del bosque, ancelotti y zidane sí la ganaron

La Champions está en el ADN del Madrid, pero no con técnicos como Mourinho

Lo del ADN lo dijo Florentino, que suma tres Ligas de Campeones en su doble mandato como presidente del Madrid, aunque en los tres casos con técnicos "tranquilos", que diría Cristiano

Foto: Cristiano y Zidane se abrazan tras ganar la final de Milán. (EFE)
Cristiano y Zidane se abrazan tras ganar la final de Milán. (EFE)

Con la conquistada este sábado en Milán, por segunda vez ante el Atlético y nunca con tanto sufrimiento, Florentino Pérez suma ya tres Champions League en su particular palmarés como presidente del Real Madrid. Curiosamente, el mismo número de Ligas y una Copa del Rey menos, es decir, una hegemonía mayor en Europa que en España, donde manda el FC Barcelona. Claro que, como el mismo Florentino reconoció con el subidón de San Siro, "la Champions está en nuestro ADN, es la más importante y la que te da más importancia en el mundo”.

Parece evidente que la prioridad del máximo dirigente del Real Madrid está en la Liga de Campeones, sobre todo si el doblete Liga y Copa lo gana el Barça, en realidad su único rival para ganar estos títulos, con permiso de un Atlético que se ha ganado el derecho a tenerle en cuenta en Europa y, por tanto, también en las competiciones domésticas. Eso sí, después de varapalos como los de Lisboa hace dos años y el de Milán hace dos días, es normal que al Atleti, y concretamente a su ideólogo, el Cholo Simeone, les hayan entrado las primeras dudas. Todo lo contrario que ocurre en el Real Madrid, donde la Undécima lo justifica todo.    

[Florentino quiso 'empaquetar' a Zidane al Marsella antes de que fichara a Míchel]

Del Bosque, con la Copa de Europa.
Del Bosque, con la Copa de Europa.

Pero más allá de ese ADN Champions y de que el escudo del Real Madrid tiene un peso especial en la Copa de Europa, una competición que domina abrumadoramente con 11 trofeos, por siete del Milan y cinco de Liverpool, Bayern y Barça, hay un dato que merece la pena destacar de la era Florentino. Los tres entrenadores con los que el Madrid ha ganado la Champions bajo su mandato son Vicente del Bosque (Glasgow 2002), Carlo Ancelotti (Lisboa 2014) y el novato Zinédine Zidane (Milán 2016).

Tres técnicos con mayores o menores conocimientos o más o menos capacitados desde el punto de vista táctico, pero con dos cosas en común. La primera, su buena relación con los futbolistas, al fin y al cabo los grandes protagonistas y principales responsables de los éxitos y de los fracasos de cualquier equipo. Y la segunda, su buena relación con los medios de comunicación, sin ruedas de prensa convertidas en campo de batalla, con la sonrisa siempre en la boca sea cual sea la pregunta y una educación que facilita no solo el trabajo a todos, sino que también quita presión al vestuario.

[Y Florentino se abrazó a Zidane, su salvavidas para evitar otro año en blanco]

"Ancelotti y Zidane son personas tranquilas y positivas, que son las que me gustan a mí", dijo un eufórico Cristiano Ronaldo aún sobre el césped de San Siro, en clara referencia a la destitución del italiano y, cómo no, al paso de su paisano José Mourinho por el Bernabéu, con quien el Madrid tuvo todo menos tranquilidad y vivió momentos en los que todo era negativo. El mensaje del portugués al presidente volvió a ser claro. Como lo fue después de ganar la Décima en Lisboa, donde precisamente Zidane era el segundo de Ancelotti, aunque la siguiente temporada el francés pasó a dirigir el Castilla y le sustituyó Fernando Hierro.

Cristiano, que ya negocia su renovación y con el decisivo penalti de Milán está llamado a retirarse de blanco, avala la continuidad de Zizou, con quien no solo bromeó en el descanso de la prórroga y se fundió en un abrazo tras lograr la victoria, sino al que incluso dedicó esta. Tras la destitución de Ancelotti llegó Rafa Benítez, otro 'sargento de hierro' que prácticamente desde el primer día no encajó en el vestuario. Antes que el italiano estuvo Mourinho, que ganó una Liga y una Copa, pero no pudo ni siquiera clasificarse para una final de la Champions.

Carlo Ancelotti, con la décima Copa de Europa del Real Madrid. (EFE)
Carlo Ancelotti, con la décima Copa de Europa del Real Madrid. (EFE)

Vanderlei Luxemburgo, entrenador del Real Madrid entre diciembre de 2004 y diciembre de 2005 y actualmente en el Tianjin Songjiang chino, aseguró recientemente que una de las claves para que el equipo funcionara con Zidane era que "Cristiano entienda que no es el entrenador. Zidane era un líder en el vestuario cuando era jugador, así que Cristiano debe saber que ahora habrá una persona con liderazgo y conocimiento allí". Sin embargo, la complicidad entre el portugués y su entrenador fue absoluta, como antes con Ancelotti. El brasileño apuntó también a la responsabilidad de Florentino: "Debe dar más confianza a los entrenadores".

Mourinho, retratado en el United

Jose Mourinho firma una camiseta del Manchesrter United, su nuevo club. (Reuters)
Jose Mourinho firma una camiseta del Manchesrter United, su nuevo club. (Reuters)

Y mientras el Real Madrid levantaba su undécima Copa de Europa, el anteriormente mencionado José Mourinho cerró su acuerdo para entrenar al Manchester United, que 'solo' tiene tres y la próxima temporada ni siquiera disputará la máxima competición continental. “Creo que prefiero olvidar los últimos tres años”, dijo el portugués al canal de televisión del 'ManU'. “Prefiero enfocarme en el gigantesco club que tengo en mis manos ahora. El United tiene un romanticismo y una mística que ningún club puede igualar”, añadió el portugués, idolatrado por una parte del madridismo, que quizá debería empezar a reflexionar sobre quién era el verdadero madridista disfrazado del que precisamente tanto le gustaba hablar a Mou.   

[El United comunicó a sus jugadores en la fiesta de la FA Cup la llegada de Mourinho]

El exentrenador de Oporto, Chelsea, Inter y Real Madrid, que fue despedido por el club londinense en diciembre tras su segundo periodo en Stamford Bridge, fue tanteado por Florentino para regresar al club madrileño. Sin embargo, Zidane fue el elegido para sustituir a Benítez y su continuidad después de levantar la Undécima está más que asegurada. “Creo que llega en el momento justo de mi carrera, porque el Manchester United es uno de esos clubes en los que uno realmente debe de estar preparado”, dijo Mourinho, un entrenador que, a diferencia de Del Bosque, Ancelotti y Zidane, no pudo lograr con el Real Madrid la Copa de Europa, una competición que, como dice Florentino, está en el ADN del club, aunque no con entrenadores como Mourinho o Benítez, quienes en cambio sí han ganado esta competición con Oporto e Inter y Liverpool, respectivamente.   

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios