el club azulgrana persigue también a coutinho

El Barça aprende a vivir sin Neymar, ¿cómo hacerle hueco a su sustituto Dembélé?

La traumática salida del brasileño ha permitido a Valverde crear estabilidad dentro de la locura colectiva que era el Barcelona en verano y ahora tiene que darle cancha al francés recuperado

Foto: Dembélé, en uno de los tres partidos que ha jugado con el Barça. (Reuters)
Dembélé, en uno de los tres partidos que ha jugado con el Barça. (Reuters)

Puede que nunca sepamos exactamente cuánto costó Neymar al Fútbol Club Barcelona. Las cifras oficiales lo cifran en más de 87 millones de euros, pero todo lo que hay detrás de uno de los fichajes más opacos de la historia de este deporte podría dejar en mantilla a todas las contrataciones jamás hechas... salvo la del propio jugador por el Paris Saint-Germain. Lo que sí se sabe, con los números facilitados por el Barça en la mano, que por ahora es Ousmane Dembéle el jugador más caro qu jamás ha hecho el club azulgrana. Por primera vez superaba la barrera de los 100 millones de euros, una cifra que ya está al orden del día en el mercado... y hasta ahora solo lo ha disfrutado tres días.

Dembélé, a lo Robert Prosinecki, llegó, debutó y se lesionó de gravedad. Le sucedió en Getafe justo lo que no le había ocurrido en toda su vida. Una dolencia tan prolongada era algo novedoso en su desarrollo como futbolista, el cual está aún en pleno proceso de formación. Un futbolista joven que se marcha a otro país a jugar, más si se trata de firmar por un gran club como es el Barça, necesita un proceso de adaptación no ya solo al equipo, sus compañeros y el cuerpo técnico, sino al ambiente, a lo que rodea al club y la presión que supone, más para él en particular, haber costado tanto a las arcas del club. Y Dembélé no ha pasado por esa fase, no activamente y ahora, cuando comienza el carrusel de la Copa del Rey, tendrá tiempo para rodarse.

"No hay tantos partidos en enero, porque no sabemos si pasaremos o no, pero recuperarle es muy positivo", decía el entrenador, Ernesto Valverde, sobre la probable convocatoria del joven francés para enfrentarse al Celta de Vigo este jueves. "Nos gustaría una pequeña pretemporada, pero no es posible cuando estás en competición. Ahí tienen que adaptarse los jugadores. Hay que tener calma y darle minutos poco a poco. Pero luego tiene que ganarse él esos minutos".

Ahí, en esa última afirmación del técnico extremeño está la clave: tiene que ganarse los minutos. Desde el punto de vista del entrenador, para participar en los partidos es el propio jugador el que tiene que demostrar que está capacitado para ello, que es mejor que el compañero al que pretende quitarle el puesto y, una vez conseguido, sigue siendo mejor que el que tiene detrás empujando. En el fútbol actual esta máxima no siempre se cumple, en absoluto. El dinero gastado influye muy a menudo en las decisiones de un técnico. ¿Cómo dejar a un futbolista de 140 millones de euros en el banquillo? Es un reto ante sí mismo, ante la grada que pide a ese jugador tan caro y ante la directiva, la responsable de la adquisición.

El trío que viene. (Reuters)
El trío que viene. (Reuters)

A Valverde le supone el mismo problema que a todos esos técnicos que sufren para elegir una alineación, si bien precisamente en esta plantilla del Barça dispone de menos recursos que, por ejemplo, los que tenía Luis Enrique o, incluso, el Tata Martino, por no hablar ya de la era Guardiola, por supuesto. En la necesidad, en la mediocridad de la organización directiva del club, el 'Txingurri' ha obtenido los mejores resultados en Liga desde el propio Pep y encara los meses decisivos del curso en plenitud y con la confianza de hacer las cosas bien. Ha hecho de Paulinho un refuerzo soberbio, ha hecho renacer a Jordi Alba y ha mantenido (obivamente) los galones sobre los hombros de Messi, a través del cual ha ganado casi todo lo que ha jugado.

Entonces, ¿dónde encaja Dembélé? No es fácil, no tanto por sus cualidades, que son muchas y todavía algunas por pulir, sino por cómo de asentado está el esquema táctico de Valverde. Al Bernabéu llegó con un clarísimo 1-4-4-2 con el que ha encontrado la manera de aunar equilibrio con potenciar las virtudes de Messi. Valverde ha dado el paso de alejarse del juego de posición que definió al Barça de Guardiola, del que Luis Enrique no consiguió renegar del todo, y ha decidido jugar sencillo para ganar; el juego, según su metodología, vendrá después.

Pero lo claro es que el sistema es firme y romperlo, quitar fortaleza al centro del campo (el sacrificado sería Paulinho para dejar hueco a Dembéle) podría tirar la torre de naipes. Y para más inri, la postura del Barça con respecto a Philippe Coutinho sigue exactamente igual que en agosto, es decir, quieren que sea azulgrana y lo van a intentar incluso en este mercado de invierno. Dembélé ya está, Coutinho puede llegar. Iniesta sigue aportando y de hecho parece rejuvenecido, Rakitic ha vuelto a su mejor nivel y Paulinho ha caído de pie. ¿Dónde meterlos? La solución la tiene que buscar Valverde.

Alineaciones probables

Celta: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Sergi Gómez, Cabral, Jonny; Wass, Lobotka, Hernández, Pione Sisto; Aspas y Máxi Gómez.

Barcelona: Cillessen; Semedo; Piqué, Vermaelen, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic, Iniesta, Paulinho, Messi y Luis Suárez.

Estadio: Balaídos (19.00 horas).

Árbitro: Martínez Munuera (valenciano).

Copa del Rey

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios