gol decisivo de penalti en el descuento

El VAR ayuda al Manchester United: enésimo batacazo del PSG en Champions

El Manchester United remontó la eliminatoria con un gol de penalti en el descuento. El árbitro pitó la pena máxima (una mano de Kimpembe) tras consultar el VAR

Foto: Ranhford (d), autor del tercer gol del United, consuela a Mbappé. (Reuters)
Ranhford (d), autor del tercer gol del United, consuela a Mbappé. (Reuters)

El PSG es el 'pupas' de la Champions League. Cada año va sumando un nuevo batacazo a su colección de fracasos en la máxima competición continental. El multimillonario proyecto parisino tropieza una y otra vez con la misma piedra, aunque de manera diferente en cada ocasión. Esta vez ganó el partido de ida ante el Manchester United por 0-2 en Old Trafford y perdió en la vuelta por 1-3 tras cometer tres errores que le regalaron tres goles a su rival, el último de ellos en el descuento. La segunda aventura europea de Neymar con el PSG acaba igual que la primera: con él lesionado viendo cómo su equipo cae en octavos.

El Manchester United lo tenía todo en contra para pasar la eliminatoria. Es peor equipo que el PSG, tenía buena parte de su plantilla de baja (el banquillo había cuatro jugadores del equipo de reservas) y el resultado de la ida era muy difícil de remontar. Pero en el minuto 2 las cosas se le empezaron a poner de cara: Kehrer dio un mal pase hacia atrás y Lukaku, más rápido que Thiago Silva, cogió el balón y marcó.

Lo que siguió fue un monólogo del PSG, que empató en el minuto 12 con un gol de Juan Bernat. Fue un baño, un dominio absoluto del equipo francés ante un United que bastante hacía con mantenerse con vida. Pero a la media hora, otro error. Esta vez de Buffon. Si de alguien era difícil imaginar un error tan grave en un partido tan importante, ese era el portero italiano. Para eso está en el PSG, para aportar experiencia en momentos complicados. Intentó atrapar un lanzamiento bastante lejano de Marcus Rashford, pero no acertó a hacerlo y el rebote lo cogió de nuevo Lukaku para marcar.

El árbitro, Damir Skomina, revisó las imágenes y pitó penalti en el descuento. (Reuters)
El árbitro, Damir Skomina, revisó las imágenes y pitó penalti en el descuento. (Reuters)

El PSG no había perdido el control del partido, pero se le estaba escapando la eliminatoria. El United, que intentaba sobrevivir, estaba imponiéndose a su rival. Era un resultado sorprendente. Lo fue más con el paso de los minutos, con el PSG incapaz de marcar a pesar del dominio y el equipo inglés jugándosela con dos juveniles y aguantando como podía a la espera de que un contragolpe le diera una opción más de marcar. Ni Kylian Mbappé, el único sano del tridente parisino (Cavani, recién recuperado, no salió del banquillo hasta el descuento), encontró el gol.

Con el 1-2, el PSG estaba clasificado, pero apareció el VAR para castigar su tercer grave error de la noche. Lo cometió Kimpembe, que desvió con el brazo un disparo de Diogo Dalot desde fuera del área. Fue uno de esos movimientos tan habituales de los defensas, que abren un poco los brazos mientras se dan la media vuelta para evitar que el balón les golpee la cara. Un movimiento casi instintivo que muchas veces no es castigado, pero que con el videoarbitraje es mejor evitar. La sala del VAR avisó a Damir Skomina, que revisó la jugada y pitó un penalti que Rashford no desaprovechó.

Neymar vio el PSG-United desde el palco del Parque de los Príncipes, pero en los últimos minutos bajó al césped. (EFE)
Neymar vio el PSG-United desde el palco del Parque de los Príncipes, pero en los últimos minutos bajó al césped. (EFE)

Hasta la temporada 2015-2016, el límite del PSG en la Champions eran los cuartos de final. Pero desde entonces no ha superado los octavos. En 2017 desperdició un 4-0 a su favor con aquella derrota por 6-1 en el Camp Nou. Esa fue la última eliminatoria de Champions ganada por Neymar, que fichó por el equipo francés el verano siguiente. El Real Madrid, camino de la 13ª, acabó con el PSG unos meses después. El brasileño, lesionado tras la ida, no pudo jugar la vuelta en el Parque de los Príncipes.

Esta vez se lesionó antes y no pudo participar en toda la eliminatoria. Su equipo no lo notó en la ida y ganó con autoridad, pero en la vuelta cayó como ya es costumbre. Neymar, recién llegado de Brasil, donde ha disfrutado del carnaval en las últimas semanas, vio el partido desde el palco, pero en los últimos minutos bajó al césped y desde la banda animó a sus compañeros. Acabó viendo en primera fila un nuevo fracaso del PSG.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios