La poca experiencia del vestuario blanco no fue obstáculo para besar la 'orejona'
  1. Deportes
  2. Fútbol
SÓLO 3 JUGADORES HABÍAN JUGADO ESTAS FINALES

La poca experiencia del vestuario blanco no fue obstáculo para besar la 'orejona'

Sólo tres jugadores del Real Madrid habían jugado finales europeas: Casillas, Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo. Pero lo blancos no pecaron de inexperiencia

Foto: Casillas y Zidane, tras lograr la novena (Imago).
Casillas y Zidane, tras lograr la novena (Imago).

Sólo tres jugadores del Real Madrid habían jugado finales europeas hasta este sábado. Iker Casillas, Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo ya habían saboreado en sus carnes lo que significaba ganar una Champions, pero el resto del vestuario ni si quiera había disputado una final Europea. Jugadores como Sergio Ramos, con un palmarés envidiable, o mediáticos como Gareth Bale, todavía no sabían lo que era jugar una final de este nivel. Quien sí sabía lo que se enfrentaba en este partido era Carlo Ancelotti.

El técnico italiano dirigió desde el banquillo su cuarta final europea. Antes ya había dirigido otras tres, todas en el banquillo del Milan. La primera se la llevó ante la Juventus, en la segunda cayó derrotado con el Liverpool y en la tercera se enfrentó de nuevo al Liverpool y se impuso con éxito. El Real Madrid supo ganarle la partida al conjunto rojiblanco, Ancelotti se llevó su tercera Champions después de una gran actuación de Di María, elegido mejor jugador de la final, y Cristiano Ronaldo pudo romper su maleficio en el Estadio da Luz.

El Real Madrid sufrió más de la cuenta ante el Atlético, pero el conjunto blanco supo reponerse y tras el gol del empate de Ramos fue el claro dominador del partido. Ancelotti fue el protagonista de un vestuario que vibró y que demostró que está unido. "Cuando llegué, le dije a Florentino que sabía que faltaba la Décima", aseguraba en la rueda de Prensa posterior al encuentro. El técnico italiano era consciente de ello desde que fichó por la entidad blanca y así se lo transmitió a un grupo de jugadores que, aunque inexpertos en estas finales, fueron capaces de superar las adversidades y darle la vuelta al choque.

La cruz de esta final fue para el Atlético de Madrid. El conjunto rojiblanco ha disputado cuatro finales europeas en los últimos cinco años y muchos de los jugadores de la actual plantilla ya habían estado en ellas. Hasta catorce futbolistas que conforman el vestuario actual ya sabían lo que era ganar una Europa League. Courtois, Godín, Filipe Luis, Juanfran, Miranda, Mario Suárez, Tiago, koke, Raúl García, Arda Turan, Cebolla, Gabi, Diego, Adrián ya habían alzado una Europa League. Casi los mismos, con alguna excepción también tenían en su palmarés una Supercopa de Europa.

El único jugador rojiblanco con experiencia en una final de Champions era David Villa. El delantero ya había jugado una final de Liga de Campeones con el Barcelona en 2011. En Wembley, el conjunto azulgrana se terminó llevando la ‘orejona’ ante el Manchester United. Los galones del asturiano y su amplio palmarés no fueron suficientes para que los rojiblancos se llevaran su primera Champions. Los de Simeone cierran el año con un título, la Liga, y con la conciencia muy tranquila después de haber conseguido ser el único equipo que ha sido capaz de romper con el dominio de Barcelona y Real Madrid.

Champions League Real Madrid Iker Casillas Xabi Alonso Lisboa La Más Leída Cristiano Ronaldo