el croata nunca entró por los ojos al argentino

Mandzukic, el arma que activó Allegri y el Cholo Simeone subestimó

El técnico de la Juventus ha acoplado al ariete por el costado izquierdo, donde está ofreciendo un excelente rendimiento. Un jugador que nunca gustó al entrenador del Atlético de Madrid

Foto: En la imagen, Mario Mandzukic y el Cholo Simeone. (EFE)
En la imagen, Mario Mandzukic y el Cholo Simeone. (EFE)

Cualquier deportista tiene alergia al banquillo, en su caso es mucho más que eso. Su fuerte carácter pasa a convertirse en irascible, no soporta estar alejado del rectángulo en el que se desarrolla la acción. En la Juventus ha encontrado todo aquello que no le dio el Atlético de Madrid, o que no supo buscar y encontrar. Mario Mandzukic es uno de los indiscutibles de Massimiliano Allegri en el equipo italiano, un técnico que le ha otorgado el protagonismo que jamás encontró con el Cholo Simeone. Mientras el italiano ha confiado en el croata, todo lo contrario pasó con el argentino, que nunca le miró con buenos ojos.

Ariete puro durante toda su carrera deportiva, el mérito de Allegri ha sido convencerlo de que por un costado puede rendir a un buen nivel, lo que lleva haciendo durante un tiempo. La llegada de Gonzalo Higuaín, pagado a precio de oro, colocaba al tanque en un muy complicado escenario, pero con el paso de los días, aceptó que debía ser en otro lado donde viviera, alejado del área, pero desarrollando un trabajo descomunal que su equipo agradece. Ha conseguido, sugestionado por su entrenador, que su papel en el rival del Real Madrid en la final de la Champions League sea fundamental.

La vida de Mario en el Atlético de Madrid se torció a las primeras de cambio. Llegó en 2014 para hacer olvidar la alargada figura de Diego Costa, pero en plena pretemporada, Simeone le puso la cruz. "Al míster no le gusta Mandzukic". La sentencia empezó a circular por todos los rincones del club cuando el equipo acumulaba kilómetros con vistas al inicio de la temporada oficial. El entrenador argentino torció el gesto cuando vio de cerca al gigante, trasladando de innmediato su gran preocupación a la dirigencia. No le convencía el futbolista recién llegado procedente del Bayern de Múnich.

Mandzukic y Fernando Torres. (Reuters)
Mandzukic y Fernando Torres. (Reuters)

Fernando Torres

¿Qué hacer? Tras meditar, pensar en soluciones, alternativas, la bombilla del cuerpo técnico se encendió. ¿Y fichar a Fernando Torres? Con el aterrizaje de Diego Costa en el Chelsea, el panorama no era el mejor para el de Fuenlabrada. Empezó a recibir mensajes el delantero, del Cholo y de alguno de sus asistentes. Le tantearon, le convencieron de que sería un jugador importante, un protagonista absoluto en el equipo. Y él, encantado de regresar a casa. Los números no cuadraron entonces y el futbolista acabó finalmente cedido, por dos temporadas, en el Milan.

Dio comienzo la temporada y Simeone seguía sin mirar con buenos ojos a Mandzukic, que poco a poco también empezaba a tener claro que no tenía mucho futuro en el Atlético de Madrid con un jefe que no confiaba en él. A medida que se acercaba el mercado de invierno, el sueño de recuperar a Fernando Torres crecía. No le iban bien las cosas en Italia y en cuanto todas las partes retomaron los contactos establecidos en verano, la operación quedó consumada. El mundo rojiblanco era pura felicidad, mientras Mandzukic rumiaba en silencio...

Mario Mandzukic es abrazado por Gonzalo Higuaín tras marcar un gol. (EFE)
Mario Mandzukic es abrazado por Gonzalo Higuaín tras marcar un gol. (EFE)

Nula empatía

Cuando vio el balcánico que las gradas del Vicente Calderón se llenaron hasta los topes para recibir a Fernando Torres, entendió que su cuenta atrás como jugador del Atlético de Madrid se había activado de manera definitiva. Nunca conectó Mario con el vestuario que lideraba el Cholo Simeone. Se comunicaba en inglés, lo justo, con unos pocos compañeros y poco más. Cuando tocaba acudir a un acto institucional, si aparecía era a regañadientes, no acudiendo a otros muchos. La situación se convirtió en insostenible, llegando el jugador, incluso, a marcharse del campo directo a casa sin esperar al final de algún partido en el que fue sustituido.

[Lea más noticias sobre fútbol]

La felicidad que no encontró al lado de Simeone, la ha hallado en Turín. Acaba ahora su segunda temporada en la Juventus, pero las dos partes están tan contentas que hace poco firmó el fornido futbolista un nuevo contrato hasta el año 2020. "Es uno de los símbolos de este equipo y lo será aún para mucho tiempo", de esta manera retrató la página web del club italiano a Mandzukic. Supo que el fichaje de Higuaín le taponaría el área, su espacio natural, pero supo adaptarse bien al nuevo rol que le encomendó Allegri. Encontró el estratega un arma inesperada que ha funcionado. La que no activó el Cholo...

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios