PREOCUPACIÓN POR LA MANERA DE PERDER

¿Se sintió pequeño el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu?

El hecho de que el Atlético deba remontar un 3-0 no es lo que más disgustó al club rojiblanco, sino la ausencia de la mentalidad necesaria para hacer frente a un partido como el de este martes

Foto: Koke, en la noche del martes en el Santiago Bernabéu. (Reuters)
Koke, en la noche del martes en el Santiago Bernabéu. (Reuters)

Simeone dice que quien no quiera jugar la vuelta lo diga”. Koke, soldado de su entrenador, manifestó este martes por la noche la intención de no tirar la toalla. El Cholo no se rinde ni debajo del agua, aunque esto a veces se entienda como un hecho más poético y romántico que algo cuerdo. Pero con mesura y elocuencia no se consigue ninguna épica, “que se lo digan al PSG”, recordó Koke cuando abandonaba el Santiago Bernabéu. El ejemplo lo tienen cerca, aunque el hecho de que el Atlético deba remontar un 3-0 no es lo que más disgustó al club rojiblanco tras la ida de estas semifinales de Champions, sino la ausencia de la mentalidad de otras ocasiones.

La primera misión de Simeone y el Mono Burgos es levantar una plantilla que quedó con el ánimo tocado. Tienen pie y medio fuera de la única competición con opciones de título, y con esta sensación llegó la plantilla colchonera a su casa. Desde arriba, la gente del club no lograba comprender por qué su Atlético de Madrid no entró en el partido. ¿Dónde estaban la garra, intensidad, fuerza, carácter y demás rasgos por los que este equipo es reconocido? Aparentó perder sus señas de identidad y este es el motivo que invita a la directiva a preguntarse cómo y por qué. Hay quien desprende algún complejo de inferioridad, aunque con la boca pequeña.

El 4-0 de hace dos años y un clavo ardiendo

“Lo intentaremos hasta el final”, concluyó el futbolista vallecano, que, para la próxima semana, tratará de hacerse grande en un centro del campo que este martes fue de color blanco. Hace dos años, el Atlético endosó un 4-0 al Real Madrid en Liga, “y con Ronaldo en el campo”, recordó Koke. Son episodios a los que agarrarse para creer y recuperar una moral que está tocada. Porque caer en el terreno del enemigo es algo que podía pasar, pero no de esta manera.

“No creo que sea imposible. Les digo a mis jugadores y a la gente que se puede. El fútbol es maravilloso porque tiene cosas inesperadas. Nos jugaremos hasta la última gota de opciones. Tengo sensación de tranquilidad. Más que nunca, seguro. Tranquilo, a pensar en el sábado y a intentar un imposible. Que como nos llamamos Atlético de Madrid, seguramente podamos ser capaces”. Simeone, en estado puro, ya ha empezado su arenga para recuperar a sus jugadores, a partir de ahí buscará no perder ni un minuto más la identidad de su equipo. Y sentirse como lo que es, un equipo grande de Europa.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios