con bajas en defensa, llama a un treintañero

Feldhahn, el futbolista de cuarta división que ha convocado Ancelotti ante el Madrid

El entrenador italiano tiene todavía las dudas de Hummels y Boateng, además de la baja de Javi Martínez, por lo que tuvo que llamar a un canterano de 30 años sin casi experiencia profesional

Foto: Nicolas Feldhahn, en un partido con el segundo equipo del Bayern. (Imago)
Nicolas Feldhahn, en un partido con el segundo equipo del Bayern. (Imago)

Todo futbolista quiere estar alguna vez en el Santiago Bernabéu. Incluso los que en el corazón tienen sangre azulgrana desean pisar el estadio del Real Madrid para saber dónde desean ganar. Para un futbolista de élite, las posibilidades de jugar en el corazón de Madrid son altas, ya que los blancos suelen acceder a los mejores jugadores del planeta y los rivales tienen opciones de jugar ahí vía competición europea. Sin embargo, los futbolistas que juegan en niveles inferiores se sienten unos afortunados cuando tienen la oportunidad de ir a jugar. En España eso ocurre en la tercera ronda de Copa del Rey de cada año, siempre hay un club que se lleva el 'Gordo' de jugar contra Madrid o Barça. Pero para un jugador alemán de 30 años que nunca ha estado entre los mejores, las opciones se reducen a hacer una visita al tour por el estadio.

Eso tenía que pensar Nicolas Feldhahn. ¿Que quién es? Normal que no hayan oído hablar de él jamás. Feldhahn es defensa central y tiene ficha con el equipo reserva del Bayern. Hasta ahí bien. Lo raro empieza cuando sabes que juega con los reservas teniendo 30 años, camino de los 31. Este muniqués llegó al Bayern durante el verano de 2015, cuando dejó el Osnabrück de la tercera división alemana. Quería estar cerca de casa y el club bávaro le dio la oportunidad. Es un fijo en las alineaciones, pero no por ello se contaba con que tuviera nunca una oportunidad con el primer equipo... en principio.

El Bayern viajó a Madrid con muy pocas opciones en defensa. Javi Martínez, expulsado en la ida, no puede jugar por sanción, mientras que Mats Hummels es baja prácticamente segura y Jérôme Boateng sigue con problemas físicos, por lo que a Ancelotti no le quedan centrales puros sanos. David Alaba jugará en el centro de la zaga y probablemente, si Hummels y Boateng no llegan, sea Joshua Kimmich, un centrocampista que con Guardiola ha jugado en prácticamente todas las posiciones del campo. Aun así, le siguen faltando repuestos por si hubiera algún tipo de percance extra.

Entonces, Ancelotti llamó a Feldhahn. La imagen en el viaje del Bayern a la capital de España era llamativa. Todos los miembros de la expedición lucían el traje oficial hecho a medida para este tipo de desplazamientos. Todos, menos uno. Feldhahn no tiene ese traje y se presentó con el chándal del club, por lo que destacaba claramente entre los bávaros. Con la ilusión de un niño, Feldhahn se sentó detrás de Kimmich y Mats Hummels, involuntariamente (o no), captó a su compañero en una imagen que subió a Twitter.

El entrenador del Bayern tiene bajo su supervisión la cantera muniquesa, pero las opciones que tiene de intervenir en el proceso son muy reducidas. La relación del Bayern con su propio 'vivaio', como llaman en Italia a la cantera, no es especialmente buena. Varios de sus jugadores estrella en los últimos años provenían del filial, como Lahm, Schweinsteiger, Hummels, Müller o Kroos, pero es muy habitual que tenga que ir a buscar el talento joven afuera, especialmente al Borussia Dortmund. Los dirigentes están deseosos de revertir esta situación y han creado planes de optimización de recursos y están implementando trabajos específicos para mejorar su cantera y producir en vez de comprar. Si bien 'Carletto' no tiene voto, sí tiene voz. Su relación con Karl-Heinz Rummenigge es excelente (se conocen desde que coincidieran ambos como jugadores en la Serie A) y la opinión del extécnico del Madrid es tenida muy en cuenta. Considera que aporta mucha experiencia y se confía en su vasto conocimiento futbolístico.

Feldhahn ya estuvo este fin de semana sentado en el banquillo del Bay Arena en el partido que el Bayern empató sin goles contra el Bayer Leverkusen, pero no llegó a debutar. Tampoco lo hizo en el anterior encuentro en el que estuvo convocado con el primer equipo, la Supercopa de Alemania que ganó el Bayern al Borussia Dortmund. Eso ocurrió un 14 de agosto, día del cumpleaños de Nicolas. No participó, no tenía casi ni por qué estar ahí, en el Westfallenstadion, pero sus compañeros le regalaron un momento único en su vida: ser el que ejerciera de capitán al levantar el trofeo. Pocos regalos de cumpleaños habrá disfrutado más.

Pero estar en el Bernabéu es otra cosa. En el partido más importante de la temporada de su club. "Para mí es un gran honor estar en el Bernabéu. Estoy deseando que llegue el momento y si se me necesita, estoy listo para jugar", dijo Feldhahn al diario alemán 'Bild'. Su mayor logro hasta entonces había sido participar en la 2.Bundesliga, la segunda categoría del fútbol alemán, en las filas del Unterhaching y del Erzgebirge Aue. Actualmente jugaba en la liga regional bávara, lo que sería la cuarta división (Tercera en España). En Múnich tenía la oportunidad de estar en casa y de avanzar en sus estudios de abogacía. Y de repente, al Bernabéu. Ya esté en el banquillo o en la grada, será un viaje que jamás olvidará.

Si nos centramos en la revancha, perdemos

Si para Feldhahn es especial estar en Madrid, imaginen para Ancelotti. Para el italiano es un placer visitar de nuevo en Madrid, ciudad que disfrutó como pocas en su carrera. Pero no le ha dado tiempo a disfrutar de lo mucho que le gusta la capital española. Tanto él como su familia sienten Madrid como su segunda casa, más que París o Londres, otras grandes urbes en las que han vivido. Tanto allí como aquí, Ancelotti ha dejado grandísimos amigos. Como dicen personas muy cercanas al preparador, todos los miembros del Real Madrid (menos Florentino, claro) le adoran. Su inteligencia emocional le ha hecho dejar un imborrable recuerdo en una enorme cantidad de personas de perfiles muy diversos. "Es un secuestrador emocional", dicen de él.

Estos dos días que estará por las calles madrileñas los dedicará única y exclusivamente a preparar la remontada. Por muy bonitos recuerdos que tenga de Madrid, donde ganó su tercera Copa de Europa, la Décima madridista, no tiene ni la más mínima intención de hacerle favores a su exequipo. No lo hace por borrar de su memoria esos últimos meses negativos en los que se olía su despido, sino porque es un competidor nato. Les dijo a sus jugadores claramente que, si se centraban en obtener una revancha (muchos de los suyos vivieron en sus carnes el 0-4 de hace dos años, con Ancelotti como verdugo), les saldría todo mal.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios