ida de la previa ante el nápoles (20.45)

El Athletic, ante el sueño de meterse en Champions y conseguir un saco de millones

Los de Ernesto Valverde disputan este martes (20.45) la ida de la previa de Champions. Además de la gloria deportiva, en juego está un buen pellizco

Foto: Iker Muniain despedido por aficionados del Athletic antes de partir rumbo a Nápoles.
Iker Muniain despedido por aficionados del Athletic antes de partir rumbo a Nápoles.

Verano del 1998. En la previa de la Liga de Campeones, el Athletic de Bilbao pierde en la capital Georgia (2-1) ante el Dinamo de Tiflis. Sin embargo, en la vuelta disputada en el viejo San Mamés, un solitario tanto de Joseba  Etxeberria certificaba el billete de los rojiblancos para disputar la fase de grupos de la máxima competición continental por primera vez en su historia. 16 años después, el cuadro bilbaíno encara este martes (20:45) en San Paolo la ida de la fase previa de la Champions ante el Nápoles. Una eliminatoria que, en pleno mes de agosto, supone uno de los compromisos más importantes del curso para el equipo vasco. Más allá del prestigio deportivo, en juego está un buen pellizco económico.

Porque salir victoriosos del envite ante los italianos dotaría de  más ingresos a las arcas del club que ganar la Europa League. A los 2,1 millones de euros por superar la ronda previa, por el simple hecho de participar en la fase de grupos, los clubes se embolsan 8,6 millones de euros. Además, por cada victoria en los seis partidos garantizados de esta primera parte de la competición, los clubes obtienen un millón de euros, y la mitad, 500.000, por cada empate. Concluida la primera fase del torneo, los equipos clasificados para los octavos de final se llevan 3,5 millones de euros. Cifra que aumenta  hasta los 3,9 si se pasa a cuartos y alcanza los 4,9 para cada uno de los cuatro semifinalistas. Los dos finalistas se reparten 17 millones: 10,5 para el campeón y 6,5 para el que se quede con cara de tonto contemplando como su rival alza la orejona. En el año de la ansiada Décima, el Real Madrid se llevó la friolera de 57 millones de euros, 36 por cuestiones meramente deportivas y otros 21 ‘kilos’ en concepto de aspectos comerciales y derechos audiovisuales.

El año pasado, la UEFA ingresó 1.340 millones de euros por contratos de televisión y otras operaciones publicitarias. De ellos, 910,3 millones están destinados a repartir entre los equipos participantes en la competición. El 55% de esta cifra (500,7 millones) se emplea en satisfacer los logros deportivos arriba detallados. El resto se dedica al ‘market pool’, una parte variable ligada a los derechos de televisión pagados por el país en cuestión. Como los contratos televisivos son plurianuales y el actual seguirá vigente hasta la finalización de la próxima campaña, podemos concluir que la cantidad prevista para el ‘market pool’ de la temporada 2014/2015 se mantendrá en el 45% de los ingresos en favor de los equipos: en total, 409,6 millones de euros.

Números que se alejan mucho de los que ofrece la Europa League, el consuelo que aguarda al perdedor del envite. El pasado curso, los clubes que formaron parte de la Europa League se repartieron un total de 209.000.000 euros. Para  estrechar más las diferencias económicas entre las dos grandes competiciones de clubes organizadas por la UEFA, basta decir que el Sevilla, vigente campeón, se embolsó un total de 14.612.120 euros por el título logrado en Turín ante el Benfica. Detrás de los hispalenses figura el Olympique de Lyon (10.164.561 euros). El Valencia, que cayó en semifinales ante el equipo andaluz, sumó un total de 8.212.749 euros. Por su parte, el Real Betis acumuló 5.295.343 euros después de caer eliminado en los cuartos de final. La Juventus, que fue apeada en semifinales, alcanzó los 7.025.115 euros. Entre los que menos recibieron fueron el Shakhtar Donetsk (232.434 euros), el Ajax de Amsterdam (380.931 euros) o el Viktoria Plzen (609.126 euros).

En el caso del Athletic, las nuevas vías de ingreso que suponen jugar competición europea se unen a una política de austeridad que emana de la propia idiosincrasia del club. Como es sabido, en Lezama, la forma de entender la configuración de las plantillas condiciona y restringe las contrataciones de nuevos jugadores.  Este verano, el equipo bilbaíno sólo ha desembolsado un millón de euros para fichar a Borja Viguera, delantero, ex de la Real, procedente del Alavés. A principios del pasado mes de julio, se confirmaba la renovación de Iker Muniain hasta 2017, una gran noticia si tenemos en cuenta la marcha en los últimos dos años de Amorebieta y Fernando Llorente, los dos a coste cero, y Javi Martínez (40 millones) y Ander Herrera (36), piezas clave del Athletic finalista de la Europa League y de la Copa del Rey en 2012. Un dinero para invertir en el nuevo San Mamés y la prolífica cantera. “No hay que mirar solo hacia afuera porque hay jugadores como Aketxe, Arrizabalaga, Galarreta o Unai López, que se tendrán que fajar y hay que protegerles para que sean grandes jugadores", comentaba el presidente, Josu Urrutia. Y es ahí donde parece que el equipo va a seguir centrando todos sus esfuerzos.

Así las cosas, además del prestigio deportivo que supone estar entre los 32 mejores de Europa, el conjunto del ‘Txingurri’ Valverde tratará de encontrar la guinda a la destacada actuación de la temporada pasada. A excepción de la marcha de Ander Herrera, suplida por un Beñat que aspira, este año sí, a cumplir las expectativas, y de la participación de De Marcos en el lateral derecho en detrimento de Iraola, algo que ya probó Valverde en más de una ocasión, serán las únicas novedades destacadas en el once que se dejó ver en la última sesión del equipo antes de viajar a Italia. En contra, el ambiente hostil de un estadio que, a pesar de los 10 euros de las entradas que el club puso a disposición de la afición, apenas contará con la presencia de un millar de seguidores vascos en sus gradas. Todo lo contrario a lo que se espera en un vuelta que se disputará el próximo día 27, donde los socios, antiguos y nuevos (los ‘barria’), podrán disfrutar gratis del partido.

Enfrente estará un Nápoles, campeón de la Copa italiana y tercero en la Serie A, que llega dispuesto a repetir presencia en la máxima competición continental  y mejorar el papel del pasado curso, donde un triple empate en Fase de Grupos con Borussia y Arsenal les obligó a conformarse con la Europa League. Los de Rafa Benítez encaran la eliminatoria con todo su arsenal ofensivo. Higuaín, Callejón, Hamsik, Insigne, e incluso Michu desde el banco, están dispuestos para la batalla. En la medular, Inler, Gargano y el brasileño Jorginho. Atrás, Zúñiga, el defensa colombiano célebre por partirle una vértebra a Neymar en el pasado Mundial, y Albiol parecen fijos y la única duda en la zaga resideentre el charrúa Miguel Britos o el francés Ghoulam.

Alineaciones probables:

SSC Nápoles: Rafael; Zúñiga, Albiol, Ghoulam; Filho, Gökhan Inler, Gargano; Callejón, Hamsík, Insigne; e Higuaín.

Athletic Club: Iraizoz; De Marcos, Gurpegui, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Rico, Beñat; Susaeta, Aduriz y Muniain.

Árbitro: Jonas Eriksson.

Hora: 20:45 horas.

Estadio: San Paolo (Nápoles)

Champions
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios