Aficionados ingleses y rusos convierten Marsella en un campo de batalla
  1. Deportes
  2. Fútbol
hay un aficionado en estado crítico

Aficionados ingleses y rusos convierten Marsella en un campo de batalla

Aficionados ingleses y rusos se enfrentaron antes y después del partido. Incluso hubo peleas dentro del estadio. En Niza, seguidores de Irlanda del Norte y Polonia también se han enfrentado

Con todo el país en alertaante la amenaza de un posible ataque terrorista durante la Eurocopa, Francia se ha encontrado con otro grave problema de seguridad:la violencia de los aficionados ultras. Marsella se convirtió este viernes en un campo de batalla donde aficionados ingleses y rusos se pegaron como si el mundo fuera acabarse. Lo hicieron antes del partido, en la zona del Puerto Viejo de la ciudad,y después, en las mismas gradas del estadio Velodrome, donde Inglaterra y Rusia acababan de empatar a uno.

Tras el pitido final, un grupo deaficionados rusosasaltó la zona de los ingleses y la emprendióa golpes con todo lo que teníaa mano. El resultado fue una peligrosa estampida de seguidores británicos, muchos de los cuales intentaron salir de la grada de cualquier manera. La imagen de cientos de aficionados apretados contra la valla afloró recuerdos de la época más negra del fútbol europeo. Durante el partido se habían visto bengalas en la zona rusa del estadio.

Después del encuentro, los enfrentamientos setrasladaronal Puerto Viejo de Marsella, la parte más turística dela ciudad, donde por la tarde había habido violentos choques entre aficionados de ambos países. En esa zonallevaban concentrados desde el jueves por la noche muchos 'hooligans'ingleses, queya habían protagonizadoenfrentamientos con la policía. Este viernes, sus enemigos fueron los rusos, y viceversa. Los enfrentamientos acabaron con ochodetenidos y 35 heridos, uno de los cuales es un inglés de 50 años que en el momento de escribir estas líneasse debate entre la vida y la muerte tras sufrir un paro cardíaco.

['Hooligans' ingleses siembran el caos en Marsella]

ElInglaterra-Rusiaera uno de los considerados por las autoridades de alto riesgo en esta Eurocopa, inaugurada este viernes con el encuentroFrancia-Rumaníaen Saint Denis, a las afueras de París. Estos episodios de violencia recuerdan los que se produjeron también en Marsella durante el Mundial de 1998, que también protagonizaron hinchas ingleses y que provocaron decenas de heridos.

En declaraciones al canal 'BFM TV', el prefecto (delegado del Gobierno),Laurent Núñez, insistió en que los agentes habían intervenido para dispersar a los grupos que se habían enfrentado durante casi dos horas, y que cifró en 200-300 por cada bando. Preguntado por si no quedaba en evidencia que las medidas puestas en marcha se habían visto superadas por la realidad de la violencia, respondió queel dispositivo "es suficiente por ahora".

Tras la batalla campal, los agentes tomaron el control del viejo puerto de Marsella, donde podían verse heridos, algunos con sangre en la cabeza o en las piernas.Por el suelo, botellas, sillas y mesas de café y mobiliario urbano desperdigadoque dejaba en evidencia los enfrentamientos entre aficionados violentos. Más de una treintena de furgones de policía estaban aparcados en los alrededores.

Tras los incidentes del Velodrome, 'Associated Press'informóde que la UEFA abrirá un proceso disciplinario y de que Rusia se llevará la peor parte porque fueron sus aficionados los que atacaron dentro del estadio. La Federación Inglesa, a través de su portavoz Mark Whittle, pidió a sus seguidores un comportamiento respetuoso. "La Federación está muy decepcionada por las terribles escenas que se han visto y por supuesto que condena ese comportamiento", dijo Whittle, que pidió a las autoridades francesas que identifiquen a los que causaron los disturbios.

La Eurocopa apenas tiene dos días de vida, pero la UEFA y Francia ya tienen un problema muy importante con el que de momento no están sabiendo lidiar.

Eurocopa 2016 Selección de fútbol de Inglaterra Disturbios
El redactor recomienda