PERDIERON EL ÚNICO DUELO CON ESE UNIFORME

A Gales le preocupa más jugar de negro que las bajas capitales de Davies y Ramsey

La única derrota de Gales tuvo lugar ante Inglaterra, la única ocasión en la que vistió de negro en esta Euro. En semifinales repite indumentaria frente a la Portugal de Cristiano

Foto: Aaron Ramsey, sancionado, es una baja capital para Gales ante su partido contra Portugal (EFE)
Aaron Ramsey, sancionado, es una baja capital para Gales ante su partido contra Portugal (EFE)

Ya lo decía Bale. “El único que no había hecho planes durante la Euro soy yo”. Que esta semifinal ante Portugal ha pillado a País de Gales ha contramano lo demuestran un sinfín de señales y, curiosamente, ninguna de ellas proporciona buenos augurios al combinado del Dragón. La presencia segura en la punta de ataque del ‘Expreso de Cardiff’, pese a sufrir una sobrecarga en un sóleo, será la única buena nueva para una escuadra, la de Chris Coleman, que afronta el duelo más trascendente en su historia mermada de efectivos vitales, en el plano psicológico y con ‘conflictos de intereses’ personales en varios de sus internacionales por aquello de haber ido mucho más lejos de los esperado cuando plantaron bandera en suelo francés. 

El sorprendente aldabonazo dado a Bélgica en cuartos de final dejó dos víctimas de peso en el camino hacia semifinales. Ben Davies y, sobre todo, Aaron Ramsey no podrán ocupar sus habituales demarcaciones en el once galés por culpa de las amarillas que vieron en el segundo tiempo frente a los ‘Diablos Rojos’. Si la ausencia del central-lateral zurdo del Tottenham es importante, lo será mucho más si cabe la del volante todoterreno del Arsenal. No sólo porque Coleman no disponga de otro jugador que se le acerque en cuanto a características y talento, sino porque Ramsey se ha erigido en el verdadero motor del once británico. Autor de cuatro asistencias (el que más junto a Hazard) y de un tanto, su rendimiento e influencia en la dinámica de juego galesa supera incluso al madridista Bale en lo que va de torneo.  

La escasa maniobrabilidad que su modesto plantel le permite deja poco donde elegir al seleccionador, que en principio deberá tirar del experimentado aunque fallón John Collins en retaguardia, y del volante del Crystal Palace Jonathan Williams para reemplazar al irremplazable Ramsey. La otra duda que mantendrá Coleman hasta el último momento reside en la pieza a utilizar en la punta del ataque: Robson-Kanu, un jugador de más movilidad, ideal para las contras, o Vokes, un ariete más convencional, perfecto para el juego posicional. La superioridad técnica de los lusos y su mayor cantidad de recursos invita a pensar que el estratega galés optará por un estilo de corte conservador, con lo que lo normal sería que la titularidad recayera en el primero de los dos delanteros.

Gales jugará de negro ante Portugal, lo que no gusta a la escuadra que lidera Bale (Reuters)
Gales jugará de negro ante Portugal, lo que no gusta a la escuadra que lidera Bale (Reuters)

Una boda aplazada

Al palo deportivo sufrido ante los belgas, hay que unirle el psicológico provocado por el sorteo de las equipaciones a usar en semis. Portugal lucirá su uniforme titular, el rojo, mientras que Gales tendrá que llevar su traje alternativo, de color negro en su totalidad, con motivos en verde. La designación ha contrariado especialmente a la expedición británica, por cuanto la única vez que ha utilizado esa equipación en el torneo sufrieron la única derrota que contempla su casillero: frente a Inglaterra, en el segundo partido de la fase de grupos (2-1). Los cuatro duelos restantes, jugados con su elástica habitual, se saldaron con otros tantos triunfos. Varios integrantes del combinado galés, así como algunos medios de comunicación de ese país, han expresado su “preocupación” con un detalle más relacionado con la cábala y la superstición que con lo real y tangible. 

La inesperada presencia del once británico en la penúltima parada de esta Euro ha provocado también algún que otro cisma familiar entre varios de sus miembros. El último en verse sorprendido por la buena marcha de su selección ha sido el volante Joe Ledley. El barbudo jugador del Crystal Palace inglés confesó el lunes que se había visto obligado a aplazar su boda, prevista para el próximo sábado en Ibiza, con el consiguiente trastorno que ello supone, más celebrándose en otro país. El propio Chris Coleman podría perderse el nacimiento de su hijo, puesto que su mujer sale de cuentas esta misma semana. 

Cristiano Ronaldo es la gran preocupación de Gales (EFE)
Cristiano Ronaldo es la gran preocupación de Gales (EFE)

Preocupación por Pepe

Quien ha podido medio solucionar los problemas que le ha generado el superar con creces las expectativas ha sido Chris Gunter. El lateral derecho del Reading no podrá asistir este fin de semana a la boda de su hermano Marc, en México, de la que además iba a ser testigo. Por suerte para Chris, el disgusto de la feliz pareja se verá minimizado gracias a las nuevas tecnologías, que le van a permitir dar su discurso durante el banquete a través de skype. Quienes también son duda para dicha celebración son los padres del novio. Sarah y Gerald se encuentran actualmente en Francia siguiendo el torneo y sólo acudirán al enlace en el caso de que Portugal baje esta noche a los ‘Dragones’ de su sueño. “Mi madre está contrariada por tener que elegir. Y yo la entiendo. Hacer historia en la Euro ha provocado cierto caos familiar entre algunos de nosotros”, reconocía Gunter en la prensa de su país. 

Portugal llegó en la tarde del martes a Lyon con una buena noticia: Pepe, que se había perdido el entrenamiento del lunes por culpa de una mialgia (sobreesfuerzo muscular), volvió a la actividad sobre el césped e incluso tocó balón, aunque lo hizo en solitario y acompañado en todo momento por el fisioterapeuta Antonio Gaspar. Fernando Santos confía en que el central madridista, uno de sus mejores hombres en este torneo, pueda hacer pareja con José Fonte en el eje de la zaga lusitana, a la que también regresará Raphael Guerreiro, una vez superados sus problemas físicos. El valencianista André Gomes, también recuperado, se jugará una plaza en el once con Joao Moutinho, dado que Renato Sanches se ha ganado por completo la confianza del seleccionador. La única ausencia confirmada en el bando portugués será la del sancionado William Carvalho.

Alineaciones probables:

Portugal: Rui Patricio; C. Soares, Pepe, Fonte, Guerreiro; Renato Sanches, Danilo Pereira, Moutinho o Joao Mario, André Gomes; Nani, Ronaldo.

Gales: Hennessey; Chester, A. Williams, Collins; Gunter, Ledley, Allen, Taylor; J. Williams, Bale; Robson-Kanu.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia).

Estadio: Parc Olympique Lyonnais.

Hora: 21:00.

Eurocopa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios