Italia: el rival perfecto para arruinar la fiesta a la anfitriona Inglaterra en su templo
  1. Deportes
  2. Fútbol
Solo 7.000 italianos en Wembley

Italia: el rival perfecto para arruinar la fiesta a la anfitriona Inglaterra en su templo

La selección de Roberto Mancini ostenta el récord de victorias seguidas en la historia de la Eurocopa (15). Tras echar a Bélgica y España, llega la prueba más difícil en la final

placeholder Foto: Los jugadores transalpinos celebran el pase a la final de la Eurocopa. (Reuters)
Los jugadores transalpinos celebran el pase a la final de la Eurocopa. (Reuters)

Un Wembley abarrotado. Una selección rival que tan solo ha encajado un gol en seis partidos. El público en contra. El árbitro presionado. Y, pese a todo, cuesta argumentar que Italia no sea el mejor equipo de la presente Eurocopa y, por tanto, vaya a poner en jaque el papel de favorita que viste Inglaterra para alzar el trofeo al cielo del mítico estadio inglés este domingo (21:00). La selección de Gareth Southgate aún no ha dado muestras de debilidad competitiva en ninguno de los partidos que ha disputado. De hecho, con tan solo un gol en contra (el de Damsgaard en las semifinales ante Dinamarca), los 'Three' Lions son el equipo que menos tantos ha concedido este verano. Sin embargo, nunca se han enfrentado a un rival tan completo, versátil, duro de roer y ultracompetitivo como la Italia de Roberto Mancini.

placeholder Roberto Mancini da instrucciones a los suyos en el entrenamiento previo al gran duelo. (EFE)
Roberto Mancini da instrucciones a los suyos en el entrenamiento previo al gran duelo. (EFE)

Verdugo de España en semifinales, el combinado transalpino afronta la finalísima con el objetivo de poner el broche de oro al proyecto de su técnico. Aquel que le ha llevado de quedarse fuera del Mundial de Rusia 2018 a derrotar a la número 1 del ranking FIFA, Bélgica, sumar 33 partidos sin conocer la derrota y ostentar el récord de victorias consecutivas (16) en la historia de la Eurocopa tras apear a los de Luis Enrique. Italia ha demostrado mudar la piel durante todo el torneo, exhibir su novedoso juego de toque, combinaciones y también, llegado el momento, sufrir como solo Italia puede sufrir. Y salir viva como solo Italia sabe salir.

Una de las mayores virtudes de la 'Azzurra' es que ha interpretado a la perfección los diferentes caminos que ha tenido que recorrer. Del profundo cambio de estilo con Jorginho, Verratti y Barella que les llevó a tener una posesión vertical, profunda y dañina con una presión que ahogaba al rival en la fase de grupos a encontrar en la pareja Bonucci-Chiellini y el portero Donnarumma el triángulo de seguridad capaz de sostener los envites del adversario cuando le han apretado para empatar (Bélgica) o cuando le han robado el balón y estaban siendo inferiores (como España). "Si quieres llegar hasta el final debes adaptarte a distintas situaciones, no puedes pensar que vas a ganar una Eurocopa o un Mundial dominando", confesó el seleccionador nacional, Roberto Mancini, en la rueda de prensa previa a la gran final.

Inglaterra también quiere la pelota

Sin embargo, el técnico ya ha dejado claro que la intención es volver a la ruta principal. La de tener el balón, dominar al rival y encerrarlos en su área. "Nos hubiese gustado seguir con la misma filosofía ante España, pero nos limitó y fue mejor que nosotros con la pelota. Vamos a intentar hacer lo que nos ha llevado hasta aquí con el balón", explicó el técnico. El seleccionador, que ya ha catalogado el partido como "el mejor más importante de su carrera deportiva", quiere recuperar la iniciativa del juego. ¿Podrá contra una Inglaterra rebosante de talento y que utiliza la pelota para controlar al rival? Es una de las incógnitas a despejar. Así como comprobar si Italia podrá seguir con su presión ante un trío de atacantes veloces, dañinos y muy verticales.

placeholder Luis Enrique felicita a Jorginho por el pase. (EFE)
Luis Enrique felicita a Jorginho por el pase. (EFE)

Antes del encuentro frente a España, Italia promediaba la tercera mayor posesión por encuentro (57,2%), aunque ahora es la décima (52,7%), mientras que Inglaterra es la sexta (53,7%). Y es que los de Southgate no han maravillado, pero han dado una sensación de solidez extraordinaria. Y de puntualidad goleadora. Han disparado 58 veces y han logrado 10 goles. Mientras que Italia, con 107 disparos (la segunda que más tras España) y 12 goles es la máxima goleadora del torneo. Sea como fuera, el sendero de Inglaterra ha sido bastante más sencillo que el de los transalpinos. Con ayuda arbitral incluida en las semifinales ante Dinamarca, los 'Three' Lions han jugado seis de los siete partidos del torneo en Wembley. Italia volverá a jugar en terreno hostil, pero llega con la confianza por las nubes y sin haber estado ni un solo minuto por debajo del marcador.

Kane podría replicar a Olmo

Si Bonucci y Chiellini representan la mayor certeza competitiva histórica de Italia, Harry Kane es la de Inglaterra. El del delantero del Tottenham ya causó muchos problemas a la zaga danesa en las semifinales al dejarles sin referencia y venir a conectar con el centro del campo para crear superioridades numéricas, arrastrar a los centrales y permitir que Sterling y Saka atacaran el espacio libre que él había dejado. Lo mismo que hizo Dani Olmo ante Italia. No sería de extrañar que Southgate repitiera la jugada viendo los buenos resultados que brindó a Luis Enrique. El '9' inglés ha ido afilando la puntería a medida que ha avanzado el campeonato y suma cuatro goles desde que llegaron las fases eliminatorias (Alemania, Ucrania y Dinamarca) tras quedarse con la pólvora mojada en la fase de grupos.

placeholder Harry Kane corre hacia la banda tras anotar el 2-1 ante Dinamarca. (Reuters)
Harry Kane corre hacia la banda tras anotar el 2-1 ante Dinamarca. (Reuters)

En el caso de Italia, la mayor duda se vuelve a situar en la banda izquierda, donde el vital Leonardo Spinazzola no podrá estar por lesión en el lateral y todo apunta a que Emerson Palmieri ocupará su lugar. Allí, junto a un Lorenzo Insigne que tiene tatuado a Diego Armando Maradona en el muslo, la selección transalpina generará la mayor parte de caudal ofensivo en el templo inglés. En la derecha siguen las dudas sobre si bien Chiesa o bien Berardi acompañarán al futbolista del Nápoles y a Ciro Immobile en la punta de ataque. Que ruede el balón.

Inglaterra Selección de fútbol de Italia Eurocopa 2020