Es noticia
Menú
Lo mejor y lo peor | El enfado de Ancelotti es por las siestecitas que se echa el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
se relaja y le golpean

Lo mejor y lo peor | El enfado de Ancelotti es por las siestecitas que se echa el Real Madrid

La asignatura pendiente del Real Madrid es mejorar la defensa. Ancelotti dio un toque al equipo en el descanso contra el Shakhtar por la relajación y la falta de concentración

Foto: Fede Valverde se lamenta en el partido contra el Shakhtar. (Reuters/Susana Vera)
Fede Valverde se lamenta en el partido contra el Shakhtar. (Reuters/Susana Vera)

La felicidad no es total en el Real Madrid. Borda el fútbol en la primera media hora contra el Shakhtar, se echa una siestecita tras el segundo gol, recibe un tanto y mete a los ucranianos en el partido. El rapapolvo de Ancelotti en el descanso tuvo que ser serio y no lo ocultó. El entrenador comentó que le dio un toque al equipo en el vestuario por la relajación que tuvo en el final de la primera parte. Detectó un problema de concentración y pide ser más compactos. Es una de las pegas que se le puede poner al campeón de Europa. Ha ganado diez de once partidos de la temporada, pero solo ha dejado la portería a cero en tres (Eintracht, Celtic y Leipzig). En la Liga ha recibido un gol en todos los encuentros.

Es algo que se repite esta temporada. El Real Madrid se echa una cabezadita cuando se ve superior y mete en el partido a los rivales. El primer enfado de Ancelotti fue en Cornellà. Contra el Espanyol marcó, estaba siendo superior y se relajó. Tuvo que remar para ganar el partido. Antes, en la primera jornada, contra el Almería, empezó perdiendo por un despiste de Rüdiger en el marcaje. Son demasiadas siestecitas, cabezaditas y pifias en un equipo que la temporada pasada hizo de la solidez defensiva una de las mejores armas para ser competitivo. En el derbi del Metropolitano, por recordar otro momento de apuro en un partido que tenía controlado, defendió mal un córner, por falta de comunicación de Courtois y Militao, y Mario Hermoso hizo gol. Más reciente está el gol de cabeza que marca Kike García en un centro sin oposición de Unai García. La asignatura pendiente del Real Madrid está siendo la falta de contundencia en defensa.

placeholder Vinícius celebra el gol ante el equipo ucraniano
Vinícius celebra el gol ante el equipo ucraniano

Lo mejor | El colmillo de Rodrygo

De lo mejor del partido contra el Shakhtar fue la posición de segundo delantero que ocupó Rodrygo. El joven brasileño hizo el primer tanto y dio la asistencia a Vinícius en el segundo. Rodrygo es un futbolista que sigue creciendo y se ha hecho titular en el ataque. En el derbi del Metropolitano, sin Benzema por lesión, también abrió el partido en una combinación precisa y contundente con Tchouaméni. Es el delantero que está sujetando al equipo en este periodo en el que Benzema ha estado de baja y le está costando volver a estar fino de cara al gol. Rodrygo tiene colmillo. La temporada pasada era uno de los primeros cambios de Ancelotti, lo utilizaba como revulsivo, funcionó de maravilla en la remontada contra el Manchester City en el Bernabéu y en esta ha dado el paso de ser determinante desde el inicio del partido.

Lo bueno | La regularidad de Vinícius

Vinícius hizo el segundo gol contra el Shakhtar y se pudo ir con un tres más al descanso si no es por las buenas intervenciones del portero Trubin. Está de dulce. Es el máximo goleador del equipo con 7 tantos, por delante de Benzema, Rodrygo y Fede Valverde con 4 cada uno. Lo de Vinícius es la confirmación de que tiene la ambición de convertirse en uno de los mejores futbolistas del mundo. Tras el gol contra los ucranianos se le vio pedir a los compañeros ir a por más tantos. Quería hacer sangre, buscaba la goleada. Es un síntoma de un futbolista hambriento. Hay un momento en la primera parte en la que se lleva la ovación del público con una genialidad en un regate en el que se va de dos rivales. Lo bueno de Vinícius es que mantiene la regularidad en su juego siendo una amenaza cuando encara y con la eficacia de los goles. En el Real Madrid es cada vez más frecuente que la mayoría de los ataques se vuelquen por el costado izquierdo para que Vinícius agite el juego. El brasileño gana más peso para ganar los partidos.

Foto: Amancio Amaro saluda a aficionados del Real Madrid. (EFE/Mariscal)

Lo normal | Fede Valverde, arrollador

El Real Madrid fue un equipo arrollador en la primera media hora contra el Shakthar, con un fútbol vertical, intenso y mucho ritmo. En esta propuesta ofensiva destaca la energía y fuerza de Fede Valverde. El uruguayo abarca mucho campo. Se movió a una altísima intensidad, es una apisonadora cuando corre hacia delante, rompe líneas y finaliza las jugadas con disparos desde fuera del área. En un partido en el que Modric estaba en el banquillo, a la espera de salir al campo si el juego era espeso, como sucedió contra el Mallorca, Ancelotti colocó a Fede Valverde en el centro del campo para ser un martillo con sus llegadas.

placeholder Benzema se lamenta en el partido contra el Shakhtar
Benzema se lamenta en el partido contra el Shakhtar

Lo malo | Benzema no encuentra el gol

A Benzema se le resiste el gol. Son dos partidos los que ha jugado desde el regreso de la lesión y no ha tenido puntería. Contra el Shakhtar tenía la oportunidad de desquitarse del fallo en el penalti contra Osasuna y no aprovechó una noche que apuntaba a goleada. A Benzema le va a costar coger el ritmo de antes de la lesión, pero compensa la falta de gol con el juego que genera y en la espléndida media hora contra los ucranianos dio un recital de cómo mover al equipo con rápidas combinaciones.

Lo peor | Sin noticias de Hazard

Ancelotti, a pesar del dominio y la cantidad de ocasiones, vio peligrar el partido y solo hizo dos cambios. Salió Camavinga por Tchouaméni y Marco Asensio por Rodrygo. El brasileño pidió el cambio al sentir unas molestias. Al equipo se le resistía el tercer tanto, el de la tranquilidad y tuvo algún apuro con las llegadas a cuenta gotas de los ucranianos. Era un partido controlado, pero raro, y el entrenador no quiso complicarlo con más cambios. Hazard, que calentó en la banda en el segundo tiempo, se quedó sin jugar y ya van cuatro partidos seguidos sin disputar ni un solo minuto (Leipzig, Atlético de Madrid, Osasuna y Shakhtar). Preocupante.

La felicidad no es total en el Real Madrid. Borda el fútbol en la primera media hora contra el Shakhtar, se echa una siestecita tras el segundo gol, recibe un tanto y mete a los ucranianos en el partido. El rapapolvo de Ancelotti en el descanso tuvo que ser serio y no lo ocultó. El entrenador comentó que le dio un toque al equipo en el vestuario por la relajación que tuvo en el final de la primera parte. Detectó un problema de concentración y pide ser más compactos. Es una de las pegas que se le puede poner al campeón de Europa. Ha ganado diez de once partidos de la temporada, pero solo ha dejado la portería a cero en tres (Eintracht, Celtic y Leipzig). En la Liga ha recibido un gol en todos los encuentros.

Rodrygo Karim Benzema Vinicius Junior
El redactor recomienda