FERRÁN SORIANO DIRIGE AL EQUIPO INGLÉS

Un Manchester City con dinero árabe, sello azulgrana y elegancia chilena

Capital de los Emiratos Árabes. Dirección deportiva chilena y gestión con denominación de origen catalán y vasco y pasado con claro sello azulgrana

Foto: Khaldoon al mubarak, presidente del City, junto a Ferrán Soriano y  Txiki Begiristain (Efe).
Khaldoon al mubarak, presidente del City, junto a Ferrán Soriano y Txiki Begiristain (Efe).

Capital de los Emiratos Árabes. Afición al más puro estilo inglés. Dirección deportiva chilena y gestión con denominación de origen catalán y vasco y con pasado azulgrana. Así es el Manchester City que mañana será el rival del Barcelona en los octavos de final de la Champions y que ve cómo su principal activo, que no es otro que el Kun Agüero, no estará en la ida de la eliminatoria. 

El Manchester City presume de tener la mejor y más saneada gestión de todos aquellos clubes europeos que han caído en manos de magnates, ya sean árabes o rusos. Mansour Bin Zayed Al Nahyan, propietario del club y hermano del presidente de los Emiratos, consiguió convencer a Ferrán Soriano para que se hiciera cargo de la gestión del equipo a la tercera tentativa. Los 'head hunters' señalaron a Soriano como el hombre perfecto. Aterrizó en septiembre, con gran parte de las decisiones estratégicas ya tomadas. La propuesta no consistía en dar el mejor acomodo posible al dinero que llegaba desde Abu Dabi, si no generar dinero y construir un club con sus recursos propios y capaces de sobrevivir al 'fair-play' financiero que entrará en vigor la próxima temporada.

El presidente Mansour confió su proyecto a la mano derecha de Joan Laporta, encargado de gestionar los últimos días de Spanair y amigo de Florentino Pérez por aquello de los negocios y de su pasado en la directiva del Barcelona. Incluso ahora se habla de él como de una posible alternativa electoral en la entidad azulgrana, algo complicado de entender en un futuro más o menos próximo por su implicación con el proyecto del City. Soriano poco a poco se ha ido rodeando de sus fieles, muchos de ellos con sello azulgrana en la frente. El primero fue Txiki Begiristain, jugador y director deportivo con Joan Laporta, que llegó con la idea de no copiar el modelo de club con el que había vivido en las dos últimas temporadas. No es el único ejecutivo que pisa el Etihad con pasado en el Barcelona.

Reducir el gasto del equipo, objetivo

El objetivo de Ferrán Soriano, desde su llegada, es adecuar el club a todos los parámetros marcados por la UEFA. Olvidar los cien millones que perdía por temporada y que Platini no va a consentir, ha sido el gran objetivo. Para ello, ha contado con grandes ventajas y son las tremendas ramificaciones de todas las empresas de Mansour Bin Zayed Al Nahyan y su muy noble familia. Conseguir cien millones de euros como ingresos no es sencillo, pero el CEO se ha apoyado en una hábil gestión y en las citadas empresas, que han conseguido elevar el dinero recaudado por un club sin excesivo peso fuera de la Premier.

Ese recelo a la hora de gastar dinero impuesta desde la llegada de Soriano, fue el principal motivo por el que Isco no pudiera fichar por el City cuando ya había dado la palabra a Manuel Pellegrini, detalle que el chileno no olvida. El Real Madrid se cruzó y ofreció más dinero por su fichaje y al jugador. "El dinero fue clave y por ese motivo Isco no es nuestro jugador. Le habría venido bien jugar con nosotros", ha declarado el entrenador chileno.

El equipo dirigido por Soriano ha buscado acuerdos comerciales de todo tipo, el primero y más importante ha sido el patrocinio de Etihad y que da nombre al estadio y a la camiseta. 70 millones de euros por temporada. Compañía aérea de los Emiratos, claro está. El resto de patrocinadores, muchos ellos radicados en Emiratos, multiplican los ingresos con acuerdos que llenan las arcas del City. Etisalat (telecomunicación), Aabar (petróleo), Hays (caza talentos ejecutivos), Forex (brokers de los Emiratos) están relacionadas con los Emiratos Árabes y ya aparecen en el cuadro de patrocinadores del equipo inglés.

Hacer desaparecer las cantidades pendientes de pago

El equipo que dirige Soriano junto a otros ejecutivos como Martin Edelman, Mohamed Al Mazrouei o John Macbeath, es el encargado de dar forma a todos los proyectos y cuadrar balances, esos que ahora mismo aparecen con déficit cero. Para esto último y para salvar la amenaza realizada desde la UEFA, han hecho desaparecer en el capital inmovilizado todas las cantidades pendientes de pago de los fichajes hechos en los últimos años. Con ese movimiento y con la mejora en los ingresos podrán salvar el primer envite de Michel Platini. El problema llegará para Mónaco y PSG principalmente, equipo este último que tiene sobre su cabeza la amenaza de no poder competir, lanzada por el propio presidente del máximo organismo del fútbol europeo.

La idea del CEO del City ha sido la de crecer exteriormente, 'comprar' una historia y tirón mediático y popular que tienen los vecinos del United y equipos como ArsenalChelsea, con años por delante en esa faceta. Soriano y el dueño del club sueñan con un equipo reconocible en todo el planeta, de ahí esa expansión a través de franquicias en Australia (Melbourne) y Estados Unidos (en el Bronx de Nueva York) y que buscan tapar la ausencia de palmarés y presencia más allá de las islas. Empresa complicada de amortizar y, sobre todo, de entender para el seguidor del fútbol inglés, tan tradicional él. El crecimiento habla de un Manchester City global, con una táctica agresiva para elevar la estatura de un club que como dicen los jugadores, 'es una maravilla en el día a día', pero que carece del historial de otros.

Además, el City busca talento en casa, creando la llamada 'The Academy', un proyecto que habla de dar forma a 400 jóvenes jugadores, incluyendo escuelas y 16 campos de fútbol, que generarán 155 puestos de trabajo temporales y otros 100 permanentes. La captación de talentos sigue siendo uno de los objetivos. El entonces cadete Pozo, procedente del Real Madrid, fue uno de los últimos niños llegados a la entidad inglesa. 700.000 euros por un chaval de 16 años tuvieron la culpa. Sin embargo, el gallego Denis Suárez he tomado el camino inverso fichando por el Barcelona

Champions
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios