EL PRESIDENTE NI DIMITIÓ NI SALDÓ LAS DEUDAS

El Racing de Santander cumple su promesa y no juega la vuelta de cuartos

El equipo aguantó hasta el final para tomar una decisión: no disputar el partido de vuelta de cuartos de la Copa del Rey frente a la Real Sociedad

Foto: Gil Manzano suspende el encuentro ante la piña formada por el Racing. (EFE)
Gil Manzano suspende el encuentro ante la piña formada por el Racing. (EFE)

Hasta el último momento se mantuvo el interrogante, tal y como avisó Paco Fernández, técnico del Racing de Santander. El equipo aguantó hasta el final para tomar una decisión definitiva y esta no fue otra que la de no disputar el partido de vuelta de cuartos de la Copa del Rey frente a la Real Sociedad. Una determinación que se llevó a cabo porque no llegó ni el dinero adeudado a técnico y jugadores desde hace cinco meses ni la dimisión en pleno de la directiva. El máximo mandatario acudió a El Sardinero con normalidad para presenciar el partido en el palco, aunque finalmente no saliese para evitar los pitos y críticas de los aficionados. De hecho, con motivo del minuto 13, el habitual para las protestas, la grada volvió a cargar al unísono contra los gestores del club. Y mientras esto sucedía, Pernía,, expresidente del Racing, era expulsado del Partido Popular.

El Racing no juega el partido contra la Real Sociedad

Antes de las ocho de la tarde, el equipo arbitral se reunió en el vestuario con Paco Fernández, Mario Fernández, capitán del equipo, y Francis, jugador de la plantilla del Racing. Con las alineaciones y las fichas entregadas, sólo quedaba por saber qué sucedería sobre el césped. Bajo una intensa lluvia, las gradas de El Sardinero eran un clamor: "No se juega, no se juega". Las gradas fueron testigo de los pasos que dieron sus jugadores que entraron al campo, pero no jugaron: tras el pitido inicial, hicieron una piña en el centro del campo mientras el cuerpo técnico y los suplentes hacían lo propio en la banda.

“¿Seguros? ¿Estáis seguros?”, replicó Gil Manzano nuevamente al portero y capitán del Racing, Mario Fernández, que asintió para confirmar que no habría partido. Antes de cumplirse el primer minuto, señaló el final del encuentro y todos los integrantes del Racing se abrazaron en el centro del campo para después agradecer el gesto de la afición y despedirse de ellos entre gritos de "campeones, campeones". 'La fuente de Cacho', el himno oficioso del Racing, se adueñó de todo El Sardinero, que volvió a pedir a sus jugadores que saltasen al campo para recibir el aplauso de los suyos. Como no podía ser de otra forma, con Paco Fernández a la cabeza, regresaron al terreno de juego para ser ovacionados. Cumplieron la promesa de no disputar el partido porque las condiciones que pusieron sobre la mesa no han sido cumplidas: Lavín y su directiva siguen al frente y las deudas no han sido saldadas.

El Palco de El Sardinero vacío (Efe).
El Palco de El Sardinero vacío (Efe).

Los jugadores del club cántabro, que llevan sin cobrar más de cinco meses, avisaron de que su pretensión era no jugar y demostrar su rebeldía ante la “mala gestión de los directivos, los cuales han gestionado el club de manera nefasta”, tal y como comentaba Javi Barrio: “Había que hacerlo porque, si no, esta gente se cargaba el club”. “Agradecemos eternamente a la afición el apoyo que nos da. Tenemos que limpiar esta basura”, declaró Mariano, delantero del Racing, minutos después del plante. “Este señor tiene el club secuestrado. No mira por el equipo y sí por sus intereses. Es una pena. Tenemos que conseguirlo entre todos”, añadió. “Es increíble que toda la afición y toda la ciudad esté con nosotros. Este equipo es lo que es por su afición. Estamos eternamente agradecidos”, dijo Mario, que también explicó su conversación con el árbitro del encuentro: “Nos ha dicho lo que nos podía pasar y nos ha apoyado”.

El Racing será sancionado, con total seguridad, por no presentarse a jugar contra la Real Sociedad. El artículo 77 de los estatutos de la Real Federación Española de Fútbol contempla que “la incomparecencia de un equipo a un partido oficial o la retirada de la competición, producirán las siguientes consecuencias (...). Siendo la competición por eliminatorias se considerará perdida para el equipo que no comparezca o retirado de la fase de que se trate. En cualquier caso, el club en cuestión no podrá participar en la próxima edición del torneo”. Además, se deja claro que “cualquier clase de incomparecencia determinará la imposición al club infractor de multa en cuantía de 3.006 a 12.021 euros”.

Si el Consejo de Administración no dimite, no hay partido

La AFE estuvo en contacto permanente con Mario Fernández, capitán del Racing de Santander. Todos los días, desde que el equipo cántabro se plantó, se ha producido una llamada telefónica para conocer las últimas novedades. A pesar del interés de la AFE en que los jugadores vean cumplidas las promesas del club, no aprueba la decisión que han tomado técnico y futbolistas, y así se lo hicieron ver a la plantilla este jueves. A pesar de ello, los jugadores insistieron en no jugar el partido de Copa del Rey.

Luis Rubiales se reunió con la plantilla del Racing para tratar de convencerles de que disputaran el partido. Tanto AFE como Federación eran partidarios de que el encuentro se disputara, pero el problema era mayor: lo que Rubiales transmitió a los jugadores es que podrían ser despedidos de manera procedente por el club si se negaran a jugar. La postura que AFE ha mantenido en todos los casos de impagos es siempre la misma, que es pedir al jugador que entrene y juegue hasta el final para no perder la razón ante la ley.

Los jugadores del Racing junto a los de la Real (Efe).
Los jugadores del Racing junto a los de la Real (Efe).

¿Habrá indulto por parte de Villar?

Lo que sí hay que tener en cuenta son los casos en los que Ángel María Villar ha abierto la mano a la hora de perdonar. Siempre ha explicado que “se trata de un indulto al fútbol español en general, no a un individuo u otro. Es una medida de gracia, más que un indulto. Lo hecho siempre, excepto en un período en el que el Consejo Superior de Deportes me lo prohibió. Lo hice siempre que España ganó algo o cuando yo he salido reelegido presidente”. Se puede cumplir lo primero, así que la sanción que puede recibir el Racing podría quedarse en nada.

Son varias las medidas de gracia adoptadas por Ángel María Villar desde que preside la RFEF. Una similar se produjo en el año 2000, cuando el Barcelona no se presentó al partido de vuelta de semifinales de Copa ante el Atlético de Madrid. El club argumentó que sólo tenía a disposición del entrenador once jugadores. El famoso ‘dedazo’ de Mourinho a Tito Vilanova también fue perdonado por Villar en su momento. Otro episodio sonado que se saldó con el perdón de Villar fue el de la cabeza de cochinillo que se lanzó al césped del Camp Nou el día que Luis Figo visitó de blanco por vez primera a su exequipo.

Copa del Rey
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios