Es noticia
Menú
El plan de Simeone funciona y conquista Old Trafford ante un paupérrimo United (0-1)
  1. Deportes
  2. Fútbol
En los octavos de final

El plan de Simeone funciona y conquista Old Trafford ante un paupérrimo United (0-1)

Un solitario gol de Lodi fue suficiente para llevarse la eliminatoria frente al Manchester United. El Atlético, superior en ambos partidos, deja fuera de Champions a Cristiano Ronaldo

Foto: Griezmann y Cristiano Ronaldo disputan un balón. (EFE/EPA/Peter Powell)
Griezmann y Cristiano Ronaldo disputan un balón. (EFE/EPA/Peter Powell)

Estará el Atlético de Madrid en el bombo de los cuartos de final de la Champions League gracias a su victoria por la mínima en casa del Manchester United. El solitario gol de Renan Lodi, desatado en esta fase de la temporada como goleador rojiblanco, fue suficiente para someter al equipo de Ralf Rangnick que carece de argumentos futbolísticos más allá de las individualidades de sus estrellas. Muy pobre es la imagen con la que se despide de la competición el club inglés, al que ni siquiera un combativo Cristiano Ronaldo pudo revivir. Necesitó poco el conjunto de Diego Pablo Simeone para llevarse la victoria después del 1-1 del Wanda Metropolitano: orden defensivo y dos chispazos en ataque. Los colchoneros demostraron ser un mejor equipo, y mucho más trabajado, durante los 180 minutos de la eliminatoria. Los nervios que Reinildo Mandava había mostrado en el partido de ida desaparecieron para mostrar a un lateral convertido en central sólido, mejorando con margen el rendimiento de Felipe. Ni en los minutos finales sufrió en exceso el Atleti, que vibró con su afición en el Teatro de los Sueños.

Oblak salvó, Lodi sentenció

Llegaba Cristiano Ronaldo con la moral subida al encuentro después de los tres goles que le endosó al Tottenham el pasado fin de semana. Como si el delantero portugués hubiera firmado una tregua con Rangnick, técnico con el que ni tiene conexión ni se la espera, salió con extrema motivación al césped. En la primera pelota que tocó, Cristiano realizó una serie de cinco toques sin que el balón se le desprendiera de la bota. Hiperactivo, el luso colaboró en las labores de creación de la jugada, evitando la trampa de los tres centrales rojiblancos, pero alejándose demasiado de las zonas de remate.

Los huecos que dejaba el dorsal siete del Manchester United los aprovechaba el jovencísimo Elanga. A sus 19 años, el extremo se ha ganado el puesto con Rangnick, ya goleó en el Wanda Metropolitano y a punto estuvo de comenzar el encuentro de vuelta con un tanto. El inglés finalizó una jugada colectiva a los 10 minutos de encuentro para rematar a bocajarro. Jan Oblak hizo acto de presencia y evitó el tanto con el rostro.

placeholder Lodi, el goleador de la noche. (EFE/EPA/Peter Powell)
Lodi, el goleador de la noche. (EFE/EPA/Peter Powell)

El Atlético salió al terreno de juego con una actitud clara: no había que conceder goles de manera temprana. Simeone era consciente de que el encuentro sería largo y dio la orden de esperar atrás, quizás consciente de la poca elaboración de juego que le caracteriza a este Manchester United. En su primera estirada probó suerte Rodrigo de Paul con un fortísimo disparo desde 45 metros. La pelota tocó en un rival, causando un efecto que hizo aparte de la hinchada local temerse lo peor. David de Gea contestó con una meritoria parada, otra más en su brillante temporada, para mandar la jugada a córner.

En el partido nadie parecía hacerse con el control de juego, a pesar de que la pelota se la entregó el Atleti al United de manera descarada. Empezaba a crecer Jadon Sancho, el mayor talento inglés del momento que está decepcionando en su primera temporada como diablo rojo, pero el United no lograba causar ocasiones de verdadero peligro. Sí lo hizo el equipo rojiblanco (vestido al completo de azul) con un vertiginoso contraataque e internada en el área de Marcos Llorente en su faceta de carrilero. El todocampista cedió un tanto fácil para Joao Félix, pero había recibido el balón en posición incorrecta.

Y los cánticos rojiblancos resonaron en Old Trafford

Como lleva sucediendo durante el curso, la defensa del United empezaba a hacer aguas. Raphael Varane, otrora aspirante a mejor central del mundo, está irreconocible en su primera experiencia fuera del Santiago Bernabéu. Inconsistente, errático en la salida de balón y sin contundencia en defensa. Mismo diagnóstico para Maguire. Se vino arriba el Atlético con un pase en profundidad a Joao Félix, quien aguantó el esférico con calidad hasta internarse en zona de peligro: centro bombeado al palo largo y ahí, absolutamente solo, apareció Lodi para rematar de cabeza en el área pequeña. El brasileño se ha destapado como goleador de urgencia para Diego Pablo Simeone. En Old Trafford resonó "Atléti, Atleti, Atleti". Se cerraron los primeros 45 minutos con un disparo secó de Bruno Fernandes que no sorprendió al gigante esloveno.

El descanso le sentó bien al Manchester United. Cerca del tanto estuvo Elanga, quizás la mejor noticia de toda la temporada para la hinchada local. Lo intentaría minutos después Jadon Sancho con un disparo potente, buscando la rosca al palo largo, pero sin causar peligro para Oblak. No inquietaba demasiado al control del partido, sin pelota, del equipo rojiblanco. Especial mención para Antoine Griezmann: no tuvo un encuentro grandioso con el balón en los pies, el francés, pero ofreció despliegue físico, coberturas constantes y momentos de lucidez cuando el juego pasaba por sus botas. Intentó el gol de la Champions League con una vaselina que se marchó alta en la portería de De Gea.

placeholder La decepción de Cristiano Ronaldo. (REUTERS/Phil Noble)
La decepción de Cristiano Ronaldo. (REUTERS/Phil Noble)

Movió el banquillo Rangnick, consciente de que el encuentro se le escapaba a su equipo. Pogba, Matic y Rashford salieron, con Edison Cavani -eterno deseado de Simeone- esperando su momento. El incendio llegó a Old Trafford con una caída de Marcos Llorente en pleno ataque del United. Tanto los jugadores locales como el público entendieron que el español exageraba, pero las imágenes mostraron que el tobillo de Llorente se dobló en un lance de juego. Era la chispa que necesitaba el Teatro de los Sueños para venirse arriba para unos últimos minutos en búsqueda de la heroica... Y casi la encuentra de inmediato de no ser por un paradón de Oblak frente a un testarazo de Varane. Tocaba apretar los dientes y sufrir a un United que ancló a Cavani en el área rojiblanca... sin éxito.

Se defendió Simeone dando entrada a Kondogbia por Koke, visiblemente tocado. El veterano Juan Mata entró por Maguire, en un todo por el todo por parte de Rangnick, no le quedaba otra con seis minutos y el añadido por delante. Llegó a subir De Gea para buscar la épica. Ni sufrió el Atleti, muy superior en la noche británica, en la última jugada.

Estará el Atlético de Madrid en el bombo de los cuartos de final de la Champions League gracias a su victoria por la mínima en casa del Manchester United. El solitario gol de Renan Lodi, desatado en esta fase de la temporada como goleador rojiblanco, fue suficiente para someter al equipo de Ralf Rangnick que carece de argumentos futbolísticos más allá de las individualidades de sus estrellas. Muy pobre es la imagen con la que se despide de la competición el club inglés, al que ni siquiera un combativo Cristiano Ronaldo pudo revivir. Necesitó poco el conjunto de Diego Pablo Simeone para llevarse la victoria después del 1-1 del Wanda Metropolitano: orden defensivo y dos chispazos en ataque. Los colchoneros demostraron ser un mejor equipo, y mucho más trabajado, durante los 180 minutos de la eliminatoria. Los nervios que Reinildo Mandava había mostrado en el partido de ida desaparecieron para mostrar a un lateral convertido en central sólido, mejorando con margen el rendimiento de Felipe. Ni en los minutos finales sufrió en exceso el Atleti, que vibró con su afición en el Teatro de los Sueños.

Champions League Manchester United
El redactor recomienda