lo tiene muy complicado para seguir en liza

Hecatombe de un Atlético de Madrid que se aleja de la Champions League

Drama para el Atlético de Madrid, incapaz de superar a un equipo inferior. El Qarabag golpeó de nuevo la línea de flotación del equipo de Simeone, que lo tiene muy difícil para seguir en la Champions

Foto: Godín se lamenta de una oportunidad perdida. (Reuters)
Godín se lamenta de una oportunidad perdida. (Reuters)

Duro golpe, tan demoledor como inesperado. En Azerbaiyán ya demostró el Qarabag que no es tan débil como se podía pensar. En el Wanda Metropolitano lo volvió a poner de manifiesto. Eso, que es importante, no tiene el mismo peso que los males del Atlético de Madrid, que hoy en día son unos cuantos. La Roma ya empezó a llenar de sombras el camino a medida que iba marcando goles en su partido ante el Chelsea, pero peor fue lo que le pasó a los rojiblancos en una final que no podía perdonar. A tirones jugó un día más, en muchos momentos sin ideas y ahora se enfrenta a un duro escenario. No está fuera de la Champions League, pero casi. Y eso es trágico para el club, para sus finanzas.

Continúa sin funcionar el equipo del Cholo cuando toca atacar. Sus delanteros siguen estando negados y eso supone una losa demasiado pesada de soportar. Griezmann, el que debe alimentar más que nadie al equipo, no aparece con brillo y eso está penalizando al Atlético de Madrid en estas primeras semanas de temporada. Las llegadas al área del Qarabag fueron muchas, pero en esa zona no apareció nadie. Un día más. Sehic, el guardameta del rival, se mostró como en el partido de ida y cuando tuvo que salvar a su equipo, lo hizo.

La puesta en escena del Atlético de Madrid pareció ser la adecuada dada su compleja situación tras su tropiezo en Azerbaiyán. Entró en el partido el equipo del Cholo con determinación, tratando de asustar. Pero se encontró con un rival con desparpajo, que poco a poco fue demostrando que el escenario y la competición no le amedrentan lo más mínimo.

Míchel abrió el marcador en el Wanda Metropolitano. (Reuters)
Míchel abrió el marcador en el Wanda Metropolitano. (Reuters)

Sonoros pitos

Ese empuje inicial no tuvo nunca continuidad durante el primer tiempo. A ratos parecía el Atlético de Madrid listo para encarrilar el partido, pero en otros parecía todo lo contrario. El imberbe Qarabag, que se estrena en Champions esta temporada, no sólo no se dejó intimidar, fue dando pasos firmes cuando tenía el balón. Y lo tuvo durante muchos minutos en los que dibujó un buen guion.

Griezmann jugaba algo alejado del área del Qarabag con el fin de ser el que hilvanara algún buen ataque, cosa que sucedió en muy contadas ocasiones. Un disparo del francés y otra ocasión de su compatriota Gameiro, bien resuelta por el portero rival, fueron el exiguo peligro que generó el Atlético antes del descanso. Por los costados entraron varias veces Juanfran y Filipe, pero no apareció nadie en el lugar oportuno cuando el balón llegó a la zona clave.

El Qarabag se sentía cómodo en el verde, suelto cuando le tocaba manejar el balón. Por momentos se crecía, a la vista de que el Atleti no presionaba con la intensidad necesaria en muchas oportunidades. Y cuando el descanso aparecía ya en el horizonte, a la salida de un córner Míchel conectaba un cabezazo ante el que Oblak poco pudo hacer. Los pitos en el Wanda Metropolitano se dejaron escuchar cuando los jugadores del Cholo enfilaron el camino al vestuario.

Un golazo de Thomas igualó el marcador. (Reuters)
Un golazo de Thomas igualó el marcador. (Reuters)

Asedio sin premio

El comienzo del segundo acto no hacía presagiar nada bueno. Gameiro erró una buena y los murmullos crecieron en las gradas, en la misma medida que los nervios atléticos. Nulas ideas, oscuridad absoluta. El segundo del Qarabag rondó el portal de Oblak, con Savic salvando casi sobre la línea de gol. Pero todo cambió de la noche a la mañana en unos minutos. Thomas se sacó un disparo colosal desde lejos para igualar el marcador y poco después Pedro Henrique veía una roja directa que dejaba al equipo azerí, a priori, ya a merced del Atlético.

[Más noticias de fútbol]

Con este panorama, el asedio local se puso en marcha de inmediato. El Qarabag, en inferioridad, ya no podía jugar con la misma alegría que antes, cuando durante muchos minutos superó a los de Simeone con buen gusto a la hora de manejar el balón. El torrente de llegadas a la portería del Qarabag fue constante, pero de manera increíble nadie pudo conectar un buen remate que metiera en la Champions al equipo. Godín se convirtió en un delantero más y estuvo cerca de ejercer de salvador, pero no, no era la noche del Atlético de Madrid. La tragedia era una realidad por inverosímil que parezca...

Ficha técnica:

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Correa, Gabi, Thomas (Gaitán, m. 62), Saúl; Griezmann y Gameiro (Fernando Torres, m. 69).

1 - Qarabag: Sehic; Medvedev, Rzecniczak, Sadygov, Agolli; Gara Garayev, Almeida; Pedro Henrique, Míchel (Ismayilov, m. 91), Guerrier (Yunuszada, m. 63); y Sheydaev (Dani Quintana, m. 72).

Goles: 0-1, m. 40: Michel, de cabeza tras un saque de esquina. 1-1, m. 55: Thomas, con un derechazo a la escuadra desde fuera del área.

Árbitro: Deniz Aytekin (Alemania). Expulsó con roja directa a Pedro Henrique, del Qarabag (m. 59), y a Stefan Savic, por doble amarilla (m. 32 y 88), del Atlético. Amonestó al local Fernando Torres (m. 75) y a los visitantes Sadygov (m. 8) y Rzecniczak (m. 32).

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo C de la Liga de Campeones disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante unos 50.000 espectadores.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios