sentenció la eliminatoria (0-4)

Vuelve Iniesta, aparece Samper y el centro del campo del Barcelona recupera el tino

Goleó al Huesca (0-4) en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Marcaron Rakitic, Iniesta, Pedro y Rafinha en un partido en el que destacó Samper

Foto: Vuelve Iniesta, aparece Samper y el centro del campo del Barcelona recupera el tino

Nada como una eliminatoria de Copa del Rey a doble partido para templar los ánimos, dar descanso a las estrellas y permitir que los más jóvenes se vayan fogueando. A Luis Enrique, todo le salió a pedir de boca en Huesca. Se dejó a medio equipo en casa y la otra mitad respondió. Y pudo ver en acción a algunos de sus canteranos. Munir acapara los focos, pero quizá sea Sergi Samper el proyecto más interesante de todos los que esperan para subir el último escalón de la cantera azulgrana.

El centrocampista del filial volvió a ocupar el puesto de mediocentro, como ya hiciera contra el APOEL en la Champions League hace un par de meses, y volvió realizar un excelente partido. Samper destaca cuando no lo hace, cuando se integra en el juego del equipo y le da continuidad. Apoya por delante a los defensas en la salida del balón y se ofrece por detrás a los interiores. Uno o dos toques, no más. El balón pasa por sus pies y casi siempre sale mejor de lo que llega.

Que enfrente estuviera el Huesca, un Segunda B, puede restarle mérito a su actuación, pero aun con eso, no es fácil para un chaval completar 90 minutos a buen nivel por muy bueno que sea. En El Alcoraz, además encontró dos excelentes socios: Rakitic e Iniesta. El primero, menos preocupado por cubrir las subidas del lateral derecho (ocupado por Douglas, al que Montoya sigue viendo desde el banquillo cada vez que tienen opciones de jugar), estuvo más incisivo e influyente en el juego azulgrana. Y presentó su candidatura a lanzar alguna falta más de vez en cuando: en el minuto 12 clavó una por la escuadra izquierda de Dani Jiménez y en el 37 mandó otra al palo derecho.

Iniesta volvió tras más de un mes lesionado (EFE)
Iniesta volvió tras más de un mes lesionado (EFE)

Iniesta, que volvió tras cinco semanas, jugó los 90 minutos y dio muestras de estar plenamente recuperado. Y encima dejó un gol que revivió uno de los mejores recuerdos de los azulgranas. En el minuto 16, Pedro condujo hacia el centro del área y dejó el balón a Rakitic, que lo doblaba por la izquierda. El croata pasó a la frontal y de repente ¡Iniestazo! Zapatazo del manchego a la escuadra. Los tres, Samper, Rakitic e Iniesta, formaron un centro del campo más natural que el domingo en Mestalla. El Huesca tiene el nivel que tiene, y no es el Valencia, está claro, pero el Barça fue reconocible, algo que no ha sido en varios partidos de esta temporada, aunque los haya ganado.

Antes de llegar a la media hora, el partido ya estaba resuelto. Si había algún problema atrás con los ataques del Huesca, aparecía Ter Stegen para solventarlo. El equipo local no paró de intentarlo hasta el final, pero unas veces el portero alemán y otras su falta de acierto impidieron que marcara al menos un gol. Antes del descanso, Pedro sentenció el partido con otro golazo, disparando fuerte y ajustado desde la frontal.

En la segunda parte, ya sin casi interés en el partido, Munir buscó su gol con insistencia, pero no lo encontró antes de ser sustituido por Sandro a un cuarto de hora del final. El Huesca estuvo cerca de marcar con un tiro de Tyronne que se marchó cerca del palo izquierdo de la portería de Ter Stegen y en alguna jugada embarullada al final, pero no obtuvo premio. Edgar Ié y Sergi Roberto sustituyeron a Mathieu y Rakitic poco después de la hora de partido y el Barcelona siguió dominando, aunque sin tanto acierto como en la primera parte.

Rakitic fue de los mejores en El Alcoraz (EFE)
Rakitic fue de los mejores en El Alcoraz (EFE)

El 0-4 no llegó hasta el minuto 72, cuando Rafinha disparó y un defensa oscense desvió el balón. El menor de los Alcántara comenzó el partido jugado de falso nueve, una posición en la que jugó algunos partidos con Luis Enrique en el Celta, pero aún no había ocupado esta temporada en el Barça. 

La goleada deja a la Copa del Rey con la misma temperatura que la noche de Huesca: mucho frío. Entre Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid han marcado 11 goles a sus rivales de Segunda B en la ida de los dieciseisavos de final. No han tenido necesidad de alinear a sus estrellas y encima han podido darle cancha a los canteranos. Estupendo para ellos, pero nefasto para la competición.

Ficha técnica:

0.- Huesca: Jiménez; Álvarez, Moreno, Álex García, Morillas; Josan (Esnaider, min. 72), Iñigo Ros, Camacho, Gassama (Sosa, min. 57); Tyronne (Cabezas, min. 62) y Guillem.

4.- Barcelona: Ter Stegen; Douglas, Bartra, Mathieu (Edgar Ie, min. 64), Adriano; Samper, Rakitic (Roberto, min. 64), Iniesta; Rafinha, Munir (Sandro, min. 74) y Pedro.

Goles: 0-1, min. 12: Rakitic; 0-2, min. 16: Iniesta; 0-3, min. 39: Pedro; 0-4, min. 72: Rafinha.

Árbitro: Del Cerro Grande (Comité Madrileño). Mostró cartulina amarilla a Mathieu (min. 17) por parte del Barcelona y a Josan (min. 18) por parte del Huesca.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio de El Alcoraz de Huesca ante cerca de 10.000 espectadores.

Copa del Rey
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios