Los 92 'kilos' de Gareth Bale sentenciaron otro título que encauzó Ángel Di María
  1. Deportes
  2. Fútbol
goles en las finales de Copa y Champions

Los 92 'kilos' de Gareth Bale sentenciaron otro título que encauzó Ángel Di María

El Real Madrid lo convirtió en el segundo jugador más caro de la historia para ganar títulos, y en dos finales ha marcado dos goles que dieron Copa y Champions

Foto: Gareth Bale se lanzó a la carrera para celebrar el 2-1 para el Real Madrid.
Gareth Bale se lanzó a la carrera para celebrar el 2-1 para el Real Madrid.

El Real Madrid convirtió a Gareth Bale en el segundo jugador más caro de la historia del fútbol. Muchos no lo entendían, otros lo veían normal, pero ganaba lo primero. Pocos creían que el galés tuviera el valor que desembolsó en forma de decenas de millones en las cuentas corrientes del Tottenham Hotspur. Había tenido una temporada espectacular en el 2012-13, es cierto, pero de ahí a que se quedase a apenas unos ‘kilos’ de superar a Cristiano Ronaldo como el más costoso resultaba extraño y casi exagerado.

Gareth Bale llegaba al Madrid para ganar los títulos que hasta ahora, a sus 24 años, no había conseguido en toda su carrera. Iba a ser, junto al propio Cristiano, el eje sobre el que tenía que girar el conjunto blanco en las tres competiciones durante los próximos años. Tenía que asumir buena parte de la responsabilidad que tenía en Londres y en su selección, pero a un nivel de exigencia muchísimo mayor. Ya no sirve con clasificarse a la Champions League… en el Real Madrid, Gareth Bale tenía que ganar la Champions League. Y vaya si lo ha hecho.

Para días como el de este sábado fichó Florentino a Bale. Para situaciones de máxima entrega y sacrificio, de esfuerzo y gloria, de agonía y triunfo. Se jugaba el conjunto de Ancelotti dos títulos en dos partidos terroríficos contra los más grandes rivales históricos, Barcelona y Atlético de Madrid, y en los dos el galés marcó el gol que daba el triunfo al conjunto merengue.

placeholder

El Miércoles Santo, Bale se marcó una carrera para el recuerdo en la que destrozó a Marc Bartra y a todo el barcelonismo para devolver la Copa del Rey al Madrid después de tres años. Un despliegue físico descomunal, al alcance de muy pocos jugadores de fútbol y a la altura deatletas de gran nivel, culminado con un toque sutil y elegante que se coló por las piernas de José Manuel Pinto. Él fue el que eliminó las esperanzas culés y permitió a Iker Casillas levantar el trofeo del Campeonato de España en la casa del Valencia.

Sufrió como casi todos para alcanzar su primera final de la Champions League. La primera suya y la de prácticamente todos los participantes en el Estádio da Luz. En su primer año, las obligaciones que se le iban a pedir, en principio, debían ser menores, puesto que todo gran jugador necesita un periodo de tiempo relativamente amplio para aclimatarse a la vida en otro país y a un nuevo club, y no a cualquier club, al Real Madrid, que de forma habitual es más una casa de líos que un equipo de fútbol. Pero Bale llegó, jugó y marcó.

Iker Casillas falló quizás por vez primera en su carrera en un gran encuentro. El gran capitán tendrá que agradecer primero a Sergio Ramos y después a Gareth Bale y el resto de goleadores remediaran su error. Pero el gol que virtualmente da la Décima al Real Madrid es el de Gareth Bale, el primero en una prórroga en la era Champions League. Ese salto hacia el balón rebotado de Courtois pasará a la posteridad madridista. Se suspendió como una ligera pluma en el aire lisboeta para rozar con suavidad el esférico y dirigirlo con mimo a la red. Ha marcado 22 goles en el Real Madrid… ninguno como los dos de los títulos.

placeholder

Pero su triunfo personal y, por lo tanto, madridista, no se vio reflejado en la concesión de la UEFA del premio al jugador más valioso del partido. Él remato a gol, pero el 90% de ese tanto es de Ángel di María. El Fideo se llevó el MVP de su primera final europea en buena parte por ese gran agujero que abrió en la exhausta defensa atlética, con un eslalon soberbio y eléctrico que el bueno de Courtois evitó que se convirtiera en gol. Pero a Bale le da igual, su gol guió al Madrid hacia la Décima.

Real Madrid Ángel Di María Gareth Bale Champions League Iker Casillas Cristiano Ronaldo Florentino Pérez Euroliga de Baloncesto
El redactor recomienda