el doble mandato de pérez, filón para los culés

El Madrid ganó 6 Copas de Europa con Bernabéu y el Barcelona lleva 4 con Florentino

En la Ciudad Condal quieren que Pérez sea muchos años presidente del Madrid. ¿Por qué? Porque piensan que el Barcelona seguirá haciendo tripletes y ganando la Copa de Europa en color

Foto: Santiago Bernabéu
Santiago Bernabéu

La idea de Gabriel Hanod, editor del diario francés L'Equipe, de crear la Copa de Europa la acogió Santiago Bernabéu con un gran entusiasmo. El 2 de abril de 1955, tras una reunión en el hotel Ambassador de París a la que asistieron los representantes principales de los clubes europeos, Bernabéu fue nombrado vicepresidente del Comité Ejecutivo por su capacidad de liderazgo. Nacía un torneo europeo cuyas imágenes iban a ser en blanco y negro. Una competición en la que el Real Madrid llegó a ser leyenda mundial.

En el primer lustro de la Copa de Europa (1956-1960), la supremacía del equipo blanco resultó majestuosa. Ganó cinco títulos consecutivos que le llevaron a ser calificado como pentacampeón del Viejo Continente. El primer trofeo lo levantó en el Parque de los Príncipes de París tras derrotar al Stade de Reims por un apretado 4-3. El segundo lo celebró en Chamartín después de ganar a la Fiorentina por 2-0. Y el tercero, en un duelo apoteósico ante el Milan. Un gol de Gento en la prórroga dio la victoria a los madridistas por 3-2. 

En la cuarta final, el Madrid se deshizo con cierta facilidad de nuevo del Stade de Reims, que perdió por 2-0. Y en la quinta apabulló al Eintracht de Fráncfort por 7-3, con cuatro goles de Puskas y tres de Di Stéfano. La más bella y apasionante final en la historia de la Copa de Europa. La renovación generacional que hizo Miguel Muñoz fructificó con el sexto trofeo europeo en 1966. Tuvieron que pasar ¡32 años! para que el Real Madrid consiguiera la Séptima, con un solitario gol de Mijatovic. Antes, en 1992, el Barcelona lograba su anhelada ambición: llevar a sus vitrinas la Orejona. En el antiguo Wembley ganó a la Sampdoria con un gol de Koeman en la prórroga

Con la llegada del nuevo siglo, las tornas se cambiaron. El equipo azulgrana maravilló a propios y extraños con un fútbol tan majestuoso que culminaba alzando trofeo nacionales e internacionales. En 2002, el Madrid coronó su centenario con un solo título: la novena Copa de Europa. Cuatro años después, el Barcelona conseguía su segundo entorchado europeo. Fue en la temporada 2005-06, una de las campañas más convulsas en la historia del Real Madrid.

Santiago Bernabéu, tras un accidente que sufrió
Santiago Bernabéu, tras un accidente que sufrió

Florentino reconoció que era un tapón para el club

Los hechos acaecieron el 27 de febrero de 2006. Aquel día, a las ocho de la tarde, Florentino Pérez, ante cerca de un centenar de periodistas, anunciaba su dimisión con estas palabras: "Dejo la presidencia del Madrid. Algunos jugadores estaban confundidos; quizás los he malcriado y maleducado, pero el error principal ha sido mío. Yo soy un tapón que es necesario quitar porque el club necesita un revulsivo. En este momento yo creo que no soy la persona adecuada para producir este nuevo impulso y, además, mi salida podría ser un revulsivo para que el equipo acabe mejor la temporada".

La inesperada e incompresible dimisión del presidente creó un ambiente turbulento en la entidad. Antes de acudir a la sala de prensa, Florentino mantuvo una breve reunión con su Junta Directiva. Hablando del tema con uno de los dirigentes que asistió a la improvisada asamblea, me comentó: "Florentino Pérez entró en la sala de juntas como si hubiera venido andando a pasos agigantados. Nada más hacer acto de presencia nos fue dando la mano a todos los directivos. Llegó muy serio y, tras el frío y rápido saludo, se sentó en el sillón que presidía todas las juntas y se limitó a decirnos: 'Os voy a leer la misma carta que dentro de unos minutos haré con la prensa. Creo que Fernando Martín es la persona idónea para sustituirme, porque para ser presidente del Madrid hay que tener mucho dinero".

"Lo más curioso de aquella corta reunión -añadió- fue que algunos de los directivos intentamos llamar por teléfono, pero nos dimos cuenta de que, en la sala de juntas, se habían puesto unos inhibidores para evitar que alguien filtrase lo que allí iba a suceder; es decir, que Florentino Pérez dejara la entidad sin rumbo y que, una vez más, menospreciara a la Junta Directiva".

A continuación, agregó: "En aquella confusa y urgente convocatoria, Enrique Sánchez, uno de los directivos que más adulaba al presidente, dijo: 'Florentino lleva razón en lo que nos ha dicho: la persona que quiera ser presidente del Madrid tiene que tener mucho dinero. Además, hay que agradecer la generosidad y valentía que ha tenido por haber tomado una decisión tan durísima para él'. Tras escucharle, otro miembro de la junta le respondió: 'Perdona, Enrique. No sé dónde ves la valentía de este señor. Se marcha sin habernos anticipado lo que iba a hacer y, además, ha nombrado a dedo a Fernando Martín para que ejerza de presidente, directivo al que nadie de nosotros hemos elegido y, por ello, no tiene el reconocimiento de la Junta Directiva'”.

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Fernando Martín no aceptó ser manipulado

Finalmente, nuestro interlocutor afirmó: "Florentino eligió al señor Martín porque pensaba que era la persona idónea para manejarle como un títere en su provisional mandato. Aunque el señor Pérez dejó de ser presidente del Madrid de una forma tan absurda, siguió moviendo los hilos del club desde su despacho de ACS. Sus pretensiones no eran otras que Fernando Martín le obedeciese en las órdenes y sugerencias que le hacía personalmente o llamándole por teléfono. Como Fernando no aceptó ser manipulado, llegó un momento en el que, tras convocar a la Junta Directiva, nos aseguró que no podía aguantar más las consignas del señor Pérez y se marchó dando un portazo. Luis Montejano, fiel amigo de Florentino, ejerció de presidente en funciones hasta los comicios presidenciales de 2006".

En los años 2009 y 2011, el Barcelona inscribía en su palmarés dos nuevas Copas de Europa. Las dos al ganar en la final al Manchester United. El Madrid volvió a coronarse campeón al lograr la Décima ante el Atlético de Madrid en Lisboa el pasado año. En el minuto 90, con la exigua ventaja de los rojiblancos tras el gol de Godín, la cara de Florentino era todo un poema. Tres minutos después, el milagroso tanto de Sergio Ramos le convirtió en un forofo más. Olvidándose del protocolo del palco de honor, el señor Pérez, como impulsado por un resorte, salió corriendo para abrazarse con su amigo José María Aznar. Luego, ya saben, en la prórroga el conjunto blanco (4-1) doblegó al rojiblanco.

En una de sus muchas declaraciones, el técnico argentino César Luis Menotti manifestó: "El problema no es que los presidentes echen a los entrenadores; el problema es que no saben para qué les contratan". La frase le va como anillo al dedo a Florentino Pérez. En sus doce años de mandato, Rafa Benítez será su décimo entrenador. En esa docena de temporadas, el Madrid ha logrado 12 títulos de 36 posibles. Me refiero a los más prestigiosos: Liga, Champions League y Copa del Rey. Me dicen que en la Ciudad Condal quieren que Florentino sea muchos años presidente del Madrid. ¿Por qué? Porque piensan que el Barcelona seguirá haciendo tripletes y ganando la Copa de Europa en color

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios