entre fc barcelona y sevilla

El Wanda Metropolitano acogerá su primera gran cita con la final de la Copa del Rey

Representantes de Sevilla y Barcelona se reunieron sobre las 15.00 horas, antes de la reunión de la junta gestora de la RFEF prevista para las 16.00 para consensuar el estadio de la final

Foto: El Wanda acogerá su primera final. (EFE)
El Wanda acogerá su primera final. (EFE)

Todos los años se produce la misma historia una vez se conocen los finalistas de la Copa del Rey. Sean quienes sean los implicados, surge la polémica por dónde jugar. Esta temporada parecía evidente que había un lugar excelente que merecía estrenarse en una gran final, pero aun así, el Wanda Metropolitano se puso en duda como sede. Sin embargo, tras la reunión de representantes del Fútbol Club Barcelona y del Sevilla Fútbol Club en la sede de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), se ha decidido que el nuevo estadio del Atlético de Madrid de cobijo a ambos equipos el 21 de abril.

Esta temporada, como unas cuantas ya anteriormente, el Barça quería jugar en el Santiago Bernabéu. Además del componente del morbo por poder ganar un título en el territorio del Real Madrid, el club culé desea el recinto madridista principalmente por su capacidad, la segunda mayor de España, tras la del propio Camp Nou, no tenido en cuenta al ser estadio de uno de los participantes. Sin embargo, ni el Madrid propuso su casa para la final ni tampoco la solicitó la RFEF, por lo que en ningún momento estuvo sobre la mesa como opción real.

Precisamente por este último motivo se ha descartado el Estadio de la Cartuja (60.000 espectadores), en la capital andaluza. La petición del Barça era clara: quería jugar en una sede neutral, lo cual contrasta con cuando pidió jugar en el Camp Nou la temporada 2014-15, cuando ganó entonces al Athletic Club. El Valencia ofreció Mestalla en cuanto cayó eliminado en semifinales, pero el Wanda, también ofrecido por el Atlético, al ser más grande (67.829 espectadores sobre 55.000), ofrecía más opciones para las aficiones de los clubes, que, en principio, se repartirán unas 22.000 localidades.

"Estoy satisfecho, cuando los clubes se reúnen, miran las opciones posibles y se toma una decisión es bueno. La hemos estudiado, entendemos que es el mejor estadio y la mejor fecha", señaló Pepe Castro, presidente del Sevilla, a la salida de la reunión. Al jugarse la final un fin de semana durante la competición, ambos equipos están obligados a retrasar sus compromisos ligueros de la jornada 34. Castro confirmó que los partidos aplazados por esta final, el Sevilla-Real Madrid y el Barcelona-Villarreal, se disputarán el 9 de mayo como estaba previsto, fecha a la que han pedido que se aplace el Atlético-Betis, para que ambos clubes hispalenses tengan los mismos días de descanso antes del derbi que se disputará en el Benito Villamarín el 12 o 13 de mayo.

"No era posible por cuestión de calendarios, muchísimos partidos, muchas competiciones. Nosotros estamos metidos en todas las competiciones y ojalá sigamos hasta el final. Si juegas todos los días en esas fechas es buena señal", dijo Guillermo Amor, portavoz del Barcelona, sobre una posible variación en la fecha.

Ensayo para la Champions

El encuentro entre Barça y Sevilla servirá como un gran ensayo general para comprobar la capacidad organizativa del Wanda Metropolitano de cara a la final de la Champions League que acogerá en la temporada 2018-19. El pasado mes de septiembre, la UEFA eligió a la recientemente estrenada casa colchonera como el lugar idóneo para disputar el partido por el título de la máxima competición continental.

Copa del Rey

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios