el belga, cuestionado

La desgracia de Courtois en el Real Madrid y por qué Areola no es un monigote

En el Real Madrid quieren un portero que gane partidos y así lo hizo saber el Bernabéu cuando pitó a Courtois contra el Brujas. Areola transmite seguridad y abre un debate que parecía cerrado

Foto: Courtois, cabizbajo, junto a Sergio Ramos y Modric tras un gol del Brujas. (EFE)
Courtois, cabizbajo, junto a Sergio Ramos y Modric tras un gol del Brujas. (EFE)

El debate en la portería del Real Madrid se vuelve a calentar tras el empate contra el Brujas. Un partido en el que Thibaut Coutois recibió los pitos del Bernabéu que reflejan el descontento que hay con el rendimiento del portero belga. En los dos goles pudo hacer algo más y las críticas van dirigidas a la sensación que transmite de ser incapaz de salvar al equipo en situaciones comprometidas. A los errores en defensa y al despiste de Modric, en el segundo tanto, se suma la intranquilidad que transmite el belga en el uno contra uno. Salir a tapar, achicar, provocar el fallo del que le encara no está entre las virtudes de Courtois.

La desgracia de Courtois en el Real Madrid y por qué Areola no es un monigote

Las sospechas se centran en si tiene las condiciones para ser el portero que necesita un equipo como el Real Madrid cuando se queda desprotegido y el rival le llega con un contraataque. La desgracia se hace mayor cuando no pudo jugar el segundo tiempo por culpa de unos mareos y problemas estomacales. Salió Areola y en una acción de vértigo evitó un gol en un uno contra uno. El francés se llevó los aplausos del Bernabéu. Transmitió esa seguridad que se le pide a un guardameta que defiende la portería de un gran equipo. Las dos apariciones de Areola (contra Osasuna y Brujas) han dejado un buen sabor de boca entre los aficionados, que piden que haya un cambio en la portería.

El otro partido en el que salió mal parado fue en El Parque de los Príncipes. Courtois no tapó su poste más cercano en el primer gol de Di María. No tuvo los reflejos ni la reacción para evitar ese tanto, a pesar de la debilidad defensiva del equipo. Tampoco llegó a tiempo para achicar el tercer gol del equipo francés. Son actuaciones que provocan las dudas sobre la fiabilidad del belga como portero del Real Madrid. Entre sus virtudes, están la facilidad que tiene para dominar el juego aéreo y la solvencia para hacer buenas paradas con disparos lejanos, pero no se puede decir lo mismo cuando se encuentra en situaciones de mano a mano. Acciones que suelen ser habituales en los equipos que buscan hacer daño con contras al Madrid. Una faceta que sí dominaba Keylor Navas.

Areola, en el partido contra el Brujas. (EFE)
Areola, en el partido contra el Brujas. (EFE)

Zidane le blindó tras París

En el Real Madrid no contaban esta temporada con que el puesto de la portería fuera, de nuevo, un foco de debate. Tanto Florentino Pérez como Zinédine Zidane se habían propuesto reforzar a Courtois. Darle los galones de titular indiscutible para generar confianza en el portero y recuperar estabilidad en el puesto. La llegada de Areola, cedido, se interpretó como un paso más en la apuesta por Courtois. Areola asumía un papel secundario, venía a calentar banquillo y podría ser visto como un monigote. En un partido y medio, el francés se ha metido al público en el bolsillo. Contra Osasuna tuvo una salida por arriba en la que enganchó un balón con una mano y se llevó otra ovación. En la segunda parte contra el Brujas, sorprendieron la tranquilidad y seguridad en un partido de nervios. Areola evitó más goles y corrigió errores defensivos.

La postura en el Real Madrid es evitar que se ponga en cuestión a Courtois y se recuerda que es el mejor portero del último Mundial y tiene la experiencia de haber jugado en el Atlético de Madrid y el Chelsea. Lo que no se puede negar es que Zidane blindó al equipo tras el batacazo en París para proteger a Courtois y reducir el caudal de ocasiones. Dio un volantazo a su plan. Resultó un éxito y el beneficiado fue Courtois con la portería a cero en los siguientes tres partidos: Sevilla, Osasuna y Atlético de Madrid. Pero cuando ha llegado el Brujas, un equipo vertical y con velocidad en sus puntas, al Madrid desprotegido no le ha podido sujetar Thibaut Courtois. Las comparaciones aparecen cuando se comprueba cómo Ter Stegen y Oblak sí realizan paradas salvadoras cuando el Barcelona y Atlético de Madrid tienen problemas. En el Real Madrid también quieren un portero que gane partidos.

Champions
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios