Salah, el genio invisible: de sonar para los 'grandes' a ser ignorado tras el 'caso Ramos'
  1. Deportes
  2. Fútbol
MO SALAH BRILLA EN LA PREMIER

Salah, el genio invisible: de sonar para los 'grandes' a ser ignorado tras el 'caso Ramos'

El egipcio lleva varios años demostrando por qué es uno de los mejores jugadores del mundo, pero aquella lesión en la final de Champions hizo que su nombre se silenciara

Foto: Salah celebra uno de sus goles ante el Watford. (Reuters)
Salah celebra uno de sus goles ante el Watford. (Reuters)

Mohamed Salah es uno de esos futbolistas a los que no te cansas de ver, capaces de hacerlo todo bien con o sin balón y con un talento innato para marcar las diferencias que solo tienen los más grandes. El egipcio lleva varias temporadas rindiendo a gran nivel, ha alcanzado su madurez deportiva y, actualmente, puede presumir de ser uno de los jugadores más en forma del 'viejo continente'. Ahora, el Atlético de Madrid se cruza en su camino como piedra de toque para medir el momento del 'faraón'.

El delantero egipcio está rindiendo a un gran nivel, pero lo cierto es que, desde hace varios años, no aparece en las quinielas de grandes jugadores. A pesar de ello, sus estadísticas son de relumbrón y, semana tras semana, sigue siendo el gran referente de la afición del Liverpool. Llega en un gran estado de forma al partido frente a los colchoneros y vuelve a ser considerado como uno de los grandes del panorama futbolístico... pero no siempre fue así.

Foto: Jordan Henderson, capitán del Liverpool, en una imagen de archivo. (Reuters)

La historia de Salah es la de un jugador hecho a sí mismo y que ha pasado de estar discutido a no tener el reconocimiento que merece. Comenzó su carrera deportiva en el El-Mokawloon El-Arab, donde solo necesitó un puñado de partidos para dar el salto a Europa, en dirección a Basilea. Dos temporadas en el conjunto suizo y el Chelsea se lanzó a por su fichaje, pero José Mourinho no confió en él: sin oportunidades, decidió buscarse la vida en Italia, en concreto, en la Fiorentina.

Medio curso allí le sirvió para demostrar que tenía mucho más fútbol que el que le habían dejado demostrar en Stamford Brigde, lo que le valió para fichar por la Roma, donde cuajó dos temporadas al más alto nivel en las que anotó 46 goles... y llegó su explosión. El Liverpool encontró en Salah el jugador que no tenía: técnico, creativo, con desborde, mucha calidad y, sobre todo, mucho gol. Su llegada fue un soplo de aire fresco para los 'reds', que por fin tenían nuevo ídolo tras la retirada de Gerrard.

Su primera temporada fue espectacular: formando una tripleta atacante terrible junto a Sadio Mané y Roberto Firmino, el Liverpool firmó un curso impresionante, en el que Salah destacó por méritos propios convirtiéndose en el máximo goleador de la temporada en la Premier y en la gran razón de que su equipo llegara a la final de la Champions frente al Real Madrid. Pero, ahí, algo cambio para el jugador: aquella lesión en el hombro con Sergio Ramos como protagonista le dejó en la sombra.

Y no solo porque tuviera que dejar la final a los 31 minutos, sino porque antes de aquella acción, que acabó con cruce de reproches, Salah era el jugador de moda del fútbol mundial, sonaba para muchos 'grandes' que optaban a su fichaje -incluido el Real Madrid- y lo tenía todo para luchar por el Balón de Oro. Pero aquella jugada desafortunada supuso, al menos mediáticamente, un antes y un después para el egipcio. Dejó de entrar en el ránking de figuras mundiales y deportivamente perdió peso.

Números de gran jugador

Sin embargo, los números lo desmienten. Desde aquella final, han pasado cuatro temporadas en las que Salah ha metido 103 goles y ha dado 32 asistencias. Dos veces máximo goleador de la Premier, este fin de semana su técnico, Jurgen Klopp, ha pegado un puñetazo sobre la mesa en defensa del egipcio después de dos acciones de genio: una asistencia con el exterior de más de 30 metros para el gol de Mané y un golazo regateando a cuanto jugador salía a su paso.

"Su partido ha sido increíble", afirmó Klopp tras el partido ante el Watford. "La asistencia del primer gol fue genial y el segundo gol fue especial. Es muy top. Todos lo hemos visto. ¿Quién es mejor que él? No hace falta hablar de lo que han hecho Messi y Ronaldo en el mundo del fútbol y su poder, pero ahora mismo, Salah es el mejor del mundo". Un mensaje que, hace cinco años, empezó a calar en el mundo del fútbol, pero que se difuminó con el paso de las campañas.

Salah ha seguido firmando grandes números, pero en el más absoluto ostracismo. Cuando se habla de grandes delanteros, los Mbappé, Haaland, Benzema, Lewandowski o Messi siguen saliendo en todas las quinielas, algo que no pasa con el egipcio a pesar de su excelente nivel. Será este martes cuando Atlético y Liverpool se vean las caras en la Champions, un rival muy duro ante el que Salah podrá despejar dudas y demostrar si está entre la nómina de grandes estrellas mundiales.

Liverpool FC Premier League
El redactor recomienda