Sergio Ramos regateó a Prensa del Madrid para expresar sus quejas sobre el arbitraje
  1. Deportes
  2. Fútbol
ESTÁ SIENDO EL PROTAGONISTA BLANCO DE 2015

Sergio Ramos regateó a Prensa del Madrid para expresar sus quejas sobre el arbitraje

Los responsables de Prensa del Real Madrid se miraron porque no estaba en el guión. Les tocaba a Isco y James atender a los medios tras la derrota en el Manzanares

Foto: Sergio Ramos, muy presente en 2015.
Sergio Ramos, muy presente en 2015.

Los responsables de Prensa del Real Madrid se miraron porque no estaba en el guión. Les tocaba a Isco y James atender a los medios tras la derrota en el Manzanares ante el Atlético de Madrid. Gol. Sergio Ramos se zafó de su marca y subió al atril de las televisiones, tenía un mensaje que mandar tras haber provocado un penalti, además de ser quien marcaba a Giménez cuando este voló para realizar un remate inapelable, de esos que normalmente hace precisamente el sevillano del Madrid. Y habló: “Cuando se pierde es fácil hablar del arbitraje y por eso no voy a hacer hincapié en ello… pero cada día me gusta más la Premier”. Ahí lo dejó.

“Tenemos mucho que aprender de la Premier League. Desde mi punto de vista no ha sido falta en la acción del penalti. La Premier es una liga que la gente disfruta viéndola, por eso lo digo”. Al de Camas le pareció exagerado que Raúl García se fuera al suelo por el contacto. Clos Gómez consideró que Ramos aplicaba la suficiente fuerza como para señalar la pena máxima. En cualquier caso, el reglamento ni siquiera habla de intensidad en el contacto, sino del simple contacto. A partir de ahí un colegiado interpreta. Y a Ramos le gusta más la interpretación en inglés.

El internacional español está siendo, si no el que más, uno de los grandes protagonistas del Madrid en este inicio de 2015. Comenzó ocupando titulares porque venía de una lesión muscular a la que se le pide, para su correcta cicatrización, tiempo. Fuentes médicas consultadas por El Confidencial recomendaron algo más de dos semanas y un único entrenamiento con normalidad para que saltara al campo. Y más aún cuando se repasaba la cuesta de enero que tenía y que en el banquillo Varane podía ser un digno sustituto. Sin embargo, en el Madrid, el triángulo del médico-Ancelotti-Ramos apostó por jugar en Valencia, ahora en el Calderón… Y, al menos físicamente, la apuesta les está saliendo tan bien como cuando arriesgó para estar en la final del Mundial de Clubes. Un portento físico.

A Ramos le han dado de su propia medicina

En el terreno de juego, su nombre ha estado presente en las dos crónicas que lleva el Madrid a sus espaldas en 2015 porque le han dado de su propia medicina. A uno de los mejores rematadores de cabeza de España, que es a su vez uno de los mejores defensas de España, le han ganado dos veces la marca para hacer dos tantos al Madrid tras sacar un córner. Ningún remate ha sido cómodo y la balanza está inclinada al mérito del jugador que error del defensa. Pero sabiendo que quien defiende es Ramos, suena extraño.

El siguiente compromiso es este sábado a las 16 horas frente al Espanyol. Quizás, si hubieran ido de otro modo los dos partidos, Ancelotti y Ramos se plantearan dar descanso ante un rival cuya clasificación no lo muestra tan duro como los anteriores. Pero en la actual circunstancia, en la que el murmullo comienza a pronunciar tímidamente la palabra “crisis”, será extraño que Ramos no sea uno de los protagonistas en el once titular. Lleva los galones de capitán y entiende que, al igual que debía utilizar a la Prensa para expresarse públicamente el miércoles por la noche (saltándose la premisa del club), su sitio está en el césped para tratar de sacar al Madrid de la modorra que lleva encima.

Sergio Ramos Real Madrid Raúl García
El redactor recomienda