La otra falta de pegada de la Selección: peor debut en audiencia desde la Eurocopa 2008
  1. Deportes
  2. Fútbol
Desinterés para el aficionado

La otra falta de pegada de la Selección: peor debut en audiencia desde la Eurocopa 2008

El equipo de Luis Enrique cosecha un imponente dato para Telecinco, con casi ocho millones de espectadores, pero se queda lejos de las audiencias de los últimos grandes torneos

placeholder Foto: Jordi Alba y Lustig se lamentan en el España-Suecia. (Reuters)
Jordi Alba y Lustig se lamentan en el España-Suecia. (Reuters)

Dura resaca para la Selección Española tras el empate a cero frente a Suecia, en un encuentro donde partía como clara favorita. El primer partido de la Eurocopa mostró las virtudes de un equipo que abraza el juego de toque, pero que continúa con sus problemas habituales: una falta de gol evidente. No fue la única falta de pegada que se le puede achacar al equipo de Luis Enrique, los datos de audiencia demuestran que el combinado nacional actual es el que menos interesa al espectador desde el 2008.

Foto: El centrocampista de la Selección española Rodri Hernández (d) disputa un balón ante el delantero de la selección sueca Marcus Berg (i), durante el encuentro entre España y Suecia. (EFE)

El partido frente a Suecia, debut de España en esta Eurocopa 2021, acumuló a 7.961.000 espectadores de media, con una cuota de pantalla del 48,9%, según Kantar Media. Datos espectaculares para Telecinco (se convirtió en el programa más visto de la cadena en los últimos tres años), pero cuyo registro quedo por debajo de la edad dorada de la Selección. Hay que remontarse hasta la Eurocopa del 2008, con Luis Aragonés como seleccionador, para ver unos datos peores en el primer partido de la Roja en un gran torneo internacional. En aquel momento, la Selección no gozaba de una gran popularidad a consecuencia de los numerosos intentos sin premio. Esa Euro fue el inicio de la época dorada del equipo, que acabaría por ganar dos torneos continentales seguidos y el Mundial de Sudáfrica 2010.

En el 2008, el equipo dirigido por Luis Aragonés logró reunir a 6.831.000 espectadores de media con una cuota de pantalla del 53,9% en su debut frente a Rusia. Además, la emisión fue en Cuatro, canal de Mediaset, con índices de audiencia tradicionalmente más bajos que Telecinco. En el último gran torneo disputado por la Selección, el Mundial de Rusia del 2018, el combinado nacional con Fernando Hierro al frente arrasó con 10.402.000 millones de espectadores de media.

Una España falta de ídolos

La apuesta de remodelación de la Selección española se consagró con la convocatoria de Luis Enrique para la Eurocopa de este verano. El técnico asturiano apostó por el juego coral integrado por jóvenes, ante la falta de individualidades del talento de los Xavi, Iniesta, David Villa o Casillas que marcaron el ciclo ganador del combinado nacional. Además, se quedó fuera el futbolista español más mediático y conocido del momento, Sergio Ramos, amparándose el seleccionador en la falta de ritmo competitivo del todavía capitán del Real Madrid, quien ha vivido unos últimos meses de temporada lastrados por continuas lesiones.

Foto: Sergio Ramos y Florentino Pérez, durante la celebración de la Supercopa de España, en 2019. (EFE)

Esta falta de iconos ha provocado una desconexión del aficionado medio. Tampoco ayuda que varios de los titulares de la actual Selección jueguen en otras ligas al margen de la española, como la Premier League en el caso de Ferran Torres o de la Bundesliga si miramos a Dani Olmo. La bajada de talento de LaLiga respecto a sus competidores se evidencia con esta Eurocopa: mientras que la liga inglesa aporta 129 jugadores al torneo, la competición presidida por Javier Tebas solo a 39 futbolistas.

El enfado del aficionado madridista

Por primera vez desde los últimos 93 años, ningún jugador del Real Madrid está en la convocatoria de la Selección española para un gran torneo internacional. Las lesiones de jugadores aparentemente fijos para los planes de Luis Enrique como Dani Carvajal, Lucas Vázquez o el citado Sergio Ramos; el bajo nivel de futbolistas de su gusto como Isco Alarcón o Marco Asensio y la preferencia del técnico asturiano por otros perfiles (el seleccionador valoró la entrada de Nacho Fernández tras su gran final de temporada) acabaron por provocar este acontecimiento histórico. Una parte de la afición madridista interpretó esto como una ofensa, recordando el sentimiento blaugrana de Luis Enrique, quien se marchó del Santiago Bernabéu en dirección al Camp Nou durante su carrera como futbolista hasta convertirse en un icono del Barcelona.

Foto: Benzema y Mbappé, antes de empezar el partido amistoso entre Francia y Gales. (EFE)

Un desinterés para la afición del Real Madrid que mira por el rabillo del ojo a otras ilusiones como la Francia de Karim Benzemá y Kylian Mbappé, la dupla de delanteros que se anhela en el templo blanco.

Eurocopa Luis Enrique Luis Aragonés Sergio Ramos
El redactor recomienda