Croacia-Turquía, un duelo de máxima tensión lleno de cuentas pendientes
  1. Deportes
  2. Fútbol
juegan en el mismo grupo de españa

Croacia-Turquía, un duelo de máxima tensión lleno de cuentas pendientes

La traumática eliminación de los balcánicos a manos de los turcos en 2008 marcará un encuentro, el que abre el grupo de España, declarado de ‘alto riesgo’

Foto: Modric, en un entrenamiento de Croacia (Reuters)
Modric, en un entrenamiento de Croacia (Reuters)

Croacia ni olvida, ni perdona. Con tan agresivo lema, a modo de mantra, afrontan los Modric, Rakitic y compañía su estreno en esta Eurocopa frente a uno de los enemigos a los que más tirria tienen. Los balcánicos tienen, de hecho, una dolorosa herida abierta con los otomanos desde que el once de la media luna les cerrara el paso a las semifinales en la edición de 2008 de la manera más cruel: neutralizando en el minuto 121 el gol que había anotado Klasnic 120 segundos antes, para batirles a renglón seguido desde el punto fatídico.

[Siga en directo el Croacia-Turquía]

Poco importa que cuatro años atrás se tomaran cumplida revancha en la repesca dejando a Turquía fuera de la fase final de la Euro 2012. Aquella eliminación en tierras suizas traumatizó como nunca antes el espíritu de una selección y, por extensión, de un país en el que existe aún el convencimiento de que habrían podido jugar la final frente a España de no ser por aquel tanto de Semih Senturk en el tiempo añadido de la prórroga. “Nosotros les ganamos en 2008 y ellos a nosotros en 2012. Así es el fútbol. Como la vida. Esta Croacia es muy diferente a aquella, que era una buena selección. Pero la actual cuenta con varios jugadores que militan en los mejores clubes del mundo, como Barça, Real Madrid, Juve o Inter”, relativizaba el técnico otomano, Fatih Terim.

Pero si a ese profundo resentimiento deportivo croata le añadimos las históricas rencillas producto de la larga dominación otomana en suelo balcánico y los agitados desencuentros étnicos que suelen producirse en Hercegovina entre croatas y bosnio-musulmanes cada vez que estos dos combinados cruzan sus caminos, no resulta en absoluto extraño que la UEFA haya catalogado el encuentro que tendrá como escenario el Parque de los Príncipes de ‘alto riesgo’. En otras palabras, que la zona oeste de la capital gala quedará blindada desde primera hora de la mañana para tratar de evitar batallas campales como las que se han producido en Marsella. “Para nosotros no es un partido cualquiera. Tenemos nuestra historia con los turcos. Aquel encuentro de 2008 ha sido nuestra peor derrota por la forma en que se dio. Lloré mucho tras ser eliminados. Es imposible de olvidar”, recordaba Modric en las horas previas a su debut en tierras francesas, por si quedaba alguna duda.

[Los horarios y televisiones del grupo de España]

A muchos kilómetros de distancia, en la ciudad de Mostar, está previsto igualmente un amplísimo despliegue de fuerzas policiales para impedir enfrentamientos entre católicos y musulmanes (aunque son de origen eslavo, siempre apoyan a Turquía por su vinculación religiosa) a cuenta de un duelo al que los balcánicos llegan con ciertas dudas provocadas por el estado físico de sus mejores baluartes. Modric, Rakitic y Mandzukic vienen de cerrar una temporada extremadamente exigente con sus respectivos clubes y se teme que puedan ‘quemarse’ frente a rivales, como otomanos y checos, con mucho más ácido láctico en sus piernas.

Ambas escuadras saltarán al césped donde juega sus partidos de local el PSG con ciertas reservas. Cacic dará la manija del juego a Modric y a Badelj, mientras que se guardará la carta del madridista Kovacic, más ofensivo que Brozovic, por si hubiera que dar un empujón al equipo en la segunda mitad. Terim, por su parte, optará por un esquema idéntico, con Burak Yilmaz en vanguardia en vez de Cenk Tosun, su referencia en ataque durante la fase clasificatoria. El motivo de la elección del ariete del Beijing Guoan estaría motivada por su mayor capacidad de brega y pelea que el del Besiktas.

Ficha técnica

Eurocopa 2016 Selección Española de Fútbol Croacia Turquía París Saint-Germain Real Madrid Burak Yilmaz Mario Mandzukic UEFA