Y al undécimo día, el mejor Real Madrid despertó… y con él, Cristiano
  1. Deportes
  2. Fútbol
0-2 ANTE EL SCHALKE PARA SENTENCIAR

Y al undécimo día, el mejor Real Madrid despertó… y con él, Cristiano

Ante el Schalke (0-2), ha sido el mejor partido del Real Madrid en 2015; desplegaron un juego dominante que recordó al que practicaba asiduamente cuando plasmó el récord de 22 victorias

Foto:

El de este miércoles en Alemania ha sido el mejor partido del Real Madrid en 2015. Undécimo choque en este año para los de Carlo Ancelotti en el que desplegaron un juego dominante que recordó al que practicaba asiduamente cuando plasmó el récord de 22 victorias. Objetivos cumplidos ante el Schalke 04: “Jugar bien”, como pidió el técnico italiano en la previa, poner pie y medio en los cuartos de final de la Champions League con el 0-2 logrado, y devolver “el gol” a Cristiano Ronaldo, quien iguala el récord anotador europeo de Raúl y Messi con 76 tantos. (Marcelo, por cierto, fue el autor del segundo con un bellísimo zapatazo desde fuera del área).

Escasos ‘peros’ se le pueden poner al Madrid de este miércoles en el Veltins Arena. Si acaso algún fallo puntual y sin consecuencias... Serio en defensa, ágil en el centro del campo y alegre en ataque. No fue el 1-6 del pasado año, pero la sensación con la que sale el equipo de Alemania sí que es parecida. Ahora bien, dominando en todas las facetas al Schalke, ¿es un buen termómetro el conjunto alemán, cuarto de la Bundesliga, para medir la mejoría del Madrid? En principio, así debería ser…

Al contrario que los últimos partidos, el Real Madrid no se vio sometido a una bofetada inicial o a una presión que obligara a Iker Casillas a actuar. De hecho, la primera y única parada que debió realizar el mostoleño llegó en el minuto 24, alargando sus brazos para desviar un pelotazo de Huntelaar desde fuera del área. Esa llegada, un tiro al larguero de Neustadter en el 74 y algún córner o centro sin remate local, fueron los únicos acercamientos que la defensa liderada por Pepe debió corregir. El portugués, por cierto, ‘aterrizó’ de su ausencia como si nada. Vuelve a demostrar que no requiere de una adaptación al ritmo de competición (ayuda que sea defensa).

¿Qué motivó la aceleración del Madrid?

El ataque blanco, este miércoles rosa, estuvo más animado de lo normal. ¿Fue el rival, la competición, el propio Madrid? Junto al encuentro del Espanyol y -en menor medida- el de Getafe, el equipo de Ancelotti disfrutó en Gelsenkirchen del ataque más constante, despierto y vivo de este 2015… aunque tardó un rato en llegar, precisamente tras el aviso de Huntelaar.

Un minuto más tarde de la parada de Casillas, un estupendo pase de Carvajal con la zurda -desde la derecha- posibilita un certero cabezazo de Cristiano que, libre de marca, rompe su ‘sequía’ de tres partidos sin anotar, igualando a Raúl y Messi como reyes del gol en Europa. El desparpajo en ataque no terminó ahí ya que en el 30, el joven de 19 años, Wellenreuther, desbarata el 2-0 de Benzema, y hace lo mismo en el 38 con Ronaldo, cuando éste recibió un pase lejano y medido de Kroos que dejaba al luso escorado a la derecha para intentar el pase o el tiro. El meta debutante en Champions, descarado, se arriesgó y se llevó la pelota. Cuatro minutos antes, Wellenreuther -el más activo de su equipo- también paró un disparo de falta de Ronaldo.

Los ataques de los jugadores de rosa llegaban por banda con los laterales, pases largos, de falta, entre líneas… y también a través de una típica cabalgada de Bale que terminó con un pase a Ronaldo sin premio final. Este Madrid se empezaba a parecer a aquel de las 22 victorias. Pero, ¿es fiable el termómetro de un mermado cuarto clasificado en la Bundesliga? El Schalke arrancó con las bajas de Fahrmann, Farfán y Draxler, meta y estrellas del equipo respectivamente, además de Goretzka y Kolasinac a los que se unió Huntelaar , sustituido por lesión en la primera parte.

Las ideas claras, por fin, en ataque

Tras el descanso, la superioridad terminó de imponerse y el Madrid empezó a dibujar toques, jugadas, contragolpes -según procediese- y a aparentar que las ideas las tenía claras, sensación prácticamente inédita en el presente año. Quizás, dentro de estas combinaciones, destaca la del minuto 71 entre (un formidable) Isco y Bale que termina con taconazo del galés y disparo del malagueño desviado por centímetros.

Y, entonces, llegó el fabuloso gol. Cristiano se zafa de dos contrarios por la izquierda, pasa a Marcelo que, desde la frontal, pone la pelota en la escuadra contraria cuando el reloj marcaba el minuto 79. El brasileño lo celebró con un abrazo a Ancelotti y el marcador hacía justicia con lo visto en el terreno de juego.Próxima parada Elche, con los deberes prácticamente hechos en Europa. La vuelta frente al Schalke en casa será el 10 de marzo.

Ficha técnica

Schalke 04: Wellenreuther; Uchida, Höwedes, Matip, Nastasic, Aogo; Neustädter (Kirchhoff, min. 57); Höger (Meyer, min. 79), Boateng; Choupo-Moting y Huntelaar (Platte, min. 33).

Real Madrid: Casillas; Carvajal (Arbeloa, min. 82), Pepe, Varane, Marcelo; Lucas Silva, Kroos, Isco (Illarramendi, min. 85); Bale, Benzema (Chicharito, min. 78) y Cristiano.

Goles: 0-1, min. 26: Cristiano; 0-2, min. 79: Marcelo.

Árbitro: Martin Atkinson (Inglaterra). Mostró cartulina amarilla a Kroos (min. 9) por parte del Real Madrid y a Boateng (min. 34), Neustädter (min. 46) y Kirchhoff (min. 63) por parte del Schalke.

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Veltins Arena de Gelsenkirchen ante unos 61.000 espectadores.

Schalke 04 Lucas Silva Real Madrid Champions League Marcelo Cristiano Ronaldo
El redactor recomienda