Es noticia
Menú
"Lo tiene todo". Gabri Veiga, el pelotazo que da el dueño del Celta tras vetar a Denis Suárez
  1. Deportes
  2. Fútbol
una de las revelaciones de la liga

"Lo tiene todo". Gabri Veiga, el pelotazo que da el dueño del Celta tras vetar a Denis Suárez

Carlos Mouriño se mantiene firme en su decisión de impedir que Denis Suárez juegue los partidos y emerge la figura de Gabri Veiga, un canterano que tiene enamorado al celtismo

Foto: Gabri Veiga en una acción en el Metropolitano. (Efe/Juanjo Martín)
Gabri Veiga en una acción en el Metropolitano. (Efe/Juanjo Martín)

De la resignación del entrenador, Eduardo Coudet, y los aficionados por no poder utilizar y disfrutar a Denis Suárez se pasa a la irrupción de Gabri Veiga. Es la nueva perla de la cantera que regenera las ilusiones del celtismo y levanta una enorme expectación en Vigo. Es uno los jugadores revelaciones de la Liga. Esta noche tiene la posibilidad de jugar un partido grande en el Camp Nou contra el Barcelona.

Gabri Veiga fue titular, por primera vez en la temporada, hace una semana en un día complicado y fascinó. No estaba en el césped Iago Aspas, por unos problemas estomacales, y enfrente tenía al Betis. El partido lo resolvió Gabri Veiga con una acción maravillosa en el inicio del partido. Fue a la presión, recuperó la pelota, se marchó de dos rivales y lanzó un misil, desde más de 35 metros, para hacer un golazo. Es la confirmación de que Denis Suárez, en la grada, tiene relevo en otro chico de la cantera que va para ídolo y estrella del celtismo. Es el pelotazo que preparaba Carlos Mouriño tras vetar a Denis Suárez.

placeholder Carlos Mouriño, presidente y máximo accionista del Celta
Carlos Mouriño, presidente y máximo accionista del Celta

Gabriel Veiga Novas es la joya del club celeste que cumple con todos los requisitos que marca Carlos Mouriño en la gestión. Es un talento formado en la cantera que ha ido quemando etapas, con diversas apariciones en el primer equipo desde hace dos años y con el que se han volcado los técnicos para convertirlo en un futbolista completo. Se veía venir que era un chico diferente y superior al resto. Faltaba lo más importante. Para tener abiertas las puertas del primer equipo tenía que cambiar de agencia de representación. Estaba en la misma que Denis Suárez y esto era un problema para Carlos Mouriño. Una vez solucionado renovó hasta 2026 y le han despejado el camino, con Denis Suárez apartado, para asentarse en el primer equipo.

El niño que nació en el municipio pontevedrés de O Porriño, que jugaba con una calabaza como si fuera una pelota y dudaba entre el baloncesto y el fútbol, es la mejor noticia que recibe el celtismo en mucho tiempo. Tras unos meses turbulentos por el caso Santi Mina, que ha abandonado España para jugar en Arabia Saudí; el pulso del presidente con Denis Suárez o la venta de Brais Méndez a la Real Sociedad, la irrupción de Gabri Veiga es una inyección de optimismo. Con 18 años llamó la atención al entrenador del primer equipo, Óscar García. Le hizo debutar en el primer equipo contra el Valencia en Balaídos (19 de septiembre de 2020) y un mes después le dio una hora en la visita del Barcelona. Óscar García fue destituido y Eduardo Coudet, su sucesor, frenó al joven talento. Gabri Veiga bajó al filial y siguió progresando, formándose y destacando por la calidad y el despliegue físico. Esta temporada, con las necesidades de reforzar el equipo, Coudet ha dado más minutos al porriñés. Ha jugado en todos los partidos, hizo un gol contra el Atlético de Madrid en el Metropolitano y en el partido contra el Betis brilló como una estrella.

Cocinado por Onésimo

Onésimo Sánchez es el entrenador que ha estado trabajando con Gabri Veiga en el filial del Celta durante los tres últimos años. Formó parte del grupo de técnicos que pulió este talento gallego y lo ha 'cocinado a fuego lento' hasta ver todo el potencial que tiene para ser un futbolista que se va a convertir en referencia del Celta. Onésimo ha acabado su vinculación con el Celta. En esta charla con El Confidencial destaca el trabajo y las cualidades de Gabri Veiga: "Lo conozco muy bien y puedo decir que lo tiene todo. Es un centrocampista ofensivo y puede jugar en diferentes posiciones. Es polivalente. Tiene llegada al gol, ha jugado en la banda y de pivote. Futbolísticamente, tiene mucho criterio para jugar. En lo mental se ha trabajado mucho con él y tiene los pies en el suelo. Está centrado y bien rodeado. Hay que destacar el trabajo que hemos hecho estos años para que mejore sin balón. Y luego, físicamente, es un portento y maneja las dos piernas".

Foto: Monchi, director deportivo del Sevilla. (Efe/Alejandro García)

Si hubiera que buscar semejanzas con un futbolista de su perfil, Onésimo lo compara con el juego de Mikel Merino en la Real Sociedad o el que hacía el alemán Khedira: "Es un centrocampista llegador. Parece pasota, pero es un descarado. Tiene unas condiciones bárbaras porque es talentoso y un carácter que le ayuda a mejorar. Ha dado los pasos correctos para llegar al primer equipo. Subió pronto, luego bajó al filial, trabajamos mucho con él sin balón, cómo perfilarse, la presión, diferentes facetas y se ven los resultados. Para mí es un estilo Mikel Merino. También me viene a la cabeza Khedira".

Ha sido un proceso intenso y satisfactorio. Saber que tienes un talento diferencial en la cantera y conseguir perfeccionarlo para hacerlo competitivo es motivo de satisfacción para Onésimo: "A veces se adelantan los pasos excesivamente y lo que había que hacer con él era darle su poso. Antes iba muy a lo loco y le ganaban muy fácil. El fútbol son tantas cosas para llegar a la alta competición, que son importantes trabajarlas a fondo. Ahora ya lo tiene. La temporada pasada con el filial fue espectacular, pero sigue el proceso y no se le puede meter ya la presión de que sea el líder. Tiene unas condiciones muy buenas. Igual no es un 10 en nada, pero es un 7 en muchas cosas y a esto hay que sumarle que es polivalente. Esto en el fútbol de hoy es importante. Tiene mucho mérito lo que ha hecho por la capacidad de trabajo y la actitud que ha tenido para mejorar".

Foto: Vinícius protesta en una acción del partido contra Osasuna. (Reuters/Isabel Infantes)

Hay que seguir la pista de este joven talento del fútbol español, que estudia Periodismo, está enamorado del Celta y tiene entusiasmado al celtismo. "Soy un afortunado por estar en el club de mi vida", dice Gabri Veiga.

Carlos Mouriño, el todopoderoso presidente y máximo accionista del Celta, es el vencedor de un conflicto del que en Vigo ya poco se habla. El enfrentamiento con Denis Suárez, uno de los símbolos del equipo vigués y canterano sigue igual que en el inicio de la temporada. Denis Suárez está vetado por el presidente. Entrena con el equipo, pero solo hace los ejercicios físicos. Cuando llega la táctica tiene que apartarse. De esta manera, salva el incumplimiento laboral. Denis Suárez tiene prohibido ser uno más por el 'caso Bugarín'.

De la resignación del entrenador, Eduardo Coudet, y los aficionados por no poder utilizar y disfrutar a Denis Suárez se pasa a la irrupción de Gabri Veiga. Es la nueva perla de la cantera que regenera las ilusiones del celtismo y levanta una enorme expectación en Vigo. Es uno los jugadores revelaciones de la Liga. Esta noche tiene la posibilidad de jugar un partido grande en el Camp Nou contra el Barcelona.

Carlos Mouriño Iago Aspas
El redactor recomienda