Es noticia
Menú
Camavinga es más imprescindible contra el Manchester City que el 'indultado' Kroos
  1. Deportes
  2. Fútbol
el alemán atraviesa un bache

Camavinga es más imprescindible contra el Manchester City que el 'indultado' Kroos

El Real Madrid necesita más la fuerza, energía y agresividad del joven Camavinga que la lentitud con la que está jugando Kroos para contener los ataques del equipo de Guardiola

Foto: Kroos, durante el partido contra el Manchester City. (Reuters/Craig Brough)
Kroos, durante el partido contra el Manchester City. (Reuters/Craig Brough)

Kroos está pasando por un bache prolongado de juego que se niega a aceptar. Al bajón, que cualquier futbolista puede sufrir, se une algo peor. La actitud desafiante del alemán con el entrenador porque se siente intocable. Kroos tuvo la oportunidad de demostrar en el primer partido de las semifinales contra el Manchester City su jerarquía en el campo y despejar dudas. Ha caído en la irregularidad. Está gris. Quedó empequeñecido y cometió demasiados errores. No supo dar equilibrio y solidez al equipo en la posición de pivote que ocupó por la baja del lesionado Casemiro. Pero Ancelotti no le quitó porque actúa con mano izquierda.

Queda en evidencia que el centro del campo necesita más la fuerza del joven Camavinga que la lentitud de Kroos. Contra el Chelsea en el Bernabéu, el alemán fue protagonista por un desaire a Carlo Ancelotti. El entrenador le quitó para meter a Camavinga y dar ritmo, intensidad y profundidad al juego. Funcionó. El Real Madrid tuvo más energía y logró otra de sus épicas remontadas. Kroos no estaba en el campo. No sale en la foto de los héroes de una nueva gesta en Europa. Como tampoco estaba en la remontada contra el Paris Saint-Germain porque el entrenador hizo lo mismo. Le cambió por Camavinga.

placeholder Camavinga gana un balón a Foden en el partido disputado en Mánchester. (Reuters/Lee Smith)
Camavinga gana un balón a Foden en el partido disputado en Mánchester. (Reuters/Lee Smith)

El problema salpica al equipo y señala lo condescendiente que es Ancelotti, un entrenador de mano izquierda que evita conflictos con los jugadores. Más con los que tienen galones. Es mejor mirar para otro lado. Kroos, en el cambio contra el Chelsea en el Bernabéu, se fue algo más que enfadado. El lenguaje corporal mostró su disconformidad y en las imágenes de televisión se le pudieron leer varios improperios. Cuando pasó al lado de Ancelotti ni le miró. El técnico estiró el brazo y Kroos le chocó la mano con frialdad. El enfado de Kroos es porque no juega todo lo que quiere y se siente señalado cuando el equipo necesita remontar.

Superado contra el City

La decisión que tomó Ancelotti en el Etihad Stadium fue sorprendente e injusta. No quitó a Kroos, superado por el ritmo del equipo de Guardiola, y decidió protegerle con la entrada de Camavinga por Rodrygo. Modric salió del campo por Ceballos. La aportación ofensiva del croata, su agresividad y verticalidad estaban dando más que la lentitud de Kroos. Llegaba tarde a los balones divididos y a la presión. Sale en la foto del centro de Mahrez en el primer gol que remata Kevin de Bruyne. En más acciones se le ve trotando. Era inofensivo. Pero Ancelotti 'indultó' al alemán y sacrificó al croata. Modric no puso mala cara en el cambio.

Foto: Benzema, con su sonrisita, celebra el gol de penalti en el Etihad Stadium. (Reuters/Craig Brough)

Esta gestión de egos del entrenador italiano no favorece al colectivo si abusa de la mano izquierda. Primero porque no es justo con el resto de compañeros que pasan por un nivel físico y futbolístico mejor y, segundo, porque pone en riesgo los partidos. El Real Madrid necesita más a Camavinga. Ha llegado mejor al tamo de final de la temporada y está demostrando que, además de fuerza, va sobrado de personalidad. El ímpetu y la inexperiencia le juegan malas pasadas, pero la solidez y el trabajo que hay que hacer en la presión son más efectivos con el francés.

Una de las decisiones que tiene que tomar Ancelotti en el decisivo partido de vuelta contra el City en el Bernabéu es qué centrocampistas pueden contrarrestar el dominio que ejercer el equipo de Guardiola. Es un partido en el que está en juego la clasificación para la final de la Champions. Si Kroos no está en el once, habrá conflicto. Si empieza y le quitan porque es necesario una remontada, pondrá mala cara. El entrenador confirmó que Casemiro está en condiciones de llegar al partido. Su ausencia en Mánchester la notaron los centrales. El Madrid tenía un boquete y se partía por la zona de Kroos.

Foto: Camavinga durante el partido de la Champions contra el Inter de Milán. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

No 'muerde' en el campo

La estructura del Real Madrid tiene que ser compacta para hacer frente al City. Un centro del campo con Casemiro, Fede Valverde, Camavinga y Modric da más seguridad que seguir con Kroos o plantear jugar con tres centrocampistas. Al Manchester City se le puede hacer daño si enfrente hay jugadores intensos, que le puedan cortar el juego, interrumpir y molestar. En definitiva, que sean incómodos. Kroos no 'muerde'. No está a un alto nivel físico para grandes batallas y el problema viene desde lejos. Cuando a mediados del mes de marzo sufrió unas molestias en los isquiotibiales de la pierna izquierda que le están perjudicando. Después, en el Clásico del Bernabéu, no pudo jugar la segunda parte por una entrada de Aubameyang que le provocó un corte en la tibia y le tuvieron que dar tres puntos de sutura. Ha perdido continuidad.

No se puede poner en discusión la calidad y la elegancia del centrocampista alemán. Pero si aparecen dudas por el bache que atraviesa y el primero que lo detecta es Ancelotti. Ha ido perdiendo ritmo, fluidez, intensidad y, por lo tanto, siendo menos fiable. Ancelotti lleva el asunto con calma y paciencia, con mano izquierda, pero tiene que poner por delante otros intereses. Kroos no está para hacer sobre esfuerzos, muy necesarios para mejorar la faceta defensiva, y esto es algo fundamental para afrontar la 'final' contra el Manchester City. Lo que no puede hacer es jugar por decreto.

Kroos está pasando por un bache prolongado de juego que se niega a aceptar. Al bajón, que cualquier futbolista puede sufrir, se une algo peor. La actitud desafiante del alemán con el entrenador porque se siente intocable. Kroos tuvo la oportunidad de demostrar en el primer partido de las semifinales contra el Manchester City su jerarquía en el campo y despejar dudas. Ha caído en la irregularidad. Está gris. Quedó empequeñecido y cometió demasiados errores. No supo dar equilibrio y solidez al equipo en la posición de pivote que ocupó por la baja del lesionado Casemiro. Pero Ancelotti no le quitó porque actúa con mano izquierda.

Luka Modric Real Madrid Pep Guardiola
El redactor recomienda