doblete del portugués y otro del galés

Bale y Cristiano resuelven por fin el acertijo de Dortmund y el Real Madrid revive

Parecía un imposible, pero el Madrid encontró de una vez la manera de ganar en territorio hostil y lo hizo del mismo modo que mejor se le da: a la carrera y explotando a sus estrellas

Foto: Bale y Cristiano destrozaron al Dortmund. (Reuters)
Bale y Cristiano destrozaron al Dortmund. (Reuters)

Al Real Madrid cada vez le quedan menos retos. Alemania ya no es tabú ni un reto, es un país más donde el campeón de Europa gana. Los de Zinédine Zidane triunfaron donde nunca antes lo habían hecho con el mismo fútbol que inició esta era de victorias blancas, a la carrera, con espacios y con goles de sus mejores jugadores, Cristiano Ronaldo y Gareth Bale. El Borussia Dortmund fue el mismo rival de siempre, creó una enorme cantidad de ocasiones y también concedió muchas, pero perdió 1-3 por fin contra el Madrid, que ahora se pregunta qué tiene Bale, que abandonó el campo lesionado y, como siempre, se teme lo peor con él.

Jugar en el Westfallenstadion supone jugar a correr. No cabe otra posibilidad. Más si entre los dos conjuntos que se encuentran los dos conjuntos que más centran su fútbol a la velocidad, que concentran sus virtudes en el vértigo huyendo de la calma. Todo Dortmund-Madrid es divertido, es prácticamente imposible encontrar un momento para coger aire y analizar lo que está pasando, pues si lo haces, algún acelerón de alguno de los protagonistas ha creado un fuerte '¡uy!' en el graderío, en ese muro amarillo que envidia media Europa. Y el lugar que siempre daba miedo al Madrid, como si no fuera un experto, el más sabio entre los sabios y que se conoce cada esquina de su territorio, que es el viejo continente.

Nunca le sucedía lo que le pasó esta vez en Dortmund. El Madrid se sentía atemorizado en un lugar que no tenía precisamente una historia abrumadora y acongojante, mucho menos para el club blanco. Pero algo había en Alemania que le negaba las alegrías hasta un momento histórico y determinante en el camino madridista: el 1-6 al Schalke 04 en 2014. A partir de ahí, estar en Alemania ya no era sentirse en territorio comanche. Cierto que ese año aún se perdió 2-0 en este mismo escenario, pero daba igual, ahí se celebró el pase a semifinales de lo que sería la Décima. Luego vino el repaso al Bayern, un 0-4 inolvidable que rompió cualquier tipo de maleficio.

El remate de primeras de Bale al pase en profundidad de Modric será de los mejores goles de la Champions. (EFE)
El remate de primeras de Bale al pase en profundidad de Modric será de los mejores goles de la Champions. (EFE)

El Madrid se sintió lo que es, grande. No hubo un recelo evidente por lo que había sucedido en estos partidos anteriores, ninguna sensación de flaqueza, únicamente existía el temor a las pérdidas de balón en campo propio y el ansia de supervivencia a las mismas. En esa locura estaba el partido y la victoria, el acierto en ese ida y vuelta decidiría el partido. Y en términos rematadores, el Madrid está por encima de cualquiera. El Dortmund era hasta este momento uno de los mejores equipos de Europa, solo había encajado una vez y hacía goles con suma facilidad. Y sucumbió a la definición de la pareja de delanteros del Real Madrid.

Cuando están bien, son de los mejores. Cuando no lo están, también pueden serlo. Es la virtud que va intrínseca a los que pertenecen a la élite del fútbol. Gareth Bale y Cristiano Ronaldo devoraron la defensa adelantada de Peter Bosz, una actitud, por cierto, suicida que asumía el entrenador holandés. Dejar a Bale y Cristiano ante dos defensas especialmente lentos, Papastathopoulos y Toprak, con muchísimos metros hasta la portería de Bürki dejaba el camino libre a la inventiva de los centrocampistas blancos y a la carrera de los dos monstruos. Modric y Bale inventaron primero, como hacían en los Spurs. Bale siguió creando después, en el segundo tiempo, para que Ronaldo prolongase su amor por esta competición. Y de nuevo Modric sacó toda su magia para cerrar el partido. Que apareciese Aubameyang era un mal menor, como en la política.

Ficha técnica

1 - Borussia Dortmund: Bürki; Piszczek, Papastathopoulos, Ömer Toprak, Toljan (Dahoud, m.60); Castro, Sahin (Weigl, m.60), Götze; Yarmolenko, Philipp y Aubameyang.

3 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Nacho; Modric (Ceballos, m.91), Casemiro, Kroos, Isco (Marco Asensio, m.75); Bale (Lucas Vázquez, m.85) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1, m.18: Bale. 0-2, m.49: Cristiano Ronaldo. 1-2, m.54: Aubameyang. 1-3, m.79: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Brjörn Kuipers (Holanda). Amonestó a Toprak (52) y Weigl (63) por el Dortmund; y a Bale (29), Carvajal (38) y Modric (39) por el Real Madrid.

Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda jornada de la Liga de Campeones, disputado en el Signal Iduna Park ante 81.000 espectadores. 

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios