sufrió una conmoción cerebral

El protocolo que impide al "desesperado" Mohamed Salah jugar contra el Barcelona

"Está desesperado, pero no podemos dejarle jugar", dijo Klopp sobre Salah. El delantero del Liverpool sufrió una conmoción cerebral en el partido contra el Newcastle

Foto: Mohamed Salah no pudo acabar el partido contra el Newcastle que jugó el Liverpool el pasado sábado. (Reuters)
Mohamed Salah no pudo acabar el partido contra el Newcastle que jugó el Liverpool el pasado sábado. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Mohamed Salah no jugará contra el FC Barcelona en la vuelta de las semifinales de la Champions League. No está lesionado ni sancionado, pero la conmoción cerebral que sufrió el sábado en el partido de la Premier League contra el Newcastle le impedirá estar este martes sobre el césped de Anfield. El Liverpool ha puesto la salud del jugador por delante de sus intereses y ha aplicado el protocolo que rige en estos casos.

Si dependiera de él, Salah jugaría. El delantero egipcio se encuentra bien, pero a diferencia de lesiones musculares o articulares, más frecuentes en el fútbol, esta vez no no es una cuestión de forzar o no, como tantas veces sucede, sobre todo cuando la temporada acaba y los partidos importantes se suceden. Salah ni podrá intentarlo. El protocolo que debe seguirse cuando un jugador sufre una conmoción cerebral indica que no puede jugar y no lo hará.

El golpe de Dúbravka a Salah durante el Newcastle-Liverpool. (Reuters)
El golpe de Dúbravka a Salah durante el Newcastle-Liverpool. (Reuters)

Salah tuvo que ser retirado en camilla tras chocar con el portero del Newcastle, Martin Dúbravka. El delantero abandonó el terreno de juego de St James Park inmovilizado y entre lágrimas. "Tiene una conmoción, eso significa que ni siquiera le permiten jugar", explicó Jürgen Klopp este lunes. "Se siente bien, pero no está lo suficientemente bien desde un punto de vista médico. Está desesperado, pero no podemos dejarle jugar".

Si hay un equipo concienciado con las conmociones cerebrales en el fútbol, ese es el Liverpool. Su portero durante la temporada pasada, Loris Karius, sufrió una conmoción cerebral durante la final de la Champions League de la que nadie, ni siquiera el propio jugador, se percató. Aunque hubo quien no creyó la historia, Klopp ha insistido que no es una excusa, sino una explicación al rendimiento del portero alemán, que falló en los dos primeros goles del Real Madrid.

Un mes y medio después de la final de Kiev, Klopp habló sobre lo sucedido a Karius. "Ahora sé que una conmoción no viene y se va en un día; si tienes una, la puedes notar días después", declaró el técnico. Eso puede explicar la cautela con Salah pese a lo que está en juego. Tras el 3-0 de la ida, el objetivo de clasificarse para la final parece casi imposible, sobre todo sin dos de sus tres delanteros titulares. A la baja de Salah se suma la de Roberto Firmino, que ya en el Camp Nou solo pudo jugar 15 minutos.

Salah tuvo la mejor ocasión (un tiro al palo) del Liverpool en la ida de semifinales contra el Barcelona. (Reuters)
Salah tuvo la mejor ocasión (un tiro al palo) del Liverpool en la ida de semifinales contra el Barcelona. (Reuters)

La FIFA y la UEFA implantaron hace varias temporadas un protocolo para los casos de lesiones en la cabeza. También Inglaterra a través de la federación y la Premier League. En la primera división inglesa existe la figura del 'tunnel doctor', un médico independiente de apoyo a los médicos de los equipos que además tiene acceso al vídeo del partido. La decisión, sin embargo, es del médico del equipo.

Si el jugador ha perdido el conocimiento, en ningún caso puede seguir jugando aunque lo recupere. Si ha recibido un golpe en la cabeza, pero está consciente, el médico tiene que realizar un examen para detectar si sufre una conmoción. La simple sospecha de que así sea debe llevarle a impedir al jugador que siga en el partido. El tiempo mínimo de baja, también recogido por el protocolo de la FIFA, es de seis días. Salah no jugará este martes, pero si evoluciona de manera favorable, no tendrá problemas para hacerlo el domingo contra el Wolverhampton en la última jornada de la Premier League. Klopp dijo este lunes que espera que el delantero esté disponible para ese encuentro, en el que el Liverpool se jugará el título.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios