Es noticia
Gerard Piqué continúa atrapado entre los silbidos de la afición de España
  1. Deportes
  2. Fútbol
la música de viento se impuso a los aplausos

Gerard Piqué continúa atrapado entre los silbidos de la afición de España

Una buena parte de la afición que acudió a Las Gaunas mostró con silbidos que no comulga con el defensa central del Barcelona. La música de viento se impuso a los aplausos

Foto: Gerard Piqué fue silbado durante el España-Luxemburgo (EFE)
Gerard Piqué fue silbado durante el España-Luxemburgo (EFE)

La deportiva y pacificadora iniciativa se derrumbó a las primeras de cambio. El diario 'La Rioja' impulsóesta semana unainiciativa bautizada #AplaudamosaPique con el fin de que la Roja viviera una noche tranquila en su partido contra Luxemburgo, definitivo -como así fue- para sellar la clasificaciónparala Eurocopa de Francia 2016. Pero lo cierto es que el resultado final no fue el esperado por el histórico medio. Desde el primer momento, Piqué se encontró con más aficionados silbando que tocando palmas. Nofue escandaloso, pero sí es cierto que los pitos se hicieron notar más. León, Oviedo y ahora Logroño. La afición de España se ha comportado de igual manera en los últimos tiempo con el jugador catalán.

“Igual hay algún rebrote, pero habrá un buen ambiente con Piqué”, dijo Del Bosque el jueves. Se equivocó. Desde que el balón se puso a rodar sobre el césped del estadio, cada vez que el central español tocaba el balónla silbatina se dejaba sentir cono notoriedad. Los aplausos de unos pocos quedaban apagados a pesar de la buena iniciativa #AplaudamosaPique. El caso es que mientras España jugaba para rubricar su presencia en la Eurocopa, el conflicto que nació hace ya bastante tiempose recrudecía un poco más.

Cuando por megafonía se anunciaron los onces, apenas se escucharon silbidos cuando el nombre de Piqué resonó por los altavoces. Sin embargo, cuando el balón empezó a rodar el panorama cambió por completo. Antes de que se cumpliera el primer minuto de juego, Gerard entró en contacto con el balón un par de oportunidades y en ambos casos la música de viento se impuso con mucha claridad. Y así fue casi siemprehasta el final, con más o menos decibelios.

"Lo he dicho muchas veces, no se puede dudar de mí, vengo aquí desde los 16 años. Que miren hemerotecas, todo lo que he dicho desde bien pequeño. En ningún momento se puede encontrar algo malo que yo haya dicho de la Selección, de este país y de lo que la gente pueda opinar", afirmótras el partido el central del Barça, que también dijo que le gustaría que esta situación terminara, pero que depende de la afición.

Los pitos se impusieron con claridad a los aplausos al defensa central del Barcelona. En el primer acto sólo se escucharonmayoritariamenteaplausos en dos oportunidades.Un buen corte en una acción defensiva fue correspondido con cariño por la grada de Las Gaunas. Y en tiempo de prolongación, cuando se animó a subir al ataque ejerciendo más de ariete que de otra cosa, Piqué también fue premiado por una buena parte de los aficionados.“No es cómodo”,dijo Cazorla ante el micrófono de 'TVE', subrayando Paco Alcácer que “ser pitado no es bonito”.

Jaleado lo justo

Aunque emplea su habitual temple cuando le toca valorar la cuestión, lo cierto es que a Del Bosque le preocupa que esta grieta abierta entre Piqué y la afición española se haga cada vez más grande y evidente. No le agrada en absolutoel cariz que está tomando el asunto, en la misma medida que algunas actuaciones del futbolista -salida nocturna y 'cazada' en Gijón, por ejemplo- le han hecho torcer el gesto más de una vez. Una parte del grupo, igualmente, no tiene buen 'feeling' con Gerard, algo que no oculta más de uno en sus círculos más íntimos y cercanos.

Gerard Piqué no tiene intención de renunciar a la selección española. Lo manifestó con claridad en una rueda de prensa que ofreció hace unas semanas, diciendo que el motivo de los pitos que escucha en los últimos tiempos se debe a la rivalidad Real Madrid/Barcelona y a aquel comentario que hizo sobre la mítica fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo. “Gracias, Kevin Roldán, contigo empezó todo”, dijo en mitad del Camp Nou cuando el Barcelona festejaba una temporada triunfal. “Los pitos no son por un tema político, dejar la Selección es lo último que haría”, señaló en la mencionada comparecencia pública.

Del Bosque avisó hace tiempo sobre el problema que hay en el fútbol español en cuanto a defensas centrales se refiere. Gerard Piqué seguirá entrando en las convocatorias del seleccionador, de indiscutible categoría cuando está en forma. Aunque tras el Mundial de Brasil, donde dejó en el banquillo de los suplentes en el España-Australia una imagen poco edificante, tomó la decisión de renunciar a la Roja, finalmente dio un giro después de que su entorno, como informó este periódico, le avisara de que su cuenta de ingresos sufriría consecuencias.

Del Bosque, visiblemente molesto por ser cuestionado por enésima vez por el asunto, reconoció que “ya me cansa… Por encima de todo quiero agradecer a toda la gente de La Rioja que nos ha mostrado afecto y a todos aquellos quehan sido favorables a los intereses del equipo. Me quedo con eso antes que con los pitos a Piqué. Insisto, ha habido mucha gente que nos ha apoyado durante nuestra estancia y durante el partido”.

Gerard Piqué Vicente del Bosque
El redactor recomienda