La Copa, última ocasión del Tata de lograr un título grande antes de hacer las maletas
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL MADRID PUEDE EJECUTAR EL GOLPE DE GRACIA

La Copa, última ocasión del Tata de lograr un título grande antes de hacer las maletas

Martino es consciente de que la próxima temporada no seguirá en el Barça. Pero se quiere despedir con un gran título, que pasa por lograr la Copa del Rey

Foto: Gerardo Martino se quiere despedir del Barcelona tras conseguir el título de Copa del Rey.
Gerardo Martino se quiere despedir del Barcelona tras conseguir el título de Copa del Rey.

Gerardo 'Tata' Martino es consciente de que la próxima temporada no seguirá en el Barcelona. Los malos resultados del conjunto azulgrana, sumado a una conflictiva gestión del vestuario, ha provocado que su salida al término del curso deportivo ya sea un hecho consumado en 'Can Barça'. Con este panorama afronta el técnico la que puede ser su única ocasión de llevarse un título 'grande' de España, si no quiere salir del conjunto azulgrana por la puerta de atrás y con más pena que gloria, dejando en descomposición un grupo que firmó años atrás los mejores cursos de la historia azulgrana.

"Sería un fracaso si no ganamos ningún título. El Barcelona está acostumbrado a ganar, y no hacerlo se transformaría en un fracaso". Ésta es una de las frases que Martino dejó el día de su presentación y que, ahora, se puede convertir en una lacra para el argentino. Si bien es cierto que, a principio de temporada, consiguió la Supercopa de España ante el Atlético, lo cierto es que el conjunto azulgrana se puede quedar sin ganar ni un solo título de los tres 'grandes' a los que ha optado en la temporada. Esta situación no se produce desde hace seis temporadas, cuando en la 2007-08 no ganó nada.

Ahora, tras quedar apartado de la Liga de Campeones en los cuartos de final, y con pocas opciones de levantar la Liga tras el tropiezo en Granada, la opción más cercana que tiene el Barça para salvar la temporada pasa por la Copa del Rey. Una final que puede servir para no recordar el curso deportivo de manera tan negativa y, cómo no, para silenciar en cierta manera los rumores sobre el cambio de ciclo de la exitosa plantilla azulgrana. Si la temporada se cerrara sin títulos, no sólo quedaría señalado el entrenador, sino que los jugadores quedarían en entredicho por un año sin levantar copa alguna.

Y, como si se tratara de una broma macabra del destino, el Real Madrid, el 'eterno enemigo', puede ser el encargado de asestar el golpe de gracia a un equipo al que se le ha agotado el crédito. La única opción que tiene el Barcelona para maquillar la temporada pasa por una victoria en la final de Copa pero que, ni aún así, serviría para dar una nota positiva al curso deportivo. El propio Martino aseguraba que no le daría "buena nota" al año ni ganando el título, lo que deja al Barcelona con la necesidad de luchar por una Copa que sumar al palmarés con sabor a despedida para el técnico, que no se quiere ir de vacío.

placeholder

Problemas dentro y fuera del campo

Los problemas deportivos del Tata han sido varios a lo largo de la temporada. Distintos conceptos que en los últimos años, con un equipo menos presionante y jugando más por fuera que con el habitual toque de los 'bajitos' en el medio, han deslabazado a un conjunto que, en el momento de la verdad, no ha sabido responder con unas armas que se le presuponía de temporadas anteriores. Además, la falta de respuesta del entrenador en los movimientos desde el banquillo, más el ostracismo al que se han visto condenados Pedro e Iniesta en buena parte del año, han hecho estallar el proyecto del Tata.

Si a ello se le suman los problemas fuera de los terrenos de juego, como los líos del padre de Messi con Hacienda, del contrato de Neymar, la prohibición de FIFA de fichar por los fichajes de menos y la salida de Sandro Rosell, lo cierto es que el Barcelona ha vivido una temporada caótica. Perder la final de Copa puede ser el remate a un año calamitoso, un duro golpe para un equipo que puede estar firmando el fin de una época gloriosa. Está en las manos del equipo poder levantar el único gran título de la temporada, con el que Martino lograría no marcharse de vacío de la competición española.

De igual manera, el Real Madrid está ante su primera oportunidad de levantar un trofeo este curso. A pesar de que los blancos están vivos en las tres competiciones y con posibilidades de luchar por todo, este primer título puede dar mucha moral a los blancos de cara al tramo final de temporada. En semifinales de la Champions ante el 'todopoderoso' Bayern de Múnich y con la necesidad de que el Atlético pinche en 'dos' partidos, los de Ancelotti afrontan la final como una reeedición de la aquella de 2011, en la que los blancos recuperaron la vitola de equipo ganador.

El redactor recomienda