El Camp Nou vivirá su propio referéndum con la visita de la Juventus
  1. Deportes
  2. Fútbol
complicado examen para el equipo de valverde

El Camp Nou vivirá su propio referéndum con la visita de la Juventus

El equipo de Valverde se estrena en una nueva edición de la Champions League recibiendo a la Juventus. Un equipo de primera categoría que pondrá a prueba el potencia del Barcelona

placeholder Foto: Messi celebra uno de los tres goles que le marcó al Espanyol. (EFE)
Messi celebra uno de los tres goles que le marcó al Espanyol. (EFE)

Mientras miles de personas se manifestaban el lunes por las calles de Barcelona, Ernesto Valverde contestaba con su naturalidad habitual a las preguntas de los periodistas. El técnico no sólo se ha quedado al margen de la situación política, sino que, sobre todo, ha sabido transmitir tranquilidad y aislar al equipo en un momento crucial para la institución en el que Josep María Bartomeu y su Junta están en entredicho. Este martes, con el primer partido de Champions League y la visita de la Juventus, se vivirá un nuevo referéndum en el Camp Nou acerca de la figura del presidente y de su gestión al frente de la entidad.

Es habitual que los encuentros de Champions sean ‘calientes’ en el estadio azulgrana. El conflicto por las banderas esteladas con la UEFA puso a la grada en pie de guerra. Un día después de la Diada es de esperar que en la noche del martes se vean más símbolos independentistas de lo que suele ser habitual en el Camp Nou, pero es que desde el sábado pasado ya quedó claro que la afición culé está especialmente reivindicativa esta temporada. Con el Madrid a cuatro puntos, un 5-0 en el marcador en un derbi, tres goles de Messi y el debut con asistencia incluida de Dembélé, en el último minuto de partido la mayoría de la grada coreó “Bartomeu dimisión”, lo que demostró que más allá de que entre o no la pelotita, el presidente ha perdido parte del favor de la grada y ante la Juventus se vivirá un nuevo capítulo.

placeholder Andrés Iniesta, durante el derbi catalán. (EFE)
Andrés Iniesta, durante el derbi catalán. (EFE)

Iniesta le dio la puntilla

Por si fuera poco, después de un verano desastroso, al presidente se le ocurrió calmar los ánimos y mandar un mensaje de optimismo asegurando en dos entrevistas a ‘Sport’ y ‘Mundo Deportivo’ que Messi estaba renovado y que con Iniesta existe un principio de acuerdo. Tras el rotundo ‘no’ del español cuando llegó a El Prat, se esperaban sus explicaciones después de que Bartomeu hablara con él personalmente. Y lo que se suponía que debía de servir para calmar los ánimos, terminó siendo justo lo contrario, porque Iniesta afirmó de nuevo que jamás será un problema para el club en el que se ha criado y triunfado, pero siguió desmintiendo al presidente: “Entiendo que cuando se habla de principio de acuerdo es que está todo hecho y no es así”.

El máximo dirigente ha tocado algo sagrado, a uno de los capitanes y jugadores más queridos del Barça, todo un símbolo, para utilizarlo en su beneficio justo ahora que el ambiente anda revuelto y hay en marcha una moción de censura, pero el propio jugador, con ánimos en principio de “aclarar las cosas”, las dejó tan, tan claras, que Bartomeu ha quedado como un mentiroso. Y las manifestaciones de Iniesta fueron después del derbi y de la bronca. Es decir, que esta noche, en Champions, volverá a haber quien se lo recuerde.

Como prueba de las turbulencias que vive el club, este lunes hubo otra señal. El presidente acudió en la Diada a realizar la tradicional ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova y publicó un tuit en su cuenta personal: “El Barça, siempre al lado del país. Disfrutando de la Diada. Visca el Barça y Visca Catalunya!”. Sólo había que echar un vistazo a las respuestas que recibió para darse cuenta de que ha crecido la animadversión hacia él. Y sí, son 'sólo' las redes sociales, pero el sábado pasado Benedito recibió casi 3.000 firmas a favor de la moción de censura y el estadio, con un 5-0, pidió su dimisión. Este martes se seguirán recogiendo firmas antes y después del encuentro.

placeholder Paulo Dybala celebra un gol marcado con la Juventus. (EFE)
Paulo Dybala celebra un gol marcado con la Juventus. (EFE)

El equipo, al margen

Y mientras Bartomeu y compañía tienen motivos para preocuparse, el equipo marcha por otra vía. Líder en la Liga, con nueve puntos, nueve goles a favor y ninguno en contra tiene, tras la fallida Supercopa ante el Madrid, el primer examen serio de la temporada frente a la Juventus. Las sensaciones son que el conjunto de Valverde crece cada partido que pasa, el buen comienzo en Liga ha insuflado confianza y si hay algún apuro, Messi está siempre ahí. Dembélé, que solo disputó 25 minutos en el derbi, podría empezar ya en el once porque, como resumió Valverde, “ahora ya es la competición la que manda”.

[Lea más noticias sobre fútbol]

Existen, además, ciertas ganas de revancha, lógicas después de que fuera la Juve la que apeara al Barça de la Champions la pasada campaña y aunque el equipo italiano llega con bajas —Chiellini, Mandzukic, Khedira, Howedes y Marchisio, además del sancionado Cuadrado—, el técnico extremeño advirtió que “la Juve siempre es un equipo temible”.

FC Barcelona Juventus FC Josep Maria Bartomeu Camp Nou Leo Messi Referéndum Nacionalismo
El redactor recomienda