Al Madrid le basta con un gol de Benzema para ganar a un Liverpool acomplejado
  1. Deportes
  2. Fútbol
los blancos ya están en octavos de la champions

Al Madrid le basta con un gol de Benzema para ganar a un Liverpool acomplejado

Los blancos ganan con la ley del mínimo esfuerzo y se clasifican matemáticamente para octavos. Cristiano, a un gol de Raúl en la Champions, se quedó sin marcar

Foto:

Clasificado para octavos a falta de dos jornadas,virtualmente como primero de grupo, el Real Madrid ganó a un acomplejadoLiverpool con la ley del mínimo esfuerzo. Le bastó conungol de Benzema para derrotar a un rival que enarboló la bandera blanca desde antes inclusode empezar el partidoy que sólo cuando vio que el resultado no era el que se temía,amagócon arriarla.Se quedó sin marcar Cristiano, a un gol de igualar los 71 en Champions de Raúl, lo cual también se ha convertido ennoticia. El portugués lo intentó, pero noerasu noche.

El 0-3 de Anfield acabó con los malos resultados del Madrid ante el Liverpool y, de paso, dejó clara la superioridad de los blancos.Ancelotti apeló a la lógica y empezó con Bale en el banquillo, por lo queIsco mantuvo su titularidad y sólo Arbeloa y Varane fueron novedades con respecto a Granada, en el casodel lateral por la bajade Carvajal. Sin Khedira e Illarramendi, lesionados en los pocos minutos que salieronen Los Cármenes, el italiano no tuvo ni siquiera la opción de dosificar a Kroos o Modric. Tampocohizo falta, pues ambos pudieron hacerlosobre el terreno de juego, pues el partido tampoco les exigió demasiado, al menos hasta la entrada de Bale y el consiguiente cambio de dibujo.

Por su parte,Brendan Rodgers dejó claro cómo afrontaba el partido del Bernabéu al dejar fuera de su onceinicial hasta a seis titulares. A saber:Johnson, Henderson, Gerrard, Coutinho, Sterling y Balotelli.La decisión del técnico de los Reds podía interpretarse de varias maneras.Desde que tirabael partido antes de jugarlo a que sequitabapresión y, sobre todo, se la quitabaa sus jugadores.Lineker lo tuvo claro y acusó en su cuenta de Twitter a Rodgers de "tirarla toalla". Lo cierto es que, adiferencia del partido de Anfield y a pesar de jugar con un buen puñado de suplentes, el Liverpool salió con una mejor disposición ysin conceder tantos espacios al Madrid. Eso sí, sin apenas pasar de medio campo.

A los tres minutos James ya puso a prueba a Mignolet, que desvió como pudo el balón a córner,pero no fue hasta cerca de la media hora de partidocuando Benzema ganó al espalda a la defensa del Liverpool, especialmente a Kolo Touré, y aprovechó el centro de Marcelo para marcar el 1-0. El francés, pichichi del Real Madrid en lo que va de Champions,igualóa Ibrahimovic con 41 golesy se mete entre los diez máximos goleadores en la historia de la Liga de Campeones. Un buen dato para un delantero al que siempre se le ha puesto bajo sospecha cuando no marca y 'sólo' juega para el equipo.

Huérfano de goles sin Luis Suárez y con muchos fichajes que no han hecho olvidar la marcha deluruguayo,el Liverpool es un equipo menor. Vulgarizado en laPremier, tan sólo unos meses después de haber aspirado a ganarla,y acomplejado en Europa, donde hace tiempo que no hace honor a su historia. Desde que el balón echó a rodar, los Reds no pudieron ocultar elmiedo escénico que les producíael Bernabéu y lo mucho que les imponeel Real Madrid.

El 1-0 con el que se llegó al descanso pareció contentar a todos. Nofaltó el 'You'll never walk alone'(Nunca caminarás solo)al inicio de la segunda parte, interpretado por los siempre bulliciosos e incondicionaleshinchas del Liverpool. Falta le hacíanlos ánimos a su equipo, que de hecho se animó y por fin se acercó a la portería de un inédito Casillas. Sólo fueron cosquillas.

A la hora de partido, Ancelotti dio entrada a Bale, pero no lo hizo en lugar de Isco, sino de James. De este modo, el Real Madrid pasó de jugar un 4-4-2 a un claro 4-3-3, con el galés y Cristiano abiertos a banda, y causal, que no casualmente,los blancosempezarona tener menos el balón. A ello también contribuyó queRodgers movió banquillo y metió a Gerrard y Sterling, por Leiva y Markovic, respectivamente, y un poco más tarde a Coutinho por Can.En vista de lo ajustado del resultado y que el Madrid estaba menos junto, elLiverpool perdió el miedo y se estiró, aunque sin crear peligro.

Nacho por Arbeloa y Chicharito por un ovacionado Benzema fueron los cambios de Ancelotti, aunque para entonces el partido ya no tenía historia. Salvo Cristiano, que se quedó con las ganas de marcar después de hacerlo de manera consecutiva en doce partidos, todos se fueron a casa contentos. Los blancos, por la victoria y la clasificación matemática para octavos. Los Reds, porque sólo perdieron 1-0. Triste, pero real.

Ficha técnica:

1 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa (Nacho, m.83), Varane, Ramos, Marcelo; James (Bale, m.62), Kroos, Modric, Isco; Cristiano y Benzema (Chicharito Hernández, m.88).

0 - Liverpool: Mignolet; Manquillo, Skrtel, Touré, Alberto Moreno; Lucas (Gerrard, m.69), Emre Can (Coutinho, m.75); Joe Allen, Markovic (Sterling, m.69), Lallana y Borini

Gol: 1-0, m.27: Benzema

Árbitro: Viktor Kassai (HUN). Mostró tarjeta amarilla a Skrtel, a James Rodríguez, Sergio Ramos, Marcelo y Alberto Moreno.

Incidencias: encuentro correspondiente a la cuarta jornada del Grupo B de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 80.000 espectadores.

Liverpool FC Santiago Bernabéu Champions League Cristiano Ronaldo
El redactor recomienda