Inglaterra derrota a la Croacia de Modric con gol de Sterling y da un golpe en la mesa (1-0)
  1. Deportes
  2. Fútbol
EUROCOPA 2021

Inglaterra derrota a la Croacia de Modric con gol de Sterling y da un golpe en la mesa (1-0)

El combinado de los 'Three Lions' superó a la selección balcánica y se vengó de la semifinal del Mundial de 2018 en Rusia. El centrocampista del Madrid fue el mejor del encuentro

placeholder Foto: Raheem Sterling celebra el 1-0 ante Croacia. (Reuters)
Raheem Sterling celebra el 1-0 ante Croacia. (Reuters)

Inglaterra ha empezado la Eurocopa como no suele iniciar los grandes torneos internacionales: desatando unas expectativas desorbitadas en la previa y cumpliendo con los pronósticos en lugar de decepcionar a todos dentro del campo. La selección de Gareth Southgate cuenta con uno de los grupos de jóvenes más talentosos hasta el punto de ser catalogados como la nueva generación dorada inglesa y así lo demostraron ante Croacia. Los ‘Three Lions’ se estrenaron con una victoria por la mínima ante la selección balcánica de Luka Modric gracias al gol de Raheem Sterling y solucionaron las dudas que habían dejado en la primera parte.

placeholder Sterling, tras el 1-0. (EFE)
Sterling, tras el 1-0. (EFE)

Phil Foden, Mason Mount, Raheem Steling y Harry Kane. El ataque inglés producía pavor en las alineaciones a pesar de la juventud del mismo. Pudo abrir la lata Foden, el más activo desde el principio junto a Mount, pero el jugador del Manchester City se topó con el palo tras la asistencia de Sterling en el balcón del área. Acto seguido, Kalvin Phillips se sacaba un latigazo desde la frontal y el portero balcánico, Dominik Livakovic, se cruzaba en su camino. El chute de adrenalina que le producía jugar en casa se desvaneció y Croacia empezó a mirar a Inglaterra a los ojos. El verdugo que le amargó la semifinal del Mundial de Rusia en 2018 estaba dispuesto a aguarle la fiesta en su debut.

Modric fue el mejor de todos

A partir de ahí emergió un extraordinario Luka Modric. El centrocampista incombustible empezó a exhibir su catálogo de pases filtrados, giros incontestables, recortes indetectables y conducciones serpenteantes. Y no paró hasta equilibrar el encuentro. Entonces, Croacia respiró de la mano de su capitán y unió sus distanciadas piezas. Perisic corría al espacio, Vrsaljko se desperezaba por la derecha e Inglaterra se veía desconcertada. Los de Gareth Southgate se refugiaron en los envíos directos a Raheem Sterling y el del City, más voluntarioso que acertado, se desesperaba ante un enjambre de piernas. Kane seguía desaparecido en combate y la dupla Mount-Foden tampoco hacía acto de presencia. Llegó el descanso para alivio de Inglaterra.

placeholder Modric resiste la presión inglesa. (Reuters)
Modric resiste la presión inglesa. (Reuters)

A la vuelta, más de lo mismo. Modric manejando el tiempo del encuentro, pisando área y maniatando al cuadro local. Southgate mandando a Rashford y a Grealish a calentar y la selección de los 'Three Lions' yendo a remolque. Pero el fútbol es fútbol. Justo cuando peor estaba Inglaterra, Kalvin Phillips se despegó del doble pivote en el centro del campo, trazó un desmarque de ruptura por dentro que sorprendió al sistema defensivo croata y tras recortar a su defensor, encontró a Sterling dentro del corazón del área. El del City, esta vez, ya no perdonó y colocó el 1-0 en el marcador electrónico de Wembley.

El gol modificó la dinámica del encuentro y lo abrió en canal. Harry Kane pudo poner muy cuesta arriba el duelo para Croacia y se quedó a centímetros de poner el 2-0. El delantero centro del Tottenham no llegó a rematar el envío cruzado de Mount al segundo palo y la selección balcánica salió con vida. Al instante se arrepentiría todo el estadio cuando Rebic perdonó el tanto del empate. Y Mount, de falta directa, rozaba el travesaño. El respeto de la primera parte se sustituyó por un intercambio de golpes que pudo caer para las dos selecciones.

placeholder Kane, cerca del 2-0. (Reuters)
Kane, cerca del 2-0. (Reuters)

Pasalic, Petkovic, Brekalo y Vlasic. El seleccionador nacional croata, Zlatko Dalic, vaciaba todo el talento del que gozaba su banquillo y agotaba las opciones de empatar. Por su parte, Southgate blindó el centro del campo con Jude Bellingham por un tímido Harry Kane y renovó los pulmones en ataque al introducir a Marcus Rashford por Foden en la punta de ataque. El futbolista del Manchester United se quedó como un islote aislado en la punta de lanza a la espera de poder cazar un balón largo y finiquitar el duelo. Sin brillo pero con una victoria histórica que sabe a venganza, Inglaterra sumó el primer triunfo de esta Eurocopa ante la finalista del pasado Mundial.

Eurocopa Inglaterra Croacia