victoria leonesa por 2-1

Oblak jugó con la Cultural: el héroe de la portería que dejó al Atlético sin Copa

Lucas Giffard fue el gran protagonista del partido con sus nueve paradas. El Atlético es el primer grande que cae eliminado en la Copa del Rey esta temporada

Foto: La celebración de los jugadores de la Cultural Leonesa. (EFE)
La celebración de los jugadores de la Cultural Leonesa. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Estuvo incómodo el Real Madrid. Lo pasó mal el FC Barcelona. Y se la pegó el Atlético de Madrid. El equipo rijiblanco es el primer grande eliminado en la Copa del Rey. Perdió ante la Cultural Leonesa por 2-1 en un partido empezó ganando, pero que el equipo local remontó en la prórroga. Lucas Giffard, portero que normalmente es suplente, se convirtió en el héroe de la noche por encima de los goleadores gracias a sus paradas.

Hay partidos que un futbolista no olvida en toda su vida. Puede ser porque consiga un gran éxito o porque realiza una actuación fantástica. Algunos tienen la suerte de que ambas cosas se den la vez. No sucede con la inmensa mayoría de jugadores, eso que apenas reciben la luz de los focos. Es el caso de Giffard, francés de 22 años que este jueves, en el Reino de León, se ganó un hueco en la historia de la Cultural Leonesa.

Por resumir: parecía que Jan Oblak jugaba con los locales. El catálogo de paradas (hasta nueve) de Giffard fue digno del guardameta esloveno, que esta vez dejó su lugar en el once a Antonio Adán. El único disparo que no atrapó o desoejó Giffard fue el de Ángel Correa en el minuto 62. Mientras se recupera Diego Costa, llega Edinson Cavani (u otro delantero) y Álvaro Morata recupera el olfato (solo lleva un gol en el último mes: el que marcó de penalti en las semifinales de la Supercopa), el argentino ha tomado la responsabilidad del gol. Ha marcado cuatro en las últimas cuatro semanas. No son muchos, pero sí son más que cualquier otro jugador de la plantilla rojiblanca.

Ángel Correa marcó el gol del Atlético de Madrid. (EFE)
Ángel Correa marcó el gol del Atlético de Madrid. (EFE)

A partir de ahí llegó una exhbición de Giffard, que ya había parado antes un mano a mano a Vitolo. El portero mantuvo en el partido a su equipo, que con el paso de los minutos se fue viniendo arriba. Con la misma velocidad, el Atlético se fue viniendo abajo. Es inexplicable, aunque sea muy habitual, el paso atrás de los rojiblancos cuando se adelantan en el marcador. La Cultural lo aprovechó para empatar en el minuto 83 con una gran volea de Julen Castañeda.

Ese gol despertó al Atlético, que no pudo forzar la prórroga porque Giffard estuvo inmenso. En los últimos minutos, el francés evitó en dos ocasiones que Ivan Saponjic, el delantero fichado en verano del Benfica y que no había debutado hasta hoy, tuviera su momento de gloria clasificando al Atlético para los octavos de Copa del Rey. No metió él y tampoco lo hicieron Felipe, Joao Félix, Riquelme... Todos se estrellaron contra el héroe de la noche.

En el minuto 108 llegó el éxtasis al estadio. El Atlético, cansado y despistado, permitió un claro contragolpe de la Cultural que terminó con centro de Gudiño desde la izquierda para que Sergio Benito rematara en el segundo palo. El Atlético se pasó los últimos diez minutos volcado sobre la portería rival, pero no consiguió ni siquiera una ocasión clara. Un disparo de Thomas lo atrapó sin problemas Giffard, que cerró así el mejor partido de su vida. En el lado contrario, los dos disparos de la Cultural a la portería de Adán acabaron dentro.

El Atlético cayó eliminado y dejó una muy mala imagen. Necesita un delantero, sí, pero también reaccionar. Porque su mal partido en Eibar y este en León no se explica solo por la falta de gol. El Cholo Simeone tiene mucho trabajo. Y a partir de ahora algo más de tiempo para realizarlo sin la Copa.

Copa del Rey

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios