucho" gracias al técnico catalán. El propio Southgate lo decía sobre el también mencionado Foden: "El hecho de entrenar con el mejor entrenador del mundo (en referencia a Pep) no solo le ha permitido crecer, sino que le ha dado tiempo para volverse más fuerte físicamente".

Walker, reconvertido de ser un lateral ofensivo a un central en la defensa de tres de Soutghate, también reconoció el beneficioso efecto de Guardiola en su evolución como futbolista. "Hace unos años probablemente no habría podido jugar en esta posición, pero la experiencia que he tenido, especialmente este último año con Pep, a la hora de leer el juego y entenderlo, creo que ha sido muy beneficiosa, especialmente ahora para la selección". Precisamente con él insistió especialmente Guardiola que debía ser convocado por los 'Three Lions', dada su importancia como futbolista polivalente y con capacidad para hacer fluir el juego.

Aunque siempre es políticamente correcto, Pep ha opinado que Inglaterra está en buenas manos durante la próxima década, gracias al nuevo talento y al fantástico trabajo de Southgate. Sin embargo, no van desencaminados quienes piensan que el fútbol castigó la cobardía de Southgate en la final contra Italia, por escoger la vía de la racanería justo en el momento en el que, con ventaja en el marcador y jugando en casa, debió creer más que nunca en lo que tanto ha elogiado de Guardiola. Esto, por el contrario, no le pasó a una España que, visto lo visto, estuvo casi tan cerca como Italia de haber levantado la que hubiera sido su cuarta Eurocopa.

Foto: Cayetano Martínez de Irujo, en una imagen de archivo.

"Amo a Cataluña, mi país, pero tengo un cariño inmenso a España y guardo un recuerdo increíble de aquellos años", suele recordar Pep cuando se le critica que sea un independentista confeso. "Aunque el gran Alfonso y Cañizares, compañeros en aquella época, ahora sean muy críticos porque yo jugase en la Selección [...] me lo pasé muy bien y traté de dar lo mejor para el equipo", llegó a añadir sobre su etapa como internacional. Lo cierto es que, como entrenador, Guardiola también le ha dado mucho a España. Tanto como quizás 'daño' le ha hecho a Inglaterra. Aunque no por su culpa, sino por la incompetencia de Southgate...

Gareth Southgate Pep Guardiola Inglaterra Raheem Sterling Manchester City Middlesbrough Andrés Iniesta Sam Allardyce Paco Seirulo