Es noticia
Menú
Muerte, disparos y avalanchas: el fútbol argentino y el último episodio de la vergüenza
  1. Deportes
  2. Fútbol
OCURRIÓ EN EL GIMNASIA-BOCA

Muerte, disparos y avalanchas: el fútbol argentino y el último episodio de la vergüenza

Una vez más, la violencia se ha desatado en el fútbol argentino, donde aficionados y policía se enzarzaron en una lucha campal en las afueras del estadio que acabó con un fallecido

Foto: Aficionados huyendo del humo de las gradas. (Reuters/Jose Brusco)
Aficionados huyendo del humo de las gradas. (Reuters/Jose Brusco)

El fútbol argentino se ha vuelto a teñir de luto. El deporte, que siempre debe de ser una fiesta para unir a la gente y disfrutar, volvió a vivir un nuevo episodio luctuoso, una vez más, en Argentina. Todo comenzó algunos minutos antes del partido que enfrentaba a Gimnasia y Esgrima contra Boca Juniors. Según informan los medios locales, la situación empezó a irse de las manos cuando un numeroso grupo de aficionados comenzó a protestar por la imposibilidad de acceder al estadio.

Este hecho provocó que muchos aficionados comenzaran a quejarse en la calle, lo que provocó que las fuerzas de seguridad comenzaran a tomar posiciones. La violencia fue 'in crescendo' y, tal y como informa 'Diario Olé', todo explotó cuando un policía cargó contra una niña de 9 años. Este acto provocó la revuelta de los aficionados contra los agentes de seguridad, que respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos, lo que hizo insostenible la situación.

Foto: Jugadoras de EEUU celebran un gol. (EFE/Bryan Byerly Houston Dash)

Tanto que incluso el árbitro del choque, Hernán Mastrángelo, se vio obligado a parar el choque cuando solo se llevaban ocho minutos jugados, pues la violenta situación y los gases comenzaron a afectar a los jugadores y a los aficionados presentes en la grada. Tras cuarenta y cinco minutos con el partido detenido, se decidió suspender el encuentro, pues el caos ya era imparable, especialmente por la violencia desatada y por la nube de gases tóxicos.

Comenzaron a vivirse momentos dramáticos: avalanchas, gente huyendo mientras trataba de respirar, gente tirada por el suelo por los empujones y la falta de oxígeno y una policía que cargaba y disparaba bolas de goma para tratar de contener la situación. Los aficionados, tanto dentro como fuera del estadio, trataron de cubrirse la cara con su ropa, pero el caos comenzó a apoderarse tanto de los alrededores como de la grada del Juan Carmelo Zerillo.

Momento de la suspensión del partido.

La gente que ya estaba dentro del estadio, trató de bajar al césped para poder respirar, mientras los jugadores se encerraban en los vestuarios. En los alrededores, la situación era aún peor y las carreras descontroladas de los aficionados -muchos de ellos con niños y menores- hacían aumentar la tensión. César Regueiro, un hombre de 57 años y exjugador de las categorías inferiores de Gimnasia y en Villa San Carlos, falleció de un paro cardíaco mientras trataba de huir.

"Sentí una tristeza profunda, no puede ser que un evento deportivo termine así. No pude volver al campo de juego, pero en el vestuario tuvimos que atender a mucha gente, a la que le dimos agua. Había muchas personas con niños en los brazos y no lo pasamos nada bien", explicaba el colegiado Mastrángelo a los medios de comunicación al final del partido. "Nos tiraron vallas y cargaron contra nosotros", explican algunos aficionados también a 'Diario Olé'.

Los disturbios en los alrededores del estadio.

En lo deportivo, Atlético Tucumán es el líder del torneo con 44 puntos tras su triunfo del miércoles por 2-1 sobre Platense, mientras que Boca Juniors marcha en segundo puesto con 42 (y el partido aplazado) y Racing Club es tercero, con 41. Pero, por desgracia, la violencia se volvió a apoderar una vez más del fútbol argentino, con un nuevo muerto a sus espaldas. ¿Hasta cuándo va a durar la violencia en el deporte? Muerte, disparos y avalanchas volvieron a verse en un terreno de juego.

El fútbol argentino se ha vuelto a teñir de luto. El deporte, que siempre debe de ser una fiesta para unir a la gente y disfrutar, volvió a vivir un nuevo episodio luctuoso, una vez más, en Argentina. Todo comenzó algunos minutos antes del partido que enfrentaba a Gimnasia y Esgrima contra Boca Juniors. Según informan los medios locales, la situación empezó a irse de las manos cuando un numeroso grupo de aficionados comenzó a protestar por la imposibilidad de acceder al estadio.

Argentina
El redactor recomienda