Es noticia
Menú
Gerard Moreno destruye a la Juventus y el Villarreal estará en los cuartos de final (0-3)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Una victoria histórica

Gerard Moreno destruye a la Juventus y el Villarreal estará en los cuartos de final (0-3)

El delantero español voló por los aires la eliminatoria cuando entró desde el banquillo en el minuto 73. Forzó dos penaltis y marcó la pena máxima que lanzó

Foto: El delantero del Villarreal celebra el gol. (Reuters/Massimo Pinca)
El delantero del Villarreal celebra el gol. (Reuters/Massimo Pinca)

El Villarreal está entre los ocho mejores equipos de Europa. Hizo falta sufrir como nunca y encomendarse a un inmenso Gerónimo Rulli que sostuvo al equipo en los peores momentos. Valdría la pena el aguantar como se pudo defensivamente a una Juventus de Turín muy superior por momentos. Los italianos hundieron al Villarreal, pero Emery, que tenía un plan basado en resistir y ajustar las piezas al descanso hasta sacarse un as de la manga llamado Gerard Moreno. El delantero español, más de un mes fuera a causa de las lesiones, volaría por los aires el partido en una exhibición individual que aniquiló al cuadro local. El ariete groguet forzó dos penaltis, convirtió el primero e impulso al Villarreal hacia una victoria histórica que sigue a la conseguida contra el Manchester United en la Europa League hace pocos meses para dar el primer título de la historia del club.

Lo mejor de la primera parte para el Villarreal es que salió vivo de milagro. Los de Unai Emery saltaron al césped de Turín con personalidad y con una idea clara: control con la pelota para reducir el ritmo del partido y atar en corto al máximo el contragolpe de la Juventus. Los italianos, poco preocupados por presionar arriba, se desperezarían a los 10 minutos cuando Álvaro Morata recogió un centro desde la derecha para ganarle la espalda a Serge Aurier y rematar a bocajarro. Por suerte para los españoles, Gerónimo Rulli estaba en el sitio adecuado en el momento adecuado como en toda la primera mitad. Ahí empezarían a morder los primeros pases y robar frente a Parejo, Trigueros y Capoue.

placeholder Pau Torres hizo el segundo. (Reuters/Massimo Pinca)
Pau Torres hizo el segundo. (Reuters/Massimo Pinca)

El Villarreal tenía la pelota por momentos, pero defendía tan atrás y atacaba con tan pocos jugadores (Danjuma y Yéremi Pino normalmente) que se quedaba sin opciones al llegar al último tercio del campo cuando salía con el balón jugado. En uno de los pocos acercamientos 'groguets', Pervis Estupiñán tuvo una oportunidad de oro de detectar a un compañero en el interior del área, pero a los de Emery les faltaba un ‘9’ del calibre de Gerard Moreno.

Acto seguido, un monstruo llamado Dusan Vlahovic sembraría el pánico como ya hizo en Vila-real. Pau Torres se resbaló, el serbio cazó el balón pérdido y tal como se lo encontró, dibujó un potentísimo disparo que Rulli despejó acrobáticamente. Solo un minuto después, el ariete de la Juventus estrellaría un balón en la madera al adelantarse a Raúl Albiol. El Villarreal respiraba e intentaba intimidar al contragolpe, pero Lo Celso, que se plantó en la frontal del área sin oposición, no acertó al colocar la pelota que pasó cerca de la portería de Szczęsny. La Juventus salía en estampida, el Villarreal sufría y de nuevo, Rulli brillaba. El escenario quería engullir al Villarreal.

placeholder El delantero serbio fue un dolor de cabeza.(Reuters/Massimo Pinca)
El delantero serbio fue un dolor de cabeza.(Reuters/Massimo Pinca)

Sin embargo, el portero argentino fue la diferencia entre la derrota y la esperanza. Una red de seguridad que permitió a los groguets llegar con vida al descanso y superar los peores momentos en el alambre. Además, Emery recolocó a Lo Celso como un cuarto centrocampista y bloqueó a la Juventus. Al final de los primeros 45 minutos, la Juventus había abierto en canal el sistema defensivo de los de Emery con un Vlahovic inmenso, pero no lo había aprovechado. El Villarreal, por su parte, había estado muy tímidos con la pelota y sin colmillo ofensivo; pero Rulli (y el larguero) daban una vida extra a los españoles. A la vuelta de vestuarios, no hubo cambios en ninguno de los dos equipos... aunque todo el mundo fijaba su objetivo en Gerard Moreno.

La segunda parte dio el tiro de la salida como acabó la primera. La Juventus arremetía con violencia, cargaba el área y hacía valer su condición de local para embutir al Villarreal en su área. Robos en campo rival, disparos lejanos y la sensación de que el gol podía llegar en cualquier momento... pero sin concretar. Emery, que no lo veía nada claro, introdujo por fin un cambio en ataque cuando sustituyó a Yéremi Pino por Samu Chukwueze y a Trigueros por Coquelin. Nada cambiaría hasta que salió un delantero que daría la vuelta al encuentro.

Llegados al minuto 70, el Villarreal aún no había disparado entre los tres palos y la Juventus no sabía cómo saltar el muro groguet. En el 73 salió Gerard Moreno para auxiliar a un Lo Celso exhausto. En el 74 dejó solo a un compañero en la frontal del área con un pase milimétrico entre líneas en la primera pelota que recibió. En el segundo balón que tocó, el delantero del Villarreal habilitó a Coquelin en el interior del área y el francés forzó el penalti. Y en el tercer balón... convirtió el penalti que daría el pase a cuartos de final al Villarreal.

placeholder El delantero español no falló. (Reuters/ Massimo Pinca)
El delantero español no falló. (Reuters/ Massimo Pinca)

El Villarreal tenía la confianza por las nubes y la Juventus solo miraba a un Dybala recién incorporado al campo. En un contragolpe de Chukwueze que Danilo cortó como pudo, la pelota se fue a córner. El lanzamiento de Parejo, peinado por Aurier, lo recogió Pau Torres solo en el interior del área para matar la eliminatoria y tumbar a un gigante en horas bajas como la Juventus. Aún habría tiempo para que Gerard Moreno cediese el disparo a Danjuma, el neerlandés disparase, De Ligt cometiese penalti por mano y el mismo Danjuma coronase el partido. El plan de Emery, con mucho sufrimiento, salió adelante y el Villarreal estará entre los ocho mejores equipos de Europa.

El Villarreal está entre los ocho mejores equipos de Europa. Hizo falta sufrir como nunca y encomendarse a un inmenso Gerónimo Rulli que sostuvo al equipo en los peores momentos. Valdría la pena el aguantar como se pudo defensivamente a una Juventus de Turín muy superior por momentos. Los italianos hundieron al Villarreal, pero Emery, que tenía un plan basado en resistir y ajustar las piezas al descanso hasta sacarse un as de la manga llamado Gerard Moreno. El delantero español, más de un mes fuera a causa de las lesiones, volaría por los aires el partido en una exhibición individual que aniquiló al cuadro local. El ariete groguet forzó dos penaltis, convirtió el primero e impulso al Villarreal hacia una victoria histórica que sigue a la conseguida contra el Manchester United en la Europa League hace pocos meses para dar el primer título de la historia del club.

Villarreal CF