no sufrió en ningún momento

El Atlético se toma en serio el trámite y no tiene problemas para pasar a cuartos

Por cuarta temporada consecutiva, el club colchonero disputará los cuartos de final de la Champions después de aprovechar con solvencia el fantástico resultado obtenido en el encuentro de ida

Foto: No hubo goles, pero sí ocasiones en el Calderón. (EFE)
No hubo goles, pero sí ocasiones en el Calderón. (EFE)

Era un trámite, en principio, pero tal y como estaban transcurriendo las eliminatorias de esta Champions League, el Atlético bien hizo en tomarse en serio la vuelta contra el Leverkusen. No hubo ni un momento en el partido en que los rojiblancos sintieran un verdadero sufrimiento y, por tanto, en ningún instante hubo riesgo de que los alemanes pudieran darle la vuelta al fantástico resultado obtenido en la ida. No hubo goles, ni falta que hizo para que se viera en el Calderón un buen encuentro de fútbol, pese a que la emoción, en realidad, no hizo acto de presencia en los 90 minutos.

Tenía una opción el Cholo Simeone de tomarse este partido como una transición competitiva hasta el duelo más que fundamental para el club como es el de este fin de semana contra el Sevilla. Es decir, podía rotar, dar descanso a jugadores importantes del equipo, ya que algo muy extraño tenía que suceder para que el Bayer se clasificara para cuartos de final. Pero el argentino es consciente de que ese tipo de rotaciones transfieren un mensaje a los jugadores. No es solo una manera de no sobrecargar a la plantilla, sino también una forma de decir que ya está todo hecho y que no hay por qué preocuparse, que es casi un amistoso y van a jugar los meritorios. Jugaron casi los de siempre, menos Gabi y Filipe.

Y el Atleti no dio la impresión, en ningún instante, de sentir que no había mucho por hacer. Al contrario. Bien es cierto que no existía la obligación de marcar ningún gol para clasificarse, que con lo hecho en el Bay Arena era más que suficiente, aun con eso, el Atleti estuvo muy serio. Claro que en esa situación en la que no hay necesidad de atacar, el Atleti se siente muy cómodo. De hecho, hasta cierto punto, le libera, le quita la presión que a veces le agobia y le atasca. Porque sin una búsqueda constante de la meta de Bernd Leno, el arquero de la selección alemana fue el jugador más destacado de los suyos con alguna intervención sensacional que evitó una victoria colchonera.

Oblak, en una de sus grandes intervenciones. (EFE)
Oblak, en una de sus grandes intervenciones. (EFE)

Fue él quien evitó que Correa se fuera al banquillo con un tanto en su haber. No está siendo una buena temporada para el pequeño delantero argentino debido a su inconstancia en las alineaciones, pero cuando luce, es una maravilla. Su aplicación en el encuentro contrasta con la poquísima participación significativa que ofreció Yannick Carrasco, una vez más el jugador más intrascendente del Atlético. No lo fue Thomas Partey. El ghanés juega muy poco, pero nunca ha pasado desapercibido. Aporta muchísimo trabajo en la contención y gestiona bien la posesión del balón. Toma algunas decisiones erróneas, claro, es joven y todavía tiene recorrido por delante para mejorar aún más. Que el Cholo confiara en él para sustituir a Gabi es una señal de que sí, se fía de él.

Nadie en el Calderón se fue del partido con la sensación de que su equipo jugara mal, más bien al contrario. La cosa es que, pese a ello, el jugador más destacado, el que sobresalió sobre los demás, fue Jan Oblak. El Cholo lo volvió a poner en el campo poco después de que volviese de su lesión, es su líder defensivo, toda vez que Godín está en su peor momento como rojiblanco. Hizo justicia a la decisión de su entrenador y completó un encuentro soberbio con una triple intervención en el segundo tiempo digna de alabanza que evitó que se rompiera una racha increíble: desde el gol de Kaká con el Milan en la vuelta de octavos de 2014, el Atlético no ha recibido ningún gol en casa en una eliminatoria doble partido de Champions. A las finales no se llega por casualidad.

Ficha técnica

0 - Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko, Giménez, Godín, Lucas; Koke, Thomas, Saúl, Carrasco (Savic, m. 70); Griezmann y Correa (Gaitán, m. 65).

0 - Bayer Leverkusen: Leno; Hilbert, Jedvaj, Dragovic, Wendell; Baumgartlinger, Kampl; Bellarabi, Volland (Aranguiz, m. 87), Brandt (Bailey, m. 80); y 'Chicharito' (Mehmedi, m. 81).

Árbitro: Sergei Karasev (Rusia). Amonestó a los locales Giménez (m. 65) y Saúl (m. 89) y a los visitantes Jedvaj (m. 63) y Baumgartlinger (m. 69).

Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 55.000 espectadores. Lleno.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios