Casemiro, Carvajal, la pierna de Bale y el penalti de Juanfran: diez claves de la final
  1. Deportes
  2. Fútbol

Casemiro, Carvajal, la pierna de Bale y el penalti de Juanfran: diez claves de la final

Casemiro como concepto   Viajemos un momento en el tiempo. ¿Quién fue clave para que el Madrid ganara la Décima? Muchos dirán que Cristiano y sus 17 goles o

Foto: Real madrid vs atletico madrid
Real madrid vs atletico madrid

Casemiro como concepto

placeholder . Milan (Italy), 28 05 2016.- Atletico Madrid's Saul Niguez (L) in action against Real Madrid's Casemiro (R) during the UEFA Champions League final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza Stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA CHRISTIAN BRUNA
. Milan (Italy), 28 05 2016.- Atletico Madrid's Saul Niguez (L) in action against Real Madrid's Casemiro (R) during the UEFA Champions League final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza Stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA CHRISTIAN BRUNA

Viajemos un momento en el tiempo. ¿Quién fue clave para que el Madrid ganara la Décima? Muchos dirán que Cristiano y sus 17 goleso Ramos y sus tres goles entre la semifinal y la final. Pero si Casemiro no hubiese entrado en Dortmund, nada de eso habría importado. Este chico brasileño ha sido determinante en las dos Copas de Europa que ha ganado el Madrid. En Alemania dejó su impronta y dio muestras de su capacidad, pero en Milán se consagró como un mediocentro de clase mundial, un titular indiscutible en el futuro del equipo blanco.

La lesión de Carvajal

placeholder . Milan (Italy), 28 05 2016.- Real Madrid player Dani Carvajal reacts after being substituted during the UEFA Champions League Final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA PETER POWELL
. Milan (Italy), 28 05 2016.- Real Madrid player Dani Carvajal reacts after being substituted during the UEFA Champions League Final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA PETER POWELL

Cuando el Madrid fichó a Danilo, fueron pocos los que comprendieron el desembolso de 31 millones de euros por un jugador que tenía por delante a un canterano a pleno rendimiento. Como ya le pasara a Marcelo con Coentrao, Carvajal ha esperado su momento y demostrado que está por encima del fichaje caro. Es parte vital del equipo, un desahogo en la banda, un peligro constante en ataque y un defensa sobrio y contundente. Sin él, el Madrid se desarboló. Por ahí llegó el gol del empate. Pero tampoco desmerezcamos del todo al brasileño, que hizo una prórroga que superó las expectativas.

La cojera de Bale

placeholder . Milan (Italy), 28 05 2016.- Real Madrid's Gareth Bale stretches during the UEFA Champions League final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza Stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA ARMANDO BABANI
. Milan (Italy), 28 05 2016.- Real Madrid's Gareth Bale stretches during the UEFA Champions League final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza Stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA ARMANDO BABANI

Sobrecogía ver a Bale en la prórroga. Se hizo daño en el muslo al final del partidoy,a partir de entonces, sus movimientos fueron los mínimos posibles. A cada pelota parada, el galés aprovechaba para irse al suelo, a estirar todo lo que pudiera y más. Tras el triple pitido de Clattenburg al término de los 90 minutos, el recuperador madridista partiiódesde el banquillo a la carrera para ayudar a Bale a seguir en el campo. No quedaban cambios desde muy pronto, y Bale tuvo que aguantar hasta la tanda. Se había dejado el físico en el campo, sobre todo en una primera parte primorosa en la que lideró al Real Madrid en todos los sentidos. Después, cojo aún, se aproximó parsimonioso al punto de penalti y, sin vacilaciones, batió a Oblak. Resistió y ganó.

Ramos y su amor con las finales

placeholder Soccer Football - Atletico Madrid v Real Madrid - UEFA Champions League Final - San Siro Stadium, Milan, Italy - 28 5 16 Real Madrid's Sergio Ramos celebrates scoring during the penalty shootout Reuters   Stefano Rellandini Livepic EDITORIAL USE ONLY.
Soccer Football - Atletico Madrid v Real Madrid - UEFA Champions League Final - San Siro Stadium, Milan, Italy - 28 5 16 Real Madrid's Sergio Ramos celebrates scoring during the penalty shootout Reuters Stefano Rellandini Livepic EDITORIAL USE ONLY.

Contando la Décima, el Madrid ha jugado cuatro finales a un partido, añadiendo a la de Lisboa la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes y la final de Milán. Y en tres de esos cuatro partidos, apareció Sergio Ramos para dar un gol al Real Madrid. Ramos, evidentemente, no es un goleador, pero tiene instinto de delantero. Desde que jugara en el Sevilla, intuye siempre antes que nadie dónde va a caer un balón colgado al área para ir a rematarlo. Y lo suele hacer, además, en momentos determinantes. Cierto es que el de San Siro nunca debió subir al marcador, porque el de Camas estaba en fuera de juego, pero ahora eso ya da igual, nadie lo va a cambiar. Ramos volvió a marcar en una final en el tiempo reglamentario, y en la tanda. Dudó si tirarlo de Panenka, como confirmó en la rueda de prensa posterior, pero esta vez no arriesgó, y eligió bien. Puede que no fuera el ‘Man of the Match’, como lo eligió la comisión técnica de la UEFA, pero sí que apareció cuando hacía falta.

Inconmensurable Gabi

placeholder GRA669. MILÁN (ITALIA), 28 05 2016.- Los jugadores del Atlético de Madrid Gabi Fernández (i) y Diego Godín tras perder la final de Liga de Campeones en la tanda de penaltis que disputaron hoy contra el Real Madrid en el estadio de San Siro, en Milán. EFE Ballesteros
GRA669. MILÁN (ITALIA), 28 05 2016.- Los jugadores del Atlético de Madrid Gabi Fernández (i) y Diego Godín tras perder la final de Liga de Campeones en la tanda de penaltis que disputaron hoy contra el Real Madrid en el estadio de San Siro, en Milán. EFE Ballesteros

Es difícil hacer más que Gabi y obtener menos reconocimiento. Cuando jugaba y capitaneaba al Real Zaragoza, su rendimiento pasaba desapercibido por ello de jugar en un equipo no perteneciente a la élite del fútbol español, pero ya entonces Gabi era un interior de corte recio y finura en el pase. Y de trabajo, de muchísimo trabajo. Gabi ha hecho todo lo que ha estado en su mano para llevar al Atlético de Madrid, a su Atlético de Madrid a ganar la Copa de Europa. Lo ha hecho en estos cinco años que lleva en el club desde que volvió, y más que nunca lo hizo en San Siro, con un despliegue físico y técnico sin parangón, y sin premio. Que llorara al final del partido era lo más normal. La rabia de haberlo dado todo y no conseguir nada era grande. Pero como les dijo luego el Cholo en el vestuario, "no lloréis, porque si habéis entregado todo lo que tienes, no hay de qué arrepentirse".

El penalti de Juanfran

placeholder Soccer Football - Atletico Madrid v Real Madrid - UEFA Champions League Final - San Siro Stadium, Milan, Italy - 28 5 16 Atletico Madrid's Juanfran looks dejected after missing during the penalty shootout Reuters   Stefano Rellandini Livepic EDITORIAL USE ONLY.
Soccer Football - Atletico Madrid v Real Madrid - UEFA Champions League Final - San Siro Stadium, Milan, Italy - 28 5 16 Atletico Madrid's Juanfran looks dejected after missing during the penalty shootout Reuters Stefano Rellandini Livepic EDITORIAL USE ONLY.

Cuando pasen los años, pocos se acordarán del partido que hizo Juanfran Torres en la final de la Champions de 2016. Sólo tendrán en la memoria que fue el que falló el penalti en la tanda. Y será injusto recordarle por eso. Sobre todo porque hace no demasiado, apenas unos meses, Juanfran se quitaba la camiseta en pleno éxtasis por clasificar al Atlético a cuartos de final con un lanzamiento desde los once metros. Un jugador que no está acostumbrado a lanzarlos, pero que, aun así, se postula para ello, sin miedo ante la presión, como pudo ser también el caso, más afortunado eso sí, de Lucas Vázquez. Puede que en su corazón, Juanfran aún sea madridista, pero quería más que nada en este mundo ganar la Champions con el Atlético, el club que se lo ha dado todo, donde ha vivido la plenitud de su carrera en una posición que no era la suya.

Carrasco tenía que entrar, y entró

placeholder . Milan (Italy), 28 05 2016.- Atletico Madrid's Yannick Carrasco celebrates after scoring the 1-1 equalizer during the UEFA Champions League final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza Stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA CHRISTIAN BRUNA
. Milan (Italy), 28 05 2016.- Atletico Madrid's Yannick Carrasco celebrates after scoring the 1-1 equalizer during the UEFA Champions League final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza Stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA CHRISTIAN BRUNA

El once del Atlético era el previsto. Finalmente, Godín impuso su criterio y Savic jugó a su lado en San Siro en vez de Giménez. Era la única duda real en la alineación de Simeone, porque se daba por hecho que jugaría Augusto Fernández, con el que había probado casi siempre durante las dos semanas de preparación. Pero cuando el Madrid se adelantó, el argentino sobraba. Sobraba porque con cuatro mediocentros el Atlético no sabe atacar una defensa cerrada, no porque a Augusto le estuviera superando la situación, ni mucho menos. Carrasco era muy necesario para atacar al Madrid por los costados, y no únicamente por los pasillos interiores que podía encontrar Koke hacia Griezmann o Torres. Y si a eso le sumas la lesión de Carvajal, Carrasco era básico, indispensable. Y fue determinante.

El paseo de Cristiano por San Siro

placeholder . Milan (Italy), 28 05 2016.- Real's Cristiano Ronaldo poses with the trophy after winning the UEFA Champions League Final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA DANIEL DAL ZENNARO
. Milan (Italy), 28 05 2016.- Real's Cristiano Ronaldo poses with the trophy after winning the UEFA Champions League Final between Real Madrid and Atletico Madrid at the Giuseppe Meazza stadium in Milan, Italy, 28 May 2016. (Liga de Campeones, Italia) EFE EPA DANIEL DAL ZENNARO

“No estaba lesionado, estaba perfecto”, dijo Zidane sobre Cristiano. No fue así, en realidad. Perfecto no estaba. Sus carreras en velocidad se pudieron contar con los dedos de una mano, se desentendió rápidamente del juego colectivo del equipo y acabó la prórroga necesitando constantes atenciones de los recuperadores del Madrid. A Cristiano se le exige por lo que es, sin más. Se le exige que en los más grandes partidos saque a ese grandísimo jugador que es, en vez de hacerlo contra equipos de la parte baja de la clasificación de Liga. Era en San Siro donde Cristiano debía cerrar una temporada de altibajos, en la que uno que no es Messi le ha robado la Bota de Oro. Y lo hizo, pero no como todos esperábamos. Lo hizo con un penalti, el último, el quinto, el más decisivo por lo general, si tienes oportunidad de lanzarlo. Cristiano dijo que se había visualizado lanzando ese penalti y transformándolo. Su visión se hizo realidad, la expectativa del público, por el contrario, no.

Sin Oblak no había tanda

placeholder GRA526. MILÁN (ITALIA), 28 05 2016.- El entrenador del Atlético de Madrid, el esloveno Jan Oblak, durante el partido frente al Real Madrid de la final de Liga de Campeones que se disputa hoy en el estadio de San Siro, en Milán. EFE Ballesteros
GRA526. MILÁN (ITALIA), 28 05 2016.- El entrenador del Atlético de Madrid, el esloveno Jan Oblak, durante el partido frente al Real Madrid de la final de Liga de Campeones que se disputa hoy en el estadio de San Siro, en Milán. EFE Ballesteros

Se hablaba durante los días previos a la final de los números de Keylor Navas en esta Champions League, la primera que juega como titular, y con todo merecimiento, oiga. Encajar sólo dos goles en once partidos era una locura. Pero Jan Oblak no tiene mucho que envidiar, el título y poco más. Porque si no llega a ser por él, el Madrid no habría necesitado de los penaltis para ganar la Undécima, sino que lo habría resuelto mucho antes. En la tribuna de prensa se decía: “Se las encuentra todas”. Pero para encontrárselas todas, para tener ese imán que atrae todos los balones, hay que estar en el lugar correcto, posicionarse inteligentemente entre los palos para que las pelotas vayan a él. No es casualidad que frenase a Casemiro, Benzema y Lucas Vázquez. Lo hizo porque es un portero impresionante.

Zidane y sus cambios

placeholder Soccer Football - Atletico Madrid v Real Madrid - UEFA Champions League Final - Madrid, Spain - 29 5 16 Real Madrid's coach Zinedine Zidane celebrates at Cibeles square after winning the UEFA Champions League  REUTERS Susana Vera
Soccer Football - Atletico Madrid v Real Madrid - UEFA Champions League Final - Madrid, Spain - 29 5 16 Real Madrid's coach Zinedine Zidane celebrates at Cibeles square after winning the UEFA Champions League REUTERS Susana Vera

Cuando un partido de esta altísima alcurnia lo vas ganando por un único gol de diferencia, la historia dice que los cambios se deben reservar para los últimos minutos, al menos uno de ellos, por lo que pueda pasar y, sobre todo, para perder tiempo. Zidane tuvo que hacer una sustitución obligada por la lesión de Carvajal, pero hizo su último relevo en el minuto 77, cuando todavía quedaba por delante un cuarto de hora, contando el añadido. A los dos minutos, Carrasco le rompió los esquemas y al rato, a Bale se le rompió todo. Quizó a Kroos cuando estaba organizando los contraataques con inteligencia y a Benzema porque no se atrevía a quitar a Cristiano. Pero esto es lo que tiene el fútbol, que yerras, pero aun así, puedes acertar.

Final Champions League Champions League Real Madrid Atlético de Madrid Dani Carvajal Gareth Bale Casemiro Juanfran Torres Zinédine Zidane Diego Simeone
El redactor recomienda