Roberto y el Atlético, una historia de promesas incumplidas y ¿venganza?
  1. Deportes
  2. Fútbol
FASE DE GRUPOS DE LA CHAMPIONS LEAGUE

Roberto y el Atlético, una historia de promesas incumplidas y ¿venganza?

El Atlético recibe a Olympiacos (20:45 - Canal+ Liga de Campeones), el único equipo que les ha derrotado en Europa y que está liderado por Roberto, exrojiblanco

Foto: Roberto celebra la victoria de Olympiacos ante el Atlético en Atenas (AP).
Roberto celebra la victoria de Olympiacos ante el Atlético en Atenas (AP).

“Es un partido trascendental”. Las palabras de Godín son las del vestuario del Atlético de Madrid que este miércoles (20:45 – Canal Plus Liga de Campeones) se verá las caras con Olympiacos, el único equipo que les ha derrotado en la presente edición de la Champions League. Aquel partido marcó un cambio de rumbo para los de Simeone en Europa, pero tres jornadas después la igualdad se ha adueñado del Grupo A. Esperar a la última jornada para certificar el pase a octavos no es una opción que entre en los planes de los rojiblancos. Sin perder de vista el derbi que se disputará en la dirección de los banquillos entre el Cholo y Míchel, los focos se centran en uno de los principales culpables de la derrota europea del Atlético: Roberto vuelve a la que fue su casa, sin ganas de venganza como él mismo afirma, pero teniendo en cuenta lo que está en juego y la historia reciente…

El Atlético de Madrid está a una victoria de certificar su pase a los octavos de la Champions y de hacerlo como primero del Grupo A para evitar a los, en teoría, equipos fuertes que formarán parte de los bombos europeos. Es más, si la Juventus perdiese en Suecia, con un empate le bastaría. Teniendo en cuenta la condición de subcampeón del equipo dirigido por Simeone y los 3,5 millones que irían directos a las arcas rojiblancas, desde el Calderón señalan los octavos como el objetivo mínimo que deben alcanzar esta temporada. El problema radica en la igualdad reinante en el Grupo A y las múltiples combinaciones que se dan en él. Hasta el momento, el Atlético depende de sí mismo aunque Godín advirtió que no se fían “de nadie y menos en la Champions”.

No es para menos si tenemos en cuenta que en frente estará el equipo que mejor le ha jugado al Atlético y el único que ha conseguido derrotarle en Europa esta temporada. Desde el vestuario, la contienda ante Olympiacos se considera como una final que deben ganar para no jugarse la clasificación en la última jornada en su visita a Turín. “Es un partido trascendental, nos jugamos poder clasificar y hacerlo primeros, que es lo que queremos. Eso pasa por ganar el miércoles”, se encargó de recordar Godín. Y es que la distancia de tres puntos que separa al Atlético de griegos e italianos se antoja insuficiente. El uruguayo dejó claro que saben “a lo que jugamos, sabemos al equipo que nos enfrentamos, que nos ganó en Grecia”.

Precisamente, después de aquel resultado (3-2) cosechado en El Pireo, el Atlético ha logrado todos los puntos posibles y ha mantenido su portería a cero en Europa. A pesar de que la derrota ante Olympiacos flota en el ambiente, el conjunto rojiblanco tiene a su favor el factor campo. Acostumbrados a escuchar que los feudos griegos son comparados con el infierno, el verdadero averno con el que se encontrarán Míchel y compañía será con un Calderón que, desde hace año y medio, no sabe qué es perder. Una cifra que se ve reforzada con los seis últimos partidos que el Atlético ha jugado como local en todas las competiciones y que ha resuelto con victorias.

Aclaradas las cuentas rojiblancas, el Atlético no puede perder de vistas las de su rival. Olympiacos dejará de depender de sí mismo si pierde en el Calderón y la Juventus puntúa en su visita a Malmö. “Si queremos seguir adelante, debemos conseguir puntos de ventaja por todos los medios”. Estas palabras corresponden a Roberto, portero del conjunto griego, ex del Atlético y uno de los principales artífices de la derrota rojiblanca. Un resultado que el portero madrileño no considera una venganza porque se trata de “un club al que tengo en mi corazón. Me hizo lo que soy hoy en día; es el lugar donde crecí y aprendí los valores del fútbol, la posición de portero y la profesión”. Lo cierto es que Roberto sólo tiene buenas palabras para un Atlético que le vio nacer como futbolista, pero no hay que olvidar la situación de Olympiacos y la historia reciente de promesas incumplidas.

La historia del portero y del club rojiblanco se divide en dos etapas. La primera duró quince años y su gran oportunidad llegó en 2005 cuando una plaga de lesiones (hasta cuatro porteros estaban baja) le llevó a defender los tres palos del primer equipo que alternaría con los del filial. Precisamente una lesión sería la que causaría su salida del Vicente Calderón sin haber conquistado la que había sido su casa: De Gea fue su sustituto y el final de la historia es de sobra conocido. Tras un periplo que le llevó a pasar por las filas de Gimnástic, Recreativo, Real Zaragoza y Benfica, hace un par de años el Atlético se hizo con sus servicios dando inicio a la segunda parte de la historia.

Roberto estaba preparado para triunfar en la que había sido su casa, se había preparado para ello y el fin de la cesión de Courtois le daba una oportunidad que llegaba en bandeja de plata. El problema es que el belga amplió su estancia en la orilla del Manzanares y el Atlético puso precio de salida a Roberto, que cogió un avión rumbo a Atenas para triunfar. Las promesas rojiblancas nunca llegaron a buen puerto a pesar de la buena disposición del guardameta madrileño que, esta temporada, llegó a plantearse cobrar menos con tal de llevar el escudo del Atlético en el pecho. Una vez más, en el Calderón se decantaron por otros nombres (Oblak y Miguel Ángel Moyá) entre los que no estaba el suyo. Y por mucho que despeja la palabra venganza como hace cuando está bajo palos, el fútbol es pura competición y el partido de esta noche se antoja como el escenario perfecto para demostrar lo que pudo ser y no fue.

Alineaciones probables

Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Giménez, Godín, Ansaldi; Tiago o Mario, Gabi; Raúl García, Koke, Arda Turan; y Mandzukic.

Olympiacos: Roberto, Elabdellaoui, Masuaku, Botía, Abidal, N'Dinga, Milivojevic, Kasami, Afellay, Domínguez y Mitroglou.

Árbitro: Wolfgang Stark (Alemania).

Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 20.45.

Champions League