el factor 'h', la invención de löw lo juega todo

Hector, de quinta división a héroe de Alemania y un precio de 15 millones

Ha llegado tarde a la élite. En realidad hasta la noche del sábado y con motivo de la Eurocopa había seguidores germanos que aún se preguntaban cómo era posible

Foto: Jonas Hector celebra el penalti que dio a Alemania el pase a semifinales. (Reuters)
Jonas Hector celebra el penalti que dio a Alemania el pase a semifinales. (Reuters)

Ha llegado tarde a la élite. En realidad hasta la noche del sábado y con motivo de la Eurocopa había seguidores germanos que aún se preguntaban cómo era posible que Joachim Löw confiara uno de los costados del equipo campeón del mundo en Brasil a un advenedizo lateral con sólo 55 partidos en Bundesliga que habitualmente juega para un club de miras limitadas como es el Colonia. Jonas Hector (Saarbrucken, 1990) despejó cualquier duda sobre su falta de pedigrí enviando al limbo de una vez por todas a la incómoda Italia en una surrealista tanda de penaltis que provocó más de una taquicardia en el país de los Nibelungos.  

El talludito zaguero con nervios de acero y una zurda que había hibernado en las catacumbas del fútbol teutón hasta que en 2013 Peter Hoger le dio manija en el equipo de la cabra Billy, sacó del atolladero a su mentor en la Mannschaft haciendo bueno el apodo por el que se le conoce en el RheinEnergie Stadion: ‘mister confiable’. Después de ejecutar a Buffon y mandar a Conte en vuelo directo a Stamford Bridge, el seleccionador alemán ya no tendrá que pararse a dar explicaciones sobre las convocatorias de un futbolista que hace apenas cinco años defendía los colores del modesto SV Auersmacher, en la Quinta división alemana. Un poderoso físico que facilita su constante ida y vuelta por el carril, pero sobre todo su buen hacer con la pelota cada vez que traspasa la línea de medios bastaron para que Löw le brindara la oportunidad de su vida con 24 años y apenas unos pocos partidos en la Bundesliga. 

“Queremos conocerle mejor, ya que lo está haciendo muy bien en el Colonia”. Fue la primera de las muchas veces que el hombre que ha devuelto la gloria a Alemania hubo de poner en valor a un Hector que desde su debut frente a Gibraltar en noviembre de 2014 se ha ganado por méritos propios un lugar en el once de los campeones del mundo hasta el punto de ser el jugador con el que más ha contado Löw en los últimos 18 meses. Más aún, sólo Manuel Neuer, el extraordinario muro que cierra la meta germana, puede presumir junto al carrilero del cuadro renano de haberlo jugado todo en este europeo de entre los 23 elegidos para la disputa del torneo galo. 

Hector, en el momento de batir a Buffon y clasificar a Alemania para semifinales. (EFE)
Hector, en el momento de batir a Buffon y clasificar a Alemania para semifinales. (EFE)

Un apreciable registro que habla muy a las claras de la enorme fe que el técnico de Stuttgart tiene depositada en ese pie izquierdo que, dicho sea de paso, le ha solucionado la gran tara que sufrió su selección en el Mundial de Brasil, que Alemania fue capaz de ganar a pesar de no contar en sus filas con un verdadero especialista para esa demarcación. Löw se vio obligado a maquillar dicha carencia con Benedikt Howedes, un central elevado a la categoría de multiusos que en la pasada Copa del Mundo jugó todos los partidos como lateral izquierdo. 

Curiosamente, justo cuando Alemania se cosía la cuarta estrella a la elástica blanca en Sudamérica, el hoy gran héroe de la nación europea con mayor número de licencias lograba ascender a la Bundesliga con un Colonia del que ha llegado a ser capitán y con el que tiene contrato hasta junio de 2018. Su sobresaliente torneo, apareciendo de continuo con su potente galopada por la línea de fondo para colgar centros precisos buscando a Mario Gómez o a la eficiente flotilla de medias puntas que caen con los colmillos afilados desde la segunda línea, como de hecho ocurrió en el tanto que adelantó a la Mannschaft frente a Italia (asistencia a Özil), ya ha despertado el interés de clubes de la Premier e incluso de LaLiga. Los 15 millones de euros que cuesta su libertad son poco menos que calderilla para los presupuestos que manejan hoy al otro lado del Canal de La Mancha. 

Hector, ante Darmian, en el Italia-Alemania. (EFE)
Hector, ante Darmian, en el Italia-Alemania. (EFE)

Lo que es indudable, después de su aparición estelar en Burdeos para dar el empujoncito definitivo a su país hacia las semifinales de la Eurocopa, es que ni el equipo que se lleve finalmente el gato al agua ni su afición pondrán pegas al hecho de que Hector sea el único de los 23 seleccionados por Joachim Löw que no llegó al fútbol profesional hasta alcanzar la edad adulta o que sea también el único que no tiene un solo minuto de vuelo en competiciones continentales a nivel de clubes. Y si alguien lo hiciera, ‘mister confiable’ sólo tendrá que ponerles el vídeo del Italia-Alemania. Porque una imagen… sobran las palabras.  

Eurocopa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios