recibe a alemania en vigo (20:45 h, 'Cuatro')

Seis años después, España vuelve a jugar por el prestigio de ganar al campeón

El último amistoso de la selección contra un campeón mundial fue en marzo del 2008 contra Italia. Ganó. Igual que tres meses después en la Eurocopa

Foto: Italia es el último campeón del mundo al que ha ganado España (Cordon Press)
Italia es el último campeón del mundo al que ha ganado España (Cordon Press)

El duelo contra Alemania en Vigo (20:45, Cuatro) será el primer partido de España contra un campeón del mundo desde hace más de seis años. El último fue el 26 de marzo del 2008 contra Italia en Elche (1-0). Tras aquel partido, el seleccionador, Luis Aragonés, dijo lo siguiente: "Hemos ido a lo nuestro. Nuestra condición física de base es inferior y lo dije al pisar la Federación. Si no es a base de tocar, va a ser muy difícil que ganemos a estos equipos". La condición física de base, el toque. Elementos que el 'Sabio' repetía hasta la saciedad y que solo unos meses después fructificaron en una explosión de fútbol que dio lugar a la mejor selección española de la historia.

El punto clave, el momento que marcó un antes y un después en una generación que ahora intenta reciclarse para no morir, llegó tres meses más tarde, con la victoria, otra vez frente a Italia, en los cuartos de final de la Eurocopa de Austria y Suiza. Pero una cosa no se explica sin la otra. Los frutos, el primer título en más de 40 años, fueron consecuencia de las semillas plantadas durante los meses anteriores. Y la victoria contra Italia en el último amistoso antes de la concentración para el torneo europeo reforzó a aquel equipo. "En el último año y medio estamos haciendo muy bien las cosas y espero que esta Eurocopa sea la nuestra", afirmaba David Villa, que aquella noche le había marcado a Gianluigi Buffon uno de los mejores goles de su carrera.

 

Vídeo: el gol de Villa contra Italia en el 2008.

 

España jugó bien y ganó, como había convertido en costumbre desde que perdiera dos de los tres primeros partidos de la fase de clasificación para la Eurocopa del 2008. El primero, en septiembre del 2006 en Irlanda del Norte (3-2), fue un golpe tan duro que acabó con la salida de de Raúl de la selección. El segundo, un mes después en Suecia, dejó muy tocado al equipo y a Luis Aragonés. Sin embargo, la selección se recompuso y comenzó un camino que acabó siendo exitoso. De los 9 encuentros de clasificación restantes ganó 8 y empató uno. Durante ese período realizó partidos muy buenos (la victoria en Dinamarca) y ganó a selecciones importantes (Argentina, Francia).

Ahora la referencia son los otros

La selección española afrontó ese partido contra Italia de la misma manera que los rivales jugaron contra ella en los siguientes años. El campeón del mundo siempre produce en el adverario una motivación especial. El título otorga al ganador la condición de rival a batir sean cuales sean las circunstancias. Que se lo digan a Alemania, que ha perdido dos partidos tras la final del Mundial. O a la propia España, que salió goleada de Argentina y Portugal tras ganar en Sudáfrica. Es la sensación de poner el título en juego en cada partido.

Alemania llegó a Vigo con muchas bajas (Reuters)
Alemania llegó a Vigo con muchas bajas (Reuters)

Ya no tiene esa presión, pero a cambio debe soportar otra que también ha influido en los partidos jugados tras el Mundial: la exigencia de mantener el nivel mostrado antes de la cita brasileña y a la vez renovar el equipo, una labor que Vicente del Bosque se ha tomado muy en serio. "Algunos jugadores se retiraron de la selección española después del mundial. Está claro que tienen algunos problemas, pero ambos estamos en una situación similar, ya que tenemos que compensar la pérdida de algunos jugadores importantes", dijo en rueda de prensa Toni Kroos.

El centrocampista del Real Madrid será esta noche será uno de los pocos campeones del mundo hace unos meses que pisen Balaídos. Las bajas han asolado al equipo que entrena Joachim Löw. "Es normal comparar nuestro fútbol de ahora con la manera en que jugamos durante la Copa del Mundo y está claro que hemos perdido a algunos jugadores por lesión, aunque todavía hay mucha calidad en el equipo", explicó el alemán, que calificó el duelo como "un partido de prestigio". "Si organizas un amistoso como este, obviamente quieres ganarlo".

Eso, el prestigio, será lo más importante de un partido que servirá a Del Bosque y a Löw para seguir probando jugadores. El seleccionador español tiene la intención de hacer debutar a otros tres jugadores más (Casilla, Nolito y Camacho). El alemán espera que sus jugadores den una mejor imagen que en el partido contra Gibraltar. En juego, el reconocimiento y la confianza que da ganar al campeón del mundo. Como hace seis años en Elche contra Italia.

Alineaciones probables:

España: Casilla, Azpilicueta; Raúl Albiol, Sergio Ramos, Juan Bernat; Busquets, Koke; Isco, Raúl García o Callejón, Nolito; y Morata.

Alemania: Weidenfeller; Rüdiger, Mustafi o Ginter, Höwedes, Durm; Kroos, Khedira o Bender; Müller, Götze, Bellarabi; y Volland.

Árbitro: Stefan Johannesson (SUE).

Estadio: Balaídos.

Hora: 20.45

Eurocopa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios