Es noticia
Georgia hace que España viaje a Francia con las peores sensaciones posibles
  1. Deportes
  2. Fútbol
derrota de la selección ante la 137ª del mundo

Georgia hace que España viaje a Francia con las peores sensaciones posibles

España perdió en Getafe uno de los peores partidos de la era Del Bosque contra una selección que ocupa el puesto número 137 en el ranking FIFA. La peor manera de encarar la Eurocopa

Foto: Piqué se lamenta durante la derrota de España ante Croacia en Getafe. (EFE)
Piqué se lamenta durante la derrota de España ante Croacia en Getafe. (EFE)

Uno de los mayores ridículos de la historia de España llega justo cuando la Selección tiene que empezar a jugar lo serio. No se puede ir a una Eurocopa de peor manera. Bueno, sí, con algún lesionado, pero no es el caso. España perdió en casa, lo cual ya es noticia, pero lo hizo contra Georgia, uno de esos combinados que están en las fases de clasificación como relleno porque no tienen opciones reales de clasificarse. Y quizá la derrota no sea lo más preocupante (es más bochornoso que alarmante), sino que España haya creado apenas una ocasión clara de gol contra un equipo tan flojo como el de la antigua república soviética.

[Aquí encontrarás todo sobre la Eurocopa]

Poca gente entiende por qué España juega contra rivales de tan poca entidad antes de un gran torneo. Parece que así no se puede medir de manera fidedigna el nivel de la Selección, puesto que, si gana, o habrá hecho contra uno fácil y será lo normal. Y suele ser así, como pasó contra Corea del Sur. El punto de vista positivo de este tipo de partidos es el supuesto poco desgaste que representan y lo mucho que sirven para coger el tono físico requerido. Sin embargo, si se pierden y se juegan mal, las cicatrices pueden ser profundas.

[Lee aquí nuestra entrevista a Bruno Soriano]

Georgia está en el puesto 137º del ranking FIFA. Y sin embargo, estuvo por delante en el marcador durante muchos minutos. Que lo estuviera ya un solo segundo era mucho, de hecho. Vladimir Weiss, seleccionador georgiano, plantó dos líneas de cuatro muy juntas, pero sin un trabajo específico fuera de serie, salvo una fantástica basculación, instaló grises nubarrones en la mente creadora de la Selección. Aguantando atrás, sin descuidar la posición y con apenas un par de carreras hacia la portería de De Gea se encontraron con un gol. Tornike Okriashvili tuvo el honor de ser el primer georgiano en marcarle un gol a España… y de ser el mejor jugador de su equipo, además.

Sin ocasiones, no hay goles

No hay que dramatizar hasta el punto de dudar de pasar la fase de grupos, que habrá gente a la que le pase, y tendrán sus motivos muy legítimos y quizá acertados. Sin embargo, sí que, intentando ser optimistas, hay que pensar que la defensa en la jugada del gol georgiano es fruto de la falta de tensión competitiva que contra Chequia sí existirá. Porque de ninguna manera se puede dejar a tres o cuatro jugadores contrarios contra una zaga de cuatro desorganizada y que no recibe apoyos de los demás. A los 40 minutos de partido, España ya estaba partida en dos, incapaz de volver sobre sus pasos para salvaguardar su meta.

placeholder A Busquets le tuvieron que grapar la cabeza tras este golpe (Susana Vera/Reuters).
A Busquets le tuvieron que grapar la cabeza tras este golpe (Susana Vera/Reuters).

Un gol a la contra puede caer, pasa en las mejores familias. El estigma de esta Selección desde hace ya demasiado tiempo es que ha perdido la piedra filosofal que le permitía encontrar los huecos entre la defensa rival con alevosía en los tiempos de Luis Aragonés. El altísimo talento en el mediocampo y la mediapunta no se corresponde en absoluto con el número de ocasiones de gol creadas y, ni mucho menos, con los goles materializados. Todo lo bien que funcionaba España con Xavi Hernández no lo hace con sus herederos vestidos de rojo.

[Del Bosque no despeja la duda de la portería]

No hay manija

No es baladí el tema de Xavi. No vamos a descubrir ahora al excapitán del Barça, no hay nada sobre él que no esté ya dicho y analizado hasta el aburrimiento. Lo que tenía Xavi era una paciencia inhumana, impropia de un deportista que está a cerca de 200 pulsaciones por minuto y que tiene que tomar decisiones en microsegundos. Con Xavi no había aceleraciones sin sentido. Los pases verticales se buscaban si éste era claro y útil, de lo contrario, el balón seguía su curso entre los suyos hasta liberar a otro. Ahora España siente la presión de marcar. No espera el momento oportuno, sino que acelera cuando debe aguantar.

Del Bosque eligió para jugar en Getafe a Thiago y Cesc para escoltar a Busquets. Es decir, pura escuela Barça, ‘cum laude’ en lo que a la gestión del balón y la creación de espacios se refiere. Pero Thiago y Cesc no encajaron en el Barça y tuvieron que emigrar. Ambos son jugadores de excelente manejo del balón, pero nerviosos (ese nervio dio a Thiago un poste, la mejor ocasión del partido). Y, en el Coliseum, especialmente poco inspirados. No fueron los únicos, evidentemente. Si se pierde contra Georgia es que se han hecho mal muchas cosas. Sus relevos, Koke e Iniesta, no mejoraron la imagen que les precedió. Y de hecho, se vieron incapaces de crear una ocasión clara de gol. Aduriz pasó inadvertido.

[Horarios de los partidos de España]

Extremos desafortunados

Cuando se le preguntó este lunes al seleccionador sobre las soluciones que pensaba desplegar cuando se enfrentase a defensas cerradas, se refirió claramente a los extremos. Jugó con dos: Lucas Vázquez y Nolito. El madridista, como debutante que era, tenía ganas de mostrar todo lo que tenía y tanta emoción le llevó a equivocarse una y otra vez. Siempre pedía el balón, pero rara vez acertaba. Y el celtiña apenas tuvo trascendencia en el juego del equipo, que en la mayoría de ocasiones caía hacia la izquierda en el primer tiempo y en el segundo no creó peligro. Las soluciones, Silva y Pedro, tampoco resultaron.

Aún quedan seis días para empezar con lo de verdad. Cuando España salte al Stade de Toulouse ya no habrá bromas. Todo lo que se quede por el camino no se podrá recoger, y hay mucho aún que sembrar para que podamos recolectar algún fruto el 10 de julio en París.

Ficha técnica:

0 - España: De Gea; Juanfran (Bellerín, m.46), Piqué, Sergio Ramos (San José, m.46), Jordi Alba; Busquets (Pedro, m.76), Thiago (Koke, m.46), Cesc (Iniesta, m.46); Lucas Vázquez (Silva, m.61), Nolito y Aduriz.

1 - Georgia: Revishvili (Kvaskhvadze, m.55); Lobzhanidze, Kashia, Amisulashvili, Kverkvelia; Abujarnia (Tsiskaridze, m.78), Kazaishvili (Chanturia, m.72), Okriashvili, Jigauri; Navalovsky (Kobakhidze, m.84) y Dvalishvili (Kvilitaia, m.72).

Goles: 0-1, m.39: Okriashvili.

Árbitro: Vilhjalmur Alvar (ISL). Amonestó a San José por España; y a Kverkvelia por Georgia.

Incidencias: encuentro amistoso disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante la presencia de 14.000 espectadores.

Georgia Vicente del Bosque David De Gea Lucas Vázquez Thiago Alcántara Cesc Fábregas
El redactor recomienda